The Beatles – The Peter Sellers tape (1968)

The Beatles – The Peter Sellers tape (1968)

La historia del bootleg que comento hoy empieza los primeros días del otoño de 1968 cuando Ringo Starr regaló a su amigo Peter Sellers (sí, el famoso inspector Clouseau) una cinta con las penúltimas mezclas (esas que se hacen para que el artista dé el visto bueno y que en muchas ocasiones se convierten en definitivas) de 12 canciones que iban a ir en su siguiente disco, el conocido como White album. Durante 12 años esta grabación estuvo en manos del actor hasta que, a su muerte en 1980, apareció entre sus pertenencias. Fue subastada en 1989 y desde ese momento su contenido se convirtió en objetivo de coleccionistas, y más si tenemos en cuenta que, hasta que en 1995 se publicaron los tres volúmenes del Antology, no existía oficialmente material alternativo que satisficiera las necesidades de los fans más ansiosos por escuchar cosas distintas de los cuatro de Liverpool.

Las canciones están copiadas directamente del master original por lo que su sonido es impecable y las mezclas son perfectas en todas ellas. Recordar que en aquella época aún se publicaban los discos en una doble versión (estéreo y mono) según fuese el equipo que se iba a utilizar para reproducirlo. Normalmente las mezclas para una y otra cambiaban y con ellas lo que el seguidor escuchaba en su casa. En el caso de esta cinta todas las mezclas son en mono y bastante distintas, no sólo a las estéreo (que son las que ahora escuchamos nosotros), si no también a las que finalmente aparecieron en su edición en mono, por lo que comentaré brevemente las diferencias entre estas canciones y las publicadas. Además aporto el dato (para los más curiosos) de la toma (se grababa tocando todos juntos tantas veces como fuese necesario y luego se cogía la mejor o lo que interesaba de cada una) y la fecha de grabación:

1. Back in the USSR (toma 6, 23 – Agosto – 1968): Sólo existe una mezcla en mono y es la que apareció en el álbum blanco. Esta es idéntica a la finalmente editada, aunque los ruidos del final son totalmente diferentes.

2. Rocky racoon (toma 10, 15 – Agosto – 1968): Mezcla mono 1. Es la misma versión comercializada aunque en esta hay un brevísimo corte al principio donde John y Paul cantan media docena de palabras de una canción desconocida.

3. Wild honey pie (toma 1, 20 – Agosto – 1968): Mezcla mono 6. Es igual a la publicada finalmente, aunque se oyen al principio y al final unos segundos de conversaciones en el estudio.

4. Mother nature’s son (toma 26, 20 – Agosto – 1968): Mezcla mono 8. Igual que la que apareció editada.

5. Sexy sadie (toma 117, 21 – Agosto – 1968): Idéntica a la publicada, aunque se prolonga durante cuarenta segundos más que fueron eliminados en la versión final.

6. Don’t pass me by (toma 7, 12-22 – Julio – 1968): Contiene un verso y un coro extras. Además al final se escucha a Lennon y Ringo diciendo tonterías para explicar que para escuchar más música loca había que dar la vuelta a la cinta: “if you want to hear some more crazy music, you’ve got to turn the tape over”.

7. Yer blues (toma 16 & 17, 14-20 – Agosto – 1968): Se puede oír el principio original, que es del estilo de “Revolution 9” pero con sonidos orientales y que luego se cambiaría. La primera parte (hasta el minuto 3:17) es de la toma 17, mientras que la última parte es de la toma16.

8. Good night (toma 34, 22 – Julio – 1968): Tiene dos diferencias fundamentales respecto a la finalmente editada. La primera es que es ligeramente más corta (han sido eliminadas un par de notas tras el segundo verso, justo antes de Ringo empiece a tararear), y la segunda es que hay voces de los niños al final deseando las buenas noches. La mezcla definitiva para el LP es del 11 de octubre pero se sabe que se hicieron al menos seis al final de las sesiones del 23 de julio y esta probablemente sea una de esas.

9. Everybody’s got something to hide except me and my monkey (toma 12, 23 – Julio – 1968): Es igual a la que al final se publicó con excepción de unas ligeras diferencias en los coros que se atribuyen a la mezcla. Se sabe que la mezcla buena fue la 5 por lo que esta puede ser una versión anterior.

10. Ob-la-di, ob-la-da (toma 23, 15 – Julio – 1968): Existen algunas diferencias interesantes entre esta y la definitiva. El tema empieza con unos segundos de charla y unos riffs y durante la introducción musical se oyen palmas. Además cuando está acabando John da las gracias antes de añadir “estoy seguro”. La mezcla final de la versión mono es del 12 de octubre, por lo que seguramente esta sea la última remezcla del 15 de julio.

11. Blackbird (toma 32, 11 – Junio – 1968): Hay varias diferencias. La más clara es la ausencia de los ruidos de pájaros. Aparte de eso esta tiene un par de notas extra de la guitarra acústica en la introducción, un ligero eco en la voz de Paul y falta la suave voz que dice “play” al comienzo del tema.

12. Not guilty (toma 102, 12 – Agosto – 1968): Se hicieron un total de cuatro mezclas diferentes de la toma 102 y esta es la primera de todas. También es la mejor versión que se puede encontrar de la misma en contraposición con la que aparece en el “Anthology 3” que es la peor. Es la única canción de la cinta que luego no apareció en el álbum blanco.

Publicado el 22 de noviembre de 1968, puede decirse que este disco supuso el principio del fin de los Beatles. Compuesto casi en su integridad en la India y grabado entre el 30 de mayo y el 14 de octubre, esas sesiones, aunque productivas, estuvieron llenas de choques y tensiones entre los miembros de la banda. Una de las principales fuentes de problemas estaba en la presencia constante de Yoko Ono en los estudios (cuando hasta ese momento se aislaban del mundo exterior). La disconformidad de Lennon con la banda, el creciente uso de drogas y un choque con Harrison en el que llegaron a las manos, tenso la situación hasta el punto que Ringo dejo el grupo durante unos días, lo que hizo que en los dos primeros temas del disco sea Paul el que toque la batería.

Cada uno acabó grabando por su cuenta, con ingenieros de sonido distintos e incluso invitaron a colaborar a gente ajena al grupo. Por primera vez cada uno por separado empezó a buscar su propio camino y estilo a la hora de componer lo que llevó, en palabras de George Martin, a que entre las 30 canciones hubiese material mediocre. El aconsejó y luchó para que fuesen selectivos y editasen un disco sencillo de altísima calidad, pero fue inútil, por lo que en un calentón decidió marcharse de vacaciones y dejar a Chris Thomas a cargo de la producción.

Ahora son cientos los bootlegs que circulan con tomas alternativos de sus temas, pero sin duda este es el más curioso (aunque les hay con contenidos musicales más valiosos) e históricamente más interesante ya que tanto la selección como la puesta en circulación de ese material tuvo como origen el propio grupo. Ahí es nada…

Autor

Avatar
Coleccionista musical e investigador de historias y anécdotas del rock, desde el principio tuvo claro que su lugar estaba al otro lado del escenario, disfrutando de la creatividad ajena y tratando de contarlo. En la actualidad es el responsable de la sección de música de la revista Culturamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *