MADRID 24H Un musical de Pau Barbarà

MADRID 24H Un musical de Pau Barbarà

En la imagen los actores Pascual Laborda, Carmen Climent, Enrique Cervante y Erika Bleda, saludan después de la representación del musical Madrid 24h, de Pau Barbarà. Foto Helena Palau

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Con el musical Madrid 24h, Pau Barbarà hace un suma y sigue de su éxito Barcelona 24h, del que es autor del texto y de la música. Actualmente ambas piezas están en cartel en Barcelona y Madrid.

La propuesta de Pau Barbarà es la historia de cuatro jóvenes en ese momento en que han de afrontar sus contradicciones, los primeros trabajos, y con una ciudad en la que han de encontrar un techo propio, enamorase, en el reto de ser autosuficientes.

Madrid 24h es un musical dirigido con acierto por Marc Flynn y Dídac Flores, y como tal, arranca con un número musical, y así nos presentan a los cinco protagonistas de la obra. A cuatro de ellos les une la ansiedad por no llegar a tiempo a ningún lugar, el quinto será el músico Víctor Elías que toca el piano camuflado de regente de una tienda de 24h, que será punto de encuentro de los personajes.

Como cada uno tiene su tiempo de maduración, por una parte tenemos CarlaErika Bleda– que no tiene un segundo porque carga con la responsabilidad de que comprar las bebidas para una reunión en casa de una amiga.  OchoymedioEnrique Cervantes-, no consigue llegar a la hora al cine, y para él, perder alguna imagen de una película le produce una ansiedad insuperable durante el resto de la proyección.

En la imagen el actor Pascual Laborda -El ejecutivo- y la actriz Erika Bleda -Carla-, en su primer encuentro o desencuentro en Madrid 24h, Pau Barbarà

En la imagen el actor Pascual Laborda -El ejecutivo- y la actriz Erika Bleda -Carla-, en su primer encuentro o desencuentro en Madrid 24h, de Pau Barbarà Foto Helena Palau

Por otro lado, tenemos a dos hermanos, una chica y un chico, con los pies más en la tierra, que andan de cabeza entre el desamor y el trabajo. Él, es un ejecutivo –Pascual Laborda-, que trabaja sin hora de salida, para que la multinacional donde está empleado tenga infinitos beneficios. Adiestrado como ejecutivo, cuenta con el aliciente de que por cada logro laboral ha de concederse un capricho, y sus caprichosos son tan elementales, que puede satisfacerlos en la tienda 24h que hay junto al edificio de oficinas. Su hermana, –Carmen Climent-, no logra superar su ultima ruptura sentimental, estudiante de arquitectura sin continuidad, pluriempleada y fotógrafa de vocación.

Los cuatro personajes son tan diferentes como reconocibles, todos hemos conocido ha un ejecutivo, que trata de hacernos ver que es un triunfador porque aunque, vive por y para el trabajo, le proporciona una cuenta corriente muy saneada, de la que no puede hacer uso por falta de tiempo. A una chica que empezó una carrera y a mitad se dio cuenta que sus afanes iban por otro sitio, malvive con trabajos provisionales, y no se atreve a saltar sin red para hacer lo que le gusta. Todos conocemos una Claudia, que cree merecerlo todo, por guapa y por lista, y por supuesto todos conocemos o nos reconocemos en Ochoymedio, que vive en la filmoteca, y todas sus emociones pasan por el filtro del cine, este puñado de personajes es un buen trabajo Pau Barbarà, como dramaturgo.

Otro logro de Barbarà, es que los personajes no nos dejan indiferente, con tres de ellos logramos sentir empatía desde el minuto cero, y la cuarta es un prototipo de personas, que todos hemos sufrido, que viven en la creencia de que el mundo ha de estar agradecido por su mera existencia. Este tipo de personas se dan con la misma facilidad en ambos sexos. En este caso es una “ni, ni” que hace maravillas con la tarjeta de sus papas, a la que todo se le hace poco. Un personaje bien dibujado con el que la actriz Erika Bleda hace maravillas, y es el detonante de que creas que todo lo malo que le ocurra lo merece, pero también te hace reír, y al final como no puede ser de otra forma, a poco que pone los pies en el suelo te reconcilias con ella.

El ejecutivo resulta tan responsable tan manipulado, que inspira ternura ver como a un hombretón como él, le pueden haber hecho tal lavado de cerebro que cree que puede compensar la renuncia de a vivir con sus goces, con la ingesta de un Kinder Bueno. El actor Pascual Laborda lo compone con una presencia incontestable, pero que inspira ternura, porque deseas que se libere.

En la imagen el actor Pascual Laborda, el hombre que vendió su vida a una multinacional a cambio de un Kinder Bueno en Madrid 24h, Pau Barbarà

En la imagen el actor Pascual Laborda, el hombre que vendió su vida a una multinacional, a cambio de un Kinder Bueno en Madrid 24h, de Pau Barbarà. Foto Helena Palau

En este mundo cabemos todos y en paralelo con la divina Carla, y el ejecutivo cautivo, están su hermana –Carmen Climent– y OchoymedioEnrique Cervantes-. La primera es una Ofelia contemporánea, tocada y hundida por el desamor. Carmen Climent le aporta una fortaleza delicada, y un temblor que enamora, dan ganas de zarandearla el animo, y decirle tírate sin red.

OchoymedioEnrique Cervantes– quiere ser Hugh Grant, tiene un punto de síndrome de “Peter Pan, reacciona ante la realidad con las conductas aprendidas en el cine. Con un temple de dibujo animado, todo energía, no se yo si lo vería de la misma manera un padre o una novia, pero como espectadores solo lo disfrutamos en el escenario, lo cierto es que el que es un chico excelente, un personaje que seduce, interpretado por  Quique Cervantes, un actor con talento todo terreno, con una carrera encauzada y coherente.

Los números musicales en Madrid 24h se suceden uno tras otro. No es una comedia con canciones, es una comedia musical, con unas canciones oportunas que entran sin sentir, unas coreografías que enganchan, y cuentan con un elenco que pone el listón alto. Si antes quería significar su labor como actores, y hacer un perfil de sus personajes, en cualidades de voz y movimiento, los cuatro realizan un trabajo fresco e impecable.

Madrid 24h, es una obra totalmente recomendable, muy cercana a los más jóvenes como lo son sus intérpretes, pero estoy seguro de que los que tienen más edad, aún recuerdan las hormigas en el estómago ante el primer trabajo, y el concepto de AMOR, con mayúscula y sin fisuras, que se siente en ese momento en que todo es tan hiperbólico como debe ser.

Si tenéis oportunidad acudir a una representación Madrid 24h o Barcelona 24h, disfrutareis de un trabajo bien hecho, y pasareis de un rato muy agradable.

Carmen Climent y Enrique Cervante dos actores con mucha química en el musical Madrid 24h, Pau Barbarà

Carmen Climent y Enrique Cervante dos actores con mucha química en el musical Madrid 24h, de Pau Barbarà Foto Helena Palau

MADRID 24H está en cartel en el Teatro Lara -Madrid-, más información de fechas horarios y compra de entradas AQUÍ.

TEXTO Y MÚSICA ORIGINAL Pau Barbarà Mir DIRECCIÓN Marc Flynn y Dídac Flores REPARTO Erika Bleda, Pascual Laborda, Carmen Climent Enrique Cervantes, y Víctor Elías (pianista) COREOGRAFÍA Y ADJUNTO DE DIRECCIÓN Rubén Yuste ARREGLOS MUSICALES Dídac Flores ESCENOGRAFÍA Jordi Bulbena Adaptación de canciones Xènia Reguant

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *