NOCTURNA 2014. Día 4

NOCTURNA 2014. Día 4

Una imagen de Silent retreat, de Tricia Lee

Ya hemos cruzado el ecuador de la semana y seguimos disfrutando de buen cine de género Madrid con Nocturna 2014. El jueves 29 ha sido un gran día, con lleno absoluto en los Palafox gracias a las proyecciones de algunos de los platos fuertes del festival.

Mientras algunos se disponían a ver la única película de la sección Dark Visions proyectada en la sala 1, Cruel & unusual (Merlin Dervisevic, 2014) y salían eufóricos, otros hemos caído en el error de asistir al pase de Silent retreat (Tricia Lee, 2013), un bodrio de proporciones mayúsculas vendido como una especie de survival sangriento que ha resultado ser un alegato al feminismo en forma de telefilm de suspense con unas actuaciones de penas y situaciones irrisorias, con cutre-monstruo incluído. Si de algo puede estar orgulloso el equipo de la película es de ser, seguramente, la peor película de todo el festival.

CircusOfTheDead01

Remontamos con el esperado pase de Circus of the dead (Billy “Bloody Bill” Pon, 2014). Absoluto divertimento de serie Z en una oda a la violencia gratuita con grandes momentos gore y un espléndido protagonista, un Bill Oberst, Jr. bajo el maquillaje de Papa, líder de un clan de payasos psicópatas aficionados al desmembramiento, violaciones, canibalismo y a la muerte por diversión. Una película con pocas pretensiones y mucha mala leche que hace de la falta de recursos su principal baza.

Paralelamente, quizá el momento más esperado para muchos se hacía realidad. Decenas de personas hacían una cola que daba la vuelta a la calle para asistir al pase de la versión restaurada de La matanza de Texas. Entre vítores y aplausos era recibido el maestro Tobe Hooper, quien como había hecho el día anterior en el Forum de la Fnac, compartió con los asistentes al pase algunas anécdotas de la gestación del mítico film.

lord-of-tears-02

“Lord of Tears”, de Lawrie Brewster (2013)

A las 22:15h en la sala 2, lo que parecía ser uno de los pases cumbre del festival, se convierte en otra decepción. Lord of Tears (Lawrie Brewster, 2013) prometía ser una experiencia terrorífica que bebía de Lovecraft y la figura mitológica del Slenderman contada a través de una especie de inquietante historia gótica. ¿El resultado? Un principio prometedor que augura algunas dosis de mal rollo con la aparición del extraño Hombre-Búho que se va convirtiendo poco a poco en una comedia involuntaria con una fantasma que baila y un guion insostenible. Con una historia más elaborada, otro tipo de montaje, otros protagonistas y unas situaciones menos absurdas, la película sería redonda. Ojalá un remake.

Mientras tanto, el resto de público asistía a la sala 1 a disfrutar de La Cueva (Alfredo Montero, 2014), la película recién premiada con tres biznagas en el reciente Festival de Cine de Málaga, promete una claustrofóbica experiencia que, a oídas del contento general del público, seguro recibe algún galardón en este Nocturna.

Al menos en este cuarto día sí que puede decirse que el nivel de los cortometrajes ha sido digno, y hemos disfrutado de Prohibido arrojar cadáveres a la basura (Clara Bilbao, 2014), Lothar (Luca Zuberbuehler, 2013) y Mienin (David Cordero, 2013). Una original propuesta con crítica política, un divertido cuento con toques de humor francés y un relato de preparación al Apocalipsis.

Sólo quedan dos días de Nocturna y yo no quiero que se acabe… Mañana más y mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *