Prioridades radicales, Noam Chomsky

Prioridades radicales, Noam Chomsky

Si la democracia ha de sobrevivir, es necesario que la población regrese a la apatía, la pasividad y el derrotismo. Es necesario destruir la esperanza, el idealismo, la solidaridad y la preocupación por los pobres y los oprimidos, a fin de remplazar estos peligrosos sentimientos por un egoísmo centrado en sí mismo, un ubicuo cinismo que afirme que todo cambio es para peor, de tal modo que sea posible aceptar simplemente el orden del capitalismo de Estado –con las desigualdades y opresiones que le son peculiares- como lo mejor que es posible conseguir”

prioridades-radicales-noam-chomskyEste texto de Chomsky sale a nuestro encuentro nada más abrir Prioridades radicales, en la magnífica introducción que hace Carlos Peregrín Otero, y en él el lector encontrará las claves principales de su apuesta política: una crítica a las estructuras de poder que el capitalismo de Estado genera y que la democracia, tal y como él la hace funcionar, reproduce. Un mecanismo cíclico que se extiende por el planeta y en el que el hombre queda inevitablemente atrapado. A lo que hay que añadir, la especial habilidad que este sistema ha demostrado para anular sin que la víctima tome conciencia, puesto que él se disfraza con conceptos –libertad, igualdad o humanismo- que ocultan su verdadera naturaleza. Pues bien, en analizar cómo funciona esta estructura de poder y en retirarle la máscara es en donde se sitúa la filosofía política de Chomsky.

El problema que el lector puede encontrar a la hora de acercarse a su obra, es que este autor, nacido en New York en 1928, cuenta con un total de 85 libros y miles de páginas publicadas en distintas revistas. Con la intención de dar respuesta a esta dificultad, ha salido a la luz Prioridades radicales, que no es otra cosa que una antología de los principales temas de la filosofía política de Chomsky.

Nadie discute la influencia que este pensador ha tenido en el campo de la filosofía del lenguaje, y no hay bibliografía que verse sobre ese campo y que no mencione sus obras, pero en cambio, su filosofía política, que se engloba dentro de la tradición socialista libertaria, no ha recibido suficiente atención. Con el objeto de poner fin a este desconocimiento, la editorial Laetoli publica Prioridades radicales. En este libro, el lector encontrará a un Chomsky que pone en evidencia el potencial de alguien que sabe informarse, pensar y comunicar, porque pocos autores tienen su meticulosidad y precisión a la hora de fundamentar los razonamientos: nada queda en el vacío, cada afirmación está acompañada de su correspondiente referencia. Algo que tiene aún más mérito, cuando se sabe que Chomsky no trabaja dentro de las líneas oficiales del pensamiento, las mismas que dependen y reproducen el statu quo, sino que piensa desde fuera de lo establecido, buscando y dilatando las fisuras de un sistema que tiene mucho que ocultar y que hacer callar. Libros como Prioridades radicales, recuerdan el verdadero papel que debe cumplir todo aquel que quiera decir de sí que es un filósofo.

Prioridades radicales, Editorial Laetoli, 2013.

Esta reseña apareció por primera vez en el número 31 de Filosofía Hoy.

Autor

Gonzalo Muñoz Barallobre
Soy filósofo y hago cosas con palabras: artículos, aforismos, reseñas y canciones. De Tarántula soy el cocapitán y también me dejan escribir en Filosofía Hoy. He estado en otros medios y he publicado algo en papel, pero eso lo sabe casi mejor Google que yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *