Sin pasaje, de J. Eric Miller

Sin pasaje, de J. Eric Miller

Doctorado por la Universidad de Denver, donde imparte clases de Escritura Creativa, J Eric Miller publicó en el año 2006 su primera novela, Descomposition, que siete años después por fin ha sido publicada en nuestro país bajo el título de Sin pasaje. Experto en la elaboración de relatos cortos que lo han convertido en, quizá, una de las figuras emergentes al otro lado del charco en lo que a escritura satírica y subversiva se refiere, Miller bien podría pertenecer a ese selecto grupo de escritores de la Generación X que forman parte del denominado realismo sucio, movimiento literario plenamente estadounidense entre cuyos máximos representantes encontramos nombres de la talla de Charles Bukowski, Bret Easton Ellis o Chuck (Dios) Palahniuk, y por lo tanto e igual que ellos, es creador de una serie de situaciones transgresoras aderezadas con una dosis de mordaz crítica social y con claras referencias a la cultura pop.

Convertida en un claro ejemplo satírico, la obra nos convierte en cómplices de una serie de extravagantes situaciones vividas por una protagonista con un estado mental más que discutible, rozando los límites de la psicosis en lo que bien podría ser el viaje al interior de la mente de una asesina. Tras haber matado a Jack, su novio, y haber metido su cuerpo en el maletero del coche en vísperas de que el huracán Irene asolara Estados Unidos (temores que acabaron siendo meras elucubraciones), se dispone a atravesar el país hasta llegar a Seattle con la intención de encontrarse con su anterior pareja, George, su príncipe azul, motor y motivación principal de un particular cuento de hadas ataviado de un descacharrante humor negro (negrísimo). Narrada en primera persona del presente, la historia se divide en tres días a través de los cuales se nos convertirá en testigo de la descomposición física y mental de una joven que lleva un cadáver en el maletero en pleno estado de putrefacción.

Estamos, quizá, ante una de las novelas más interesantes publicadas este año en nuestro país, la cual no debería pasar desapercibida para aquellos lectores que busquen evadirse con este denominado realismo sucio donde la realidad que nos rodea está presente en cada página y en donde podemos sentirnos identificados con muchas de las situaciones y hechos narrados, aunque sea desde el punto de vista de una neurótica asesina, pues como afirmaba el Gato de Cheshire en Alicia en el País de las Maravillas, “Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca; tienes que estarlo o no habrías venido aquí” y recordemos que como la obra de Carroll, Sin pasaje es ese particular cuento de hadas en el que casi todo vale y de cuya rápida lectura costará olvidarse durante un largo periodo de tiempo, convirtiendo a J. Eric Miller en todo un descubrimiento.

Sin Pasaje, de J. Eric Miller. Suma de Letras 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *