Problemas corrientes

Problemas corrientes

Los de mi clase estábamos allí de pie en la plaza del Ayuntamiento; me di cuenta de que casi más que las víctimas del 11-M a mí lo que me preocupaba era el examen de la siguiente hora. Me empecé a encontrar mal, muy mal. Han pasado diez años y hay veces que esa sensación parece no haberse ido del todo, me ha venido bien escuchar la segunda canción de Popular Problems, el nuevo disco de Leonard Cohen.

En Almost Like The Blues Cohen habla de gente que se muere de hambre mientras él anda mirándose los zapatos: asesinatos, violaciones, pueblos en llamas, malas críticas. A mi manera de ver, es el que se produzcan estas correspondencias inesperadas entre el mundo íntimo del autor y el del receptor lo que hace que el arte pueda darse, quizá nada de esto tendría sentido si los problemas de Leonard Cohen no fuesen corrientes.

leo1

Problemas corrientes. Leonard Cohen

Es difícil creer a Cohen cuando asegura que al enfrentarse al famoso papel en blanco es un absoluto principiante que lucha contra el silencio y sus propias debilidades. Repaso el texto el discurso del Premio Príncipe de Asturias. Me gusta eso de lo extraño que es recibir un premio por una actividad, la poesía, que nadie controla y nadie conquista, sólo por haber dado con una voz que le permite ubicar un yo que está por terminar.

 “Un fin de semana en tus labios / una vida en tus ojos”. De fondo Popular Problems. Amor, deseo, pecado, erotismo, religión, arrepentimiento. Los asuntos de siempre suenan pertinentes y actuales, como si la voz que parece dictarle los versos se hubiese vuelto más refinada con la edad. Popular Problems parece que nos invita a no tomarnos la vida demasiado en serio mientras seguimos buscando lo bello y lo sagrado.

Cohen cree que no debemos lamentarnos, resalta la importancia de afrontar con dignidad y belleza las derrotas que a todos nos llegan. Me acuerdo ahora de cuando lo vi aparecer tras las cortinas de un recinto abarrotado. Para mí Leonard Cohen es el de los últimos años. Aparece con los ojos medio cerrados, el sombrero sobre el corazón, dando las gracias a los que, como escribe en el último tema de Popular Problems, le mantienen cantando a pesar de que el mundo se haya ido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *