Las piscinas de la Barceloneta, de Secun de la Rosa Una crónica de iniciación

Las piscinas de la Barceloneta, de Secun de la Rosa Una crónica de iniciación

“Las piscinas de la Barceloneta”, de Secun de la Rosa. Imagen Silove Media

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Las piscinas de la Barceloneta, de Secun de la Rosa es una función deliciosa de iniciación y renuncias para un joven de una barriada de inmigrantes, llegados a la ciudad Barcelona en busca de un futuro, pero de momento viven a extramuros.

A la ciudad de Barcelona el joven Sebastián tiene acceso por medio de las piscinas. El final del camino de tierra que separa y diferencia, su barriada con la ciudad, está custodiada por dos piscinas, y en ese punto se inicia un camino empedrado de lo que es la ciudad.

El autor nos presenta a Sebastián, como un hombre de mediana edad que, recuerda lo que significo para él, su salto de piscina en piscina hasta llegar a las de la Barceloneta, y en ellas a la de agua salada. Punto de reunión de los artistas del paralelo, transexuales, homosexuales, prostitutas, marineros -Sí ,así todo revuelto, y en el mismo saco-

Esta piscina le sirvió al joven para mirar la ciudad, por un periscopio de colores, en plena ebullición de la transición. La pieza se centra en 1977, apenas dos años después de la muerte de Franco, en que se oyeron con fuerza los gritos que demandaban amnistía, justicia social y libertad, resurgieron los movimientos anarquistas, los transexuales ponían colorido a las ramblas, apaleados por la policía e insultos del personal, de hecho la primera manifestación del orgullo gay, se celebró ese año en Barcelona, con una ensalada de palos importante.

La democracia estaba muy flaquita, y la represión inmisericorde muy reciente, por lo que cada impulso de libertad para Sebas, le acompañaba el testimonio terrorífico de alguna víctima de la homofobia institucional.

El recuerdo de Sebas es muy rico por lo mucho que le fascino el momento, está coloreado de lugares como el parque Güell y el Salón Dianal, donde los anarquistas celebraban sus jornadas libertarias. Los teatros del Paralelo, o las ramblas como escenario de nombres propios de leyenda, como Ocaña, Christa Leen, y un recuerdo muy hondo y especial para travestis y activistas inquebrantables contra la represión policial, pero que el S.I.D.A. se ensañó con ellos, primero tornándolos en piltrafas humanas, y después no dejando ni uno vivo.

Las piscinas de la Barceloneta, de Secun de la Rosa Imagen Silove Media

Las piscinas de la Barceloneta, de Secun de la Rosa Imagen Silove Media

Para Sebas ese fue su mundo de color, con estreno, debut y despedida. Un mundo que le concienció de la diferencia, de lo paletos que eran él, y su amiga Rita -una lesbiana valerosa-, que se desnucó en la atracción del pulpo de una feria, por hacerse el machito delante de su novia.

En la pieza se intuye que hay mucha parte de recreación personal. Aunque la fecha en la que se ubica la obra, el autor tenía apenas ocho años, pero nada acaba de golpe cuando pertenece al imaginario colectivo, podemos tomar como ejemplo a un sector del colectivo homesxual que, aunque se hayas dictado normas que les protegen, y puedan casarse el complejo de culpa impreso en su cabeza persiste.

En 1977 la democracia estaba muy flaquita, y la represión inmisericorde muy reciente, por lo que cada impulso de libertad para Sebas le acompañaba el testimonio terrorífico de alguna victima de la homofobia institucional, el S.I.D.A fue un arma represora mayor que el de cualquier estado, que devolvió y no permitió salir del armario a muchos homosexuales.

Por lo que desprende la obra, parece que lo anterior pesó, para que ese aspergeo de luz no se mantuviera, y situase a Sebastián en un lugar tan gris como discreto, desde el que nos habla.

Secun de la Rosa, se ha hecho cargo de escribir, dirigir e interpretar la obra, por lo que es difícil delimitar donde acaba un trabajo y donde comienza otro. Y más, cuando todo está tan bien medido, y no hay ni error, ni errata, ni exceso en alguno.

La humanidad del actor se la presta integra a Sebas, para que sea un personaje querible sin fisuras, a pesar de esos ojos tristes, que figuran en el cartel y reproduce en cada representación, una mirada reconocibles en muchos hombre, en cualquier lugar.

Ni Las piscinas de la Barceloneta, ni Secun de la Rosa, tienen un pero.

Las piscinas de la Barceloneta, de Secun de la Rosa Imagen Silove Media

Las piscinas de la Barceloneta, de Secun de la Rosa Imagen Silove Media

Las piscinas de la Barceloneta, se estrenó el 16 de septiembre en la Teatro Sala Mirador -Madrid- donde permanece en cartel, más información de horarios y compra de entradas AQUÍ.

Dramaturgia, dirección e interpretación Secun de La Rosa. Producción Chariny Producciones. Producción y técnica: Iván del Álamo.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *