Lo nuestro estaba cantado, un musical para Rocío Madrid y Víctor Massán

Lo nuestro estaba cantado, un musical para Rocío Madrid y Víctor Massán

En la imagen Rocío Madrid y Víctor Massán  protagonistas de Lo nuestro estaba cantado, basada en un texto teatral de Ignasi Vidal, adaptada y dirigida por Miguel Molina,  con música de Ferrán González ©Jesus Mayorga

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Lo nuestro estaba cantado, es una comedia musical basada en la obra “Uno contra otro” de Ignasi Vidal. Miguel Molina ha sido el encargado de dirigir y adaptar la pieza teatral al formato musical, y Ferrán González de la composición y dirección musical.

En Lo nuestro estaba cantado, viviremos la historia de amor, y el desamor de Daniel y Joel a punto su ruptura, harán repaso a toda su relación, para cada recuerdo Ferrán González ha compuesto una canción diferente, incluso en cada tema adapta el estilo para que suene más apropiado.

El resultado es un musical para dos, pero Rocío Madrid y Víctor Massán, se bastan y se sobran para llenar tanto, el escenario como los 90 minutos largos que dura el espectáculo. A la pareja se le puede catalogar de “artistas todo terreno”, porque cantan bailan, actúan y tienen una bis cómica, que hace las delicias del público.

La epopeya del matrimonio es cómo la de casi todos, con sus altos y sus bajos, y lo que ayer agradaba hoy es arma arrojadiza, por supuesto el sexo y las infidelidades toman protagonismo, como las apremiantes apetencias sexuales de Daniela, o el juego de la ambigüedad sexual de Joel.

El público recibe y premia uno tras otro los números musicales, ríe las situaciones que se le plantean, porque los creadores juegan muy bien sus cartas, que va, entre lo que es meramente reconocible, y otras vivencias a las que se le ha añadido sal y pimienta, para que la situación esté mejor sazonada, sorprenda y suscite la risa.

Toda la función cuenta con la complicidad del público, que está claro que para él está creada. La limpieza del decorado, apenas unas columnas de luz, un sillón y una mesa dejan el escenario libre para que Rocio y Victor puedan moverse a ritmo de comedia, y de musical.

La pareja tiene una buena química, pero más allá de aleaciones mágicas, que se dan en la vida la pantalla o el escenario, está una sólida formación, que se pone de manifiesto cada vez que hablan cantan o bailan.

Rocío Madrid y Víctor Massán

Rocío Madrid y Víctor Massán ©Jesus Mayorga

La factura de la obra es impecable, en un suma y sigue de aciertos está la actuación de Rocío Madrid y Víctor Massán, la adaptación y dirección de Miguel Molina, la composición y dirección musical de Ferrán González, la coreografía de Sonia Dorado, y la Iluminación y sonido de Gabriel Lázaro.

El vestuario Rocío está resuelto con un traje rojo entallado y con vuelo, que da mucho juego, y la caracterización que Víctor Vilas realiza a Víctor y Rocío, les permite desdoblarse en una hermana fea, muy fea de Daniela, y un primo macarra muy macarra de Joel, dos personajes que refrescan y logran gags, partiendo de una situación disparatadamente cómica.

El tema del amor, el desamor los cuernos, puestos o imaginados es tan universal, que unida a la edad de sus protagonistas. Hace que sea una función adecuada para cualquier edad adulta, de hecho, el arco de público que llenaba el teatro el día que asistí a la representación, iba de los veinte a los sesenta, y Lo nuestro estaba cantado lo recibían, y disfrutaban en la misma medida.

En la función llegados a un momento el amor lo redime todo, y los autores dan un paso más para que el público salga con un buen sabor de boca.

El trabajo de Rocío Madrid y Víctor Massán es impecable, la música y la dirección se van adaptando con naturalidad a la necesidad del momento, logrando un espectáculo grato que, si desean pasar un rato agradable sin complicaciones no duden, con Lo nuestro estaba cantado, lo tienen asegurado.

 

Título: Lo nuestro estaba cantado Dramaturgia: Ignasi Vidal Reparto Rocío Madrid  es Daniela y Víctor Massán es Joel Carlos Latre es Dios Dirección y Adaptación: Miguel Molina Composición y dirección musical: Ferrán González Coreografía: Sonia Dorado Iluminación y sonido: Gabriel Lázaro Vestuario y caracterización: Víctor Vilas    Prensa María Díaz Producción: GOU Producciones

En cartel en elTeatro Principe Gran Vía -Madrid- hasta el 24 de octubre de 2020, después en gira, más información aqui

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *