“Puntadas sin hilo”, de Margarita Sánchez, dirigida por José Piris

“Puntadas sin hilo”, de Margarita Sánchez, dirigida por José Piris

Ni Margarita Sánchez, ni José Piris, ni Oti Manzano, ni Miguel de Juan dan “Puntada sin hilo” en esta sólida propuesta teatral de la que el programa de mano promete que es ¡Un coctel de suspense, surrealismo y comedia! y yo añado que se conjugan en ella, los tres elementos indispensables para que la alquimia teatral se materialice.

Sin estos tres elementos se puede representar, pero para lograr la energía suficiente que derribe la cuarta pared para que público y escenario sean uno, es preciso contar con un texto competente, un responsable de la puesta de escena que lo materialice, y sepa inocular la semilla de los personajes en los actores para que broten como una entidad real.

Puntadas-sin-hiloSin duda lo anterior es tan mágico y tan difícil como tallar en humo, pero para que se de este hecho, y si bien, se podría decir que hace falta contar con una confluencia oportuna de planetas, pero como quizá tengo una idea muy luterana, creo que lo que hace posible el prodigio contando que es  imprescindible contar con talento para crear, pero hay que poner al servicio de ese talento un trabajo titánico.

Lo anterior viene al caso porque si bien Margarita Sánchez, firma un texto muy sugerente y con unos personajes compactos, juega con la historia realizando un divertido malabar, en el que ordena y desordena espacio, tiempo, lugar y va sumando  personajes, jugando con el público, con una precisión bien medida, aunque la función parece constantemente movida con la fragilidad de un hilo que mantiene al espectador en constante alerta, al terminar todo encaja, porque su mimbrería es dura como el acero y se nos presenta dúctil como el agua o la arena.

Lograr esta ductilidad propia del agua o la arena, y el interés constante del público, es una labor extraordinaria que realiza José Piris, con una puesta en escena limpiada, y decir limpia en este caso es mucho más que adjetivar un trabajo, porque cada paso que da la función es un giro, a veces de 180 grados, y hay que hilar muy fino para que el espectador entre en el juego y siga un texto hilarante que juega sin tregua, como ya apuntaba, con tiempo, espacio y presenta un abanico de personaje a los que prestan gesto y voz sólo dos actores.

El trabajo realizado por José Piris, es tan arriesgado como brillante, el mismo texto en manos de oro director podría ser un galimatías, pero Sánchez cuenta con la complicidad de Piris que lo entiende y potencia, adaptando espacios y situaciones con una agilidad asombrosa, en un suma y sigue imparable durante toda la función. José Piris cuenta con una cintura envidiable, esquiva y endereza cada revés del texto con un resultado tan fluido y fácil de quién tan solo está saltando a la comba.

Y si Piris entiende y potencia el texto, forma un trío compacto con los actores Oti Manzano y Miguel de Juan, un trabajo a tres que se siente y llega al público, con las misma armonía de las piezas de una cubertería, cada una cumple un cometido diferente pero con un sello común, para actores como Manzano y de Juan, no hay escenario pequeño, tienen un entrenamiento corporal tan bien asumido, que logran que un simple gesto el público lo asuma como un movimiento. Otro acierto es que los actores se vistan y caractericen en el mismo escenario, ayuda al público a asimilar con ese acto el cambio de personaje.

10553336_779449722099870_8066492268362284707_n

Oti Manzano y Miguel de Juan encarnan diferentes personajes en “Puntadas sin Hilo” de Margarita Sanchez, dirigida por José Piris.

Miguel de Juan y Oti Manzano, son dos actores sólidos que ponen al servicio de cada personaje no solo su voz y su gesto, su interpretación parte de todos los poros de su piel y de su mismo aliento, y lo hacen con la naturalidad de quien domina el oficio. Si tuviera que destacar algo de cada uno de los dos actores, que es difícil, señalaría la fuerza de la mirada sutilmente poderosa de Miguel de Juan, y el rico colorido  de Oti Manzano.

La función cuenta con el talento de Sachez, Piris, de Juan y Manzano, pero el talento de poco sirve si no va acompañado de un trabajo escrupuloso, paciente y constante formación y experimentación que nutra y permita presentar una función tan divertida y redonda como es “Puntadas sin hilo

Titulo “Puntadas sin hilo” / Escrita por Margarita Sánchez/ Dirección: José Piris / Actores: Oti Manzano y Miguel de Juan / Dirección: José Piris / Ayudante de dirección: Miguel de Juan / Iluminación: Rubén Martín/ Diseño gráfico: Gerardo Fontanes / Música: Zenet y Chani Martin.

Umbral de la Primavera Fechas: todos los viernes de noviembre de 2014 a las 20.00h

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *