SITGES 2020: Los premios.

SITGES 2020: Los premios.

Por NACHO CABANA

Mientras esta 53 edición del Festival Internacional de Sitges 2020 se esfuerza contra viento y marea en llegar sin más cancelaciones que las imprescindibles a su finalización, el jurado presidido por Juana Acosta ha hecho público su lista de premios. Una edición que se ha caracterizado dentro de la pantalla por los insectos y los cuidados a los mayores.

Sección Oficial.

El premio gordo de este enmascarado Sitges 2020 ha ido parar, como se rumoreaba insistentemente desde su proyección, a Possessor Uncut de Brandon Cronenberg, una brillante inmersión en clave sci-fi en el control corporativo de las conductas humanas usando para ello una trama donde sicarios que no saben que lo son llevan a cabo asesinatos por encargo. Fría y sangrienta, tiene alguna incoherencia en su giro final pero está llena de impactantes imágenes que la hacen merecedora del Premio a la Mejor Película de Sitges 2020.

El hijo del autor de Videdrome se ha hecho también con el premio al mejor director, considerando así mismo el jurado merecedora de una mención el trabajo realizado por Natalie Erika James en Relic, un denso retrato de la agonía de los series queridos narrado sin prisas y con poca luz en clave feminista y laberíntica.

El Premio Especial del Jurado ha ido a parar a La nuée de Just Philippot. Se trata de una película que inserta un muy perturbador elemento terrorífico y fantástico (una suerte de langostas convertidas por su criadora en bebedoras de sangre para así conseguir un mejor producto de cara a su venta en el mercado) en un entorno tan poco atractivo (al menos para el que esto escribe) como el mundo agrícola francés.

Se produce de esta manera en La nuée un desequilibrio entre los dos universos que en ella conviven. Mientras que todo lo relacionado el comportamiento autodestructivo del personaje principal (magníficamente interpretado por Suliane Brahim, no en vano ganadora del premio a la mejor actriz de Sitges 2020) y su relación con la superviviencia económica de su familia es brillante, el conflicto materno filial que sirve para vehicular la narración (y que ocupa bastante tiempo en pantalla) es digno de una teleserie de vocación generalista.

Eso sí, excelente la macrofotografía en un título del que deben permanecer alejados los espectadores con fobia a los bichos.

También es extraordinaria la pericia a la hora de fotografiar lo minúsculo de Eric Koretz, director de foto de Mosquito State de Filip Jan Rymsza premio a los Mejores efectos especiales obra de Maks Naporowski, Filip Jan Rymsza y Dariush Derakhshani (ya pueden agradecer no haber competido con los de Monter Seafood Wars). Crónica en (obvio) subtexto de los momentos previos a la crisis económica del 2008, el film está resuelto con pericia y brillantez aunque a Beau Knapp le queda muy grande la tarea de llevar sobre sus hombros todo el peso de la narración.

La Mejor interpretación masculina ha recaído en el dúo Grégoire Ludig & David Marsais por su desenfadada y despreocupada interpretación en Mandibules de Quentin Dupieux, una bizarra comedia con mosca gigante en la que los galardonador se dicen repetidamente “Toro” para saludarse, modismo que “ha hecho calle” en Sitges 2020 y es frecuentemente escuchado en las calles del pueblo y antes de las proyecciones.

Marin Ireland ha logrado una merecida mención por su interpretación en The Dark and The Wicked.

El mejor guion ha sido para Márk Bodzsár, Juli Jakab & István Tasnádi por una de las películas más ignoradas de este Sitges 2020: Comrade Drakulich, comedia vampírica húngara desarrollada en la Guerra Fría que, como la mayoría de los asistentes al festival, no he visto.

La premiada música de Bingen Mendizábal y Koldo Uriarte es, junto a la fotografía de Josep María Civit, lo único brillante de Baby, intento de JuanMa Bajo Ulloa de recuperar glorias pasadas. El film tiene una media hora inicial interesante (una vez aceptado que nadie habla porque el director lo ha decidido así) pero comienza a girar sobre sí mismo cuando la protagonista llega a una casa en mitad del campo a recuperar a su hijo y todo comienza a alargarse y hacerse confuso.

También de Josep María Civit es la fotografía en blanco y negro y color de La vampira de Barcelona de Lluís Danés, ganadora del Gran Premio del público a la mejor película.

Todo esto en lo que respecta a la sección oficial, de la que está ausente la excelente Cosmética del enemigo, de Kike Maíllo que logra su mejor película en esta adaptación de la novela de Amélie Nothomb excelentemente interpretada por Tomasz Kot, Athena Strates y Marta Nieto, un trabajo en el que el director de Eva maneja sin perderse ni un segundo todos las capas de una narración que podría ser tramposa pero se revela como imprescindible para contar lo requerido.

Noves Visions

La que tradicionalmente es la sección más arriesgada e interesante de Sitges ha olvidado premiar a lo que han sido sin duda los dos grandes títulos del Festival: Saint Maud de Rose Glass (alegato agnóstico de la soledad y el remordimento como inventores de la religión) y Rent-a-pal de John Stevenson, retrato de la locura a partir de la obsesión.

En su lugar, el premio a la mejor película de esta sección ha sido para My Heart Can’t Beat Unless You Tell It To de Jonathan Cuartas, vuelta del tuerca al omnipresente tema del síndrome del cuidador donde el enfermo es el hermano vampiro. El film también ha ganado el Premio Citizen Kane al director revelación.

Mucho más preocupante es la mención como mejor película a El elemento enigmático de Alejandro Fadel. Presentada por su director como una comedia (¿?), resulta ser poco más que un anuncio del Sónar de cuarenta minutos de duración.

La mejor dirección ha sido para Laura Casabé por Los que vuelven.

Otras secciones.

Midnight X-treme

El Premio del público a la mejor película fue a parar a The Queen of Black Magic de Kimo Stamboel.

Sitges Documenta.

Premio a la mejor película para Ivan, O Terrível  de Mario Abbade.

Blood Window

Marea alta de Verónica Chen

Premio de la Crítica José Luis Guarner

Teddy de Ludovic Boukherma & Zoran Boukherma, insólita e interesante aportación al no muy en boga subgénero de la licantropía en un castrante entorno rural francés y que es aprovechado por sus autores para hacer el retrato de un personaje postadolescente sin el futuro que espera a los que le rodean y desprecian. Ha sido eclipsada por La nueé pero bien podría haber figurado más alto en el palmarés.

Premio Carnet Jove

El premio al mejor largometraje de género fantástico ha sido para la impresentable, torpe, pretenciosa e inútil She Dies Tomorrow de Amy Sei Metz. El film comforma, junto a The Show de Mitch Jenkins y Alan Moore y Ich-Chi de Kostas Marsaan, la trilogía de películas más odiosas de este Sitges 2020 con la peculiaridad de que la premiada por los centenials es las más cutre de todas.

El Premio al mejor largometraje de animación fue para Seven Days War  de Yuta Murano.

El Premio Brigadoon Paul Naschy lo logró Horrorscope  de Pol Diggler. 

Hay mucho que reflexionar sobre esta edición 2020, especialmente si el on line se puede convertir en un argumento disuasorio para venir a Sitges en persona. Porque las salas, amiguitos, tienen que estar tan llenas de público como las calles de zombies o, si no, estamos perdiendo la esencia del Festival.

Ahora le cedo el testigo a mi alter ego, Nacho Mupppet que les dirá lo que yo me atrevo

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *