SITGES 2021: TITANE vs MONA LISA

SITGES 2021: TITANE vs MONA LISA

Por Nacho Cabana

Combate cinéfilo femenino en la apertura del segundo (y esperemos que último) Sitges pandémico. El mismo día se presentaron en el Auditori Titane de Julia Ducournau y Mona Lisa and the blood moon de Ana Lily Amirpour con abrumadora victoria para la primera. Ambas venían de una lucha precedente en Cannes (donde algunos críticos tuvieron incluso la osadía de dar por vencedora a la directora de Amor carnal) y la proyección de sus películas aquí no ha hecho más que revalorizar a la ganadora de Palma de oro en Cannes 2021. 

Titane no solo pone en marcha una narrativa inusual sin recurrir a artificios (convertidos ya en lugares comunes) como el desorden temporal o los puntos de vista. Comienza el film en el cine de psicópatas, protagonizado por una mujer fálica, para recuperar acto seguido el sexo con máquinas bautizado hace 25 años por Cronemberg en Crash (y recuperado de manera inintencionadamente cómica por Ridley Scott en El consejero con aquella Cameron Diaz restregándose en el parabrisas del vehículo de Javier Bardem ante la mirada atónita de este) y reformulando en clave “nueva carne” la obsesión por la maternidad que preside este inicio de década en el cine de autor… para después contraerse su autora y poner todo el peso de la narración en un relato de pérdida y su superación a través del autoengaño con el personaje que borda un Vicent Lindon que estuvo dos años entrenando para su personaje de bombero. 

Una de los logros más admirables de la directora de Raw es cómo va integrando elementos de cada uno de sus tramos narrativos dentro de los sucesivos logrando que todo sea, al final, tan orgánico como el bebé finalmente nacido. 

Mención aparte merece el impresionante trabajo de Agathe Rousselle dando carne, aceite y dolor a la protagonista de esta Titane que es ya una de las mejores películas del año y que concluyamos reverenciándola como el cruce imposible de Madres Paralelas y Tetsuo. 

Al lado de semejante complejidad y rigor, Ana Lily Amirpour en Mona Lisa and the blood moon queda tendida en la lona, prácticamente inconsciente antes de que el árbitro cuente hasta tres. Tiene su película media hora inicial muy interesante e inquietante; renunciando, como Ducournau, a dar explicaciones innecesarias, usando los diálogos justos y prometiendo una odisea nocturna de violenta hipnosis que acaba con el primer acto, poco después de que la protagonista se encuentre con la madre “white trash” que interpreta, luchando contra su imagen cinematográfica, Kate Hudson. 

Porque a partir de ahí, y sobre todo cuando se centra en el personaje del hijo adolescente, el film se convierte en un relato sin horizonte alguno, que da vueltas en torno a un buenísimo de manual que es lo que parece, a la postre, interesar realmente a la directora que con este título demuestra encontrarse creativamente más cerca de su segundo film que de la prometedora (y sobrevalorada en su momento) Una chica vuelve a casa sola de noche con la que debutó. 

Más interesante que Mona Lisa and the blood moon es también el largometraje Gaia de Jaco Bouwer. Muchos conocimos la teoría de la tierra como un ente único con vida propia a raíz del disco homónimo de Paul Winter allá por los 80. Lo que hace el director sudafricano es convertir a Gaia en un amenaza para los humanos que, al estar destruyéndola, intenta defenderse invadiendo los hombres como lo hace la naturaleza: a través de hongos, líquenes y putrefacciones varias. 

Gaia acierta al plantearse como una película de género, contiene un excelente diseño de los humanos invadidos por la madre tierra, abusa de pesadillas y ensoñaciones y contiene un inquietante epílogo que no solo asienta el sentido de todo lo anterior sino que promete una secuela urbana que puede resultar, de hacerse, más terrorífica que la que nos ocupa. 

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.