Rita, de Marta Buchaca con Carlos Hipólito y Mapi Sagasetade

Rita, de Marta Buchaca con Carlos Hipólito y Mapi Sagasetade

En la imagen los actores Carlos Hipólito y Mapi Sagasetade, Julia y Toni en Rita de Marta Buchaca ©Javier Naval

 

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Rita. Marta Buchaca ha escrito una obra amable, y encara a los hermanos Julia y Toni con el miedo por excelencia: La muerte. En sus dos formas mas dolorosas, una es el miedo nuestra propia muerte, y la otra, es aceptar que mueran las personas a las que realmente queremos.

Julia y Toni son dos hermanos, de los que se llevan bien, aunque nunca estén de acuerdo en nada, como es lo normal. Julia siente veneración por su madre, y Toni la observa con más distancia.

La autora juega con el nombre de Rita, y Rita es el nombre de la madre de Julia y Toni, y también el de la perrita de Toni, a la que él contempla como pieza imprescindible para su vida, porque siempre está allí, le espera, le escucha y fue su paño de lágrimas en el momento de su separación.

La obra arranca mientras los hermanos visitan a su madre en la residencia donde está ingresada, porque padece Alzheimer. En la visita, donde Julia ve cariño, agradecimiento y felicidad en la madre. Toni cree que es como visitar a un geranio con la expresión de un huevo duro, cada uno con su opinión no dejan de visitarla.

Uno de los debates favoritos de los hermanos, es que Julia nunca decide nada, estudio medicina porque le hacía ilusión a su madre, y se emancipó cuando le buscaron un piso sus padres. La indecisión de Julia nada tiene que ver con Toni, él lo ve todo claro y decide rápido.

Pero quizá porque nunca ha tenido que tomar una decisión que le significase una renuncia verdadera, pero ese momento ha llegado, por consejo del veterinario tiene que sacrificar a Rita, su perra, escudándose en que realmente la propietaria es su hija, aplaza la decisión por el disgusto que se puede lleva la adolescente.

En la imagen los actores Carlos Hipólito y Mapi Sagasetade en Rita de Marta Buchaca Javier Naval

En la imagen los actores Carlos Hipólito y Mapi Sagasetade, Toni y Julia en Rita de Marta Buchaca  ©Javier Naval

Julia por evitar dolor al animal habla con su sobrina, y la joven visita al veterinario, y es de la opinión de que es un acto cruel alargar la vida al animal. Cuando se lo comunica al padre hace una comparación de Rita perra con Rita, abuela, dejando en el aire la pregunta, para que vivir así.

Toni enfadado por la intromisión en su vida afectiva, plantea a su hermana que, porque hay que sacrificar a Rita para que no sufra, y a su madre no se le ahorra dolor alguno. Julia como era de esperar niega la mayor, diciendo que su madre no sufre.

Este es el verdadero fondo de la función, el que ninguno de los dos aceptan la muerte. Él la de su perrita, y ella la de su madre, lo que escribo no es novedad, lo avisa el programa de mano, la autora quita hierro al fondo, contando una aventura amorosa de la hermana, quizá propiciada por su falta de capacidad de tomar decisiones.

La singularidad de la pieza teatral Rita, es la manera de abordar la historia. Rita madre, por lo que nos cuenta la autora que, sazona el recuerdo de los hijos con anécdotas realmente cómicas de quien los trajo al mundo, fue una mujer que le plantaba cara a la vida. Una mujer de carácter fuerte que no asumía que se tomaran decisiones por ella, por lo que significaba un verdadero atropello verla vivir como un vegetal. Pero por otra parte hay que ser muy valiente, para tomar la decisión de que alguien deje de vivir.

Razón y sentimientos no van parejos, el trabajo de Carlos Hipólito y Mapi Sagaseta es una clase magistral de como se interpreta sin estridencia alguna, porque no es un tipo de teatro que quiera imponer “la idea”. Se limita, que es suficiente, a sugerir para que cada uno llegue a su propia conclusión.

El resultado del montaje es bueno, la cuidada dirección de Lautaro Perotti, la escenografía de Alessio Meloni, la iluminación de Juanjo Llorens, y el sonido de Diego Perezagua, están al servicio del texto y de los actores, pero nos guardan una sorpresa final realmente brillante, no solo es un logro estético, también contiene un valor simbólico, de que la vida hay que vivirla, y salir por la puerta grande.

A la función a la que asistí el teatro estaba lleno, y el público sale más que satisfecho. Carlos Hipólito es una cabecera de cartel con reclamo, y el actor renueva la confianza que deposita en él, el público, la actriz Mapi Sagaseta está a su altura, y forma un buen tándem.

Cartel de Rita foto de ©

La fotografía y diseño gráfico son de ©Javier Naval

 

Rita de Marta Buchaca, está en cartel de 4 de marzo al 2 de mayo, en el teatro Infanta Isabel de Madrid, más información sobre fechas horarios y compra de entradas pinchando aquí.

Texto: Marta Buchaca Dirección: Lautaro Perotti Intérpretes Carlos Hipólito y Mapi Sagaseta Diseño de Iluminación: Juanjo Llorens Escenografía: Alessio Meloni  Ayte. de Dirección: David Blanco Ayte. de Producción: Sara Brogueras Diseño de Sonido: Diego Perezagua Coordinación Técnica: Pilar Dios Producción Ejecutiva: Elisa Fernéndez Dirección de Producción: Miguel Cuerdo Fotografía: Javier Naval

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *