MORI(R) DE AMOR, de Jesús Díaz Morcillo. Una pirueta entre el amor y la muerte

MORI(R) DE AMOR, de Jesús Díaz Morcillo. Una pirueta entre el amor y la muerte

En la imagen los actores  Georgina Rey y Jesús Díaz Morcillo, en un momento de la representación de MORI(R) DE AMOR   escrita, dirigida e interpretada por Jesús Díaz Morcillo

 

Daniel se tatuó el cuerpo de su amada Rosaura para dejar de echarla de menos. Ahora “es” Rosaura, la gerente del Karaoke de los Sentimientos. Un lugar donde la gente se reúne para escuchar los dramas ajenos, reír y bailarlos en soledad.

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Si acudes a ver MORI(R) DE AMOR , te encontrarás enmarcada en unas tiras brillantes malvas, a una mujer hermosa, con una presencia imponente como la victoria de Samotracia, pero con cabeza, o la reina de un carnaval. Se trata de Georgina Rey, una actriz con una mirada que hipnotiza. Sería fácil decir que su presencia llena el escenario, pero no sería del todo cierto, es su mirada y su voz, lo que te atrapa y ya, no tienes ojos más que para a ella.

Nos recibe, y nos engaña, dice ser la presentadora de un Karaoke de los sentimientos, como presentación de su personaje, dice de manera impecable un corto monólogo, realmente hermoso recreando un texto de Pablo do Reis, de como “Daniel se tatuó el cuerpo de su amada Rosaura para dejar de echarla de menos” y ahora es Rosaura,

Si digo que nos engaña, es porque es rigurosamente cierto, nos hace apuntar un teléfono al que podremos llamar, y así podríamos tener nuestro momento de gloria sobre el escenario, pero no, para nuestra decepción únicamente toma en cuenta la llamada de Jesús.

En la imagen la actriz  Georgina Rey, en "MORI(R) DE AMOR" escrita, dirigida e interpretada por Jesús Díaz Morcillo Foto Luis Muñoz Díez

En la imagen la actriz  Georgina Rey, en “MORI(R) DE AMOR” escrita, dirigida e interpretada por Jesús Díaz Morcillo Foto Luis Muñoz Díez

Jesús, como en un ritual, se desnudará de toda su ropa, y se vestirá para pisar escenario con el mismo respeto de quién pisa un tatami. Ahora es Jesús quien está enmarcada en las tiras brillantes malvas, Rosaura –Georgina Rey– le cede de momento su lugar, aunque lo asistirá, y no saldrá del escenario en toda la representación.

Jesús quiere hablar de su madre muerta, y lo hace con un discurso sincopado, a borbotones, y entre risas. Una risa que quiere exorcizar la muerte, o para adelantarse a que nadie se ría, y por eso se ríe antes que otros lo hagan, protegiendo su dolor, y negando la existencia de la muerte.

Es curioso, el efecto devastador que el amor y la muerte puede obrar cuando te toca en primera persona, es desgarrador, y lo ajeno que nos resulta cuando el que lo sufre es otro.

En la imagen los actores Jesús Díaz Morcillo y Georgina Rey, en "MORI(R) DE AMOR" escrita, dirigida e interpretada por Jesús Díaz Morcillo Foto Luis Muñoz Díez

En la imagen los actores Jesús Díaz Morcillo y Georgina Rey, en “MORI(R) DE AMOR” escrita, dirigida e interpretada por Jesús Díaz Morcillo Foto Luis Muñoz Díez

Jesús Díaz Morcillo es Jesús, es el autor, y también el director, juega a su antojo con el sentimiento, va de la ternura al esperpento, con un orden desordenado como la vida misma, constantemente apremiado por Rosaura, que considera que su tiempo ya ha pasado, y le pide que abandone el escenario.

Con un juego de te echo, pero no quiero que te vayas así. Jesús logra relatar toda su historia, valiéndose de un par de karaokes, deslizándose consciente de ello, cómo el hipopótamo de la película “Fantasía” de Disney, por el fino lindero del amor y la muerte.

MORI(R) DE AMOR , es una función siempre irrepetible, porque no creo que dos puedan salir iguales, aunque guarden su eje. Jesús se permite dejarse llevar por la pasión que le embargue, porque es él, el que controla la brújula que mueve la propuesta.

Es difícil ser innovador en un espectáculo, cuando uno tiene la falsa creencia de que ya se ha hecho todo, y que los humanos y sus avatares, son tan similares que no hay nada nuevo que ver, pero como apunto se trata de una falsa creencia, y lo demuestra una función, que reinventa la visión del periscopio.

En un “Ale hop” circense,  Jesús Díaz Morcillo logra que se obre el milagro, enhorabuena  Georgina ReyJesús , hacéis un buen tándem.

En la imagen los actores Jesús Díaz Morcillo y Georgina Rey, en "MORI(R) DE AMOR" escrita, dirigida e interpretada por Jesús Díaz Morcillo Foto Luis Muñoz Díez

En la imagen los actores Jesús Díaz Morcillo, Georgina Rey, y Belén Fabra, en “MORI(R) DE AMOR” escrita, dirigida e interpretada por Jesús Díaz Morcillo Foto Luis Muñoz Díez

Título: MORI(R) DE AMOR Autor de “Rosaura”  Pablo do Reis. Dirección y dramaturgia: Jesús Díaz Morcillo Intérpretes: Georgina Rey y Jesús Díaz Morcillo Escenografía: Ana Corella Santillana Espacio sonoro: Carla Silván Domínguez Composición musical: Aire Ayudante de dirección: Pablo Quijano Cada función un intérprete diferente hará el papel de la madre de Jesús.

MORI(R) DE AMOR, está en cartel en El Umbral de Primavera -Madrid-, los sábados de septiembre, más información de horas y compra de entradas aquí.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *