La lluvia amarilla de Jesús Arbués a partir de la novela de Julio Llamazares

La lluvia amarilla de Jesús Arbués a partir de la novela de Julio Llamazares

En la imagen el actor Ricardo Joven y la actriz Alicia Montesqui “La lluvia amarilla”  de Jesús Arbués a partir de la novela de Julio Llamazares (C) Jesus Arbues 

 

Por Luis Muñoz Díez

 

La lluvia amarilla es un espectáculo basado en la novela homónima de Julio Llamazares, adaptado y dirigido para la puesta de escena por Jesús Arbués. A diferencia de otras puestas en escena en que hay que variar el lenguaje literario al teatral. La lluvia amarilla está concebida por el propio autor en forma de monólogo, por lo que el personaje Andrés de Casa Sosas, se sitúa ante el público, y cuenta su dura historia con toda fidelidad al autor.

El drama de Casa Sosas, es ser el último habitante del pueblo de Ainielle, para llegar ha esa situación ha tenido que decir adiós a sus vecinos, a su hijo Camilo que se fue a la guerra y no se volvió a saber nada de él, ni como vivo ni como muerto, a su hija Sara que tuvo que enterrarla sin haber cumplido los cuatro años, y a Andrés, que se fue como se fueron el resto de los habitantes del pueblo, porque no había futuro.

Para Andrés padre, la marcha de su hijo del mismo nombre. La vive como una traición a la tierra, a la familia que levantó la casa donde viven, y como un abandono en su vejez, y la de Sabina, su mujer.

La narración comienza con la fabulación de nuestro único personaje, de cómo lo encontraran cuando muera. Imagina que vendrán con una escopeta e irán alumbrando las estancias parcialmente con linternas, bien resuelto plásticamente por medio de unos audiovisuales de David Fernández y Óscar Lasaosa, el espacio escénico diseñado por el propio director, iluminado por Sergio Iguace.

El espacio escénico, la iluminación y los efectos sonoro de Nacho Moya, en esta función tiene mucha importancia por dar alas a la narración entre la realidad y lo onírico, y nos permite ser conscientes del cambio de estación, de la lluvia otoñal de hojas amarillas, a las duras nevadas, sin salir del interior de esa casa, que Andrés de Casa Sosas, se niega a abandonar.

Los retratos son la presencia de los ausentes. Un acierto, en este caso es el de su esposa Sabina, en la imagen el actor Ricardo Joven La lluvia amarilla"  de Jesús Arbués a partir de la novela de Julio Llamazares (C) Jesus Arbues

Los retratos son la presencia de los ausentes. Un acierto, en este caso es el de su esposa Sabina, en la imagen el actor Ricardo Joven. La lluvia amarilla”  de Jesús Arbués a partir de la novela de Julio Llamazares (C) Jesus Arbues

La labor de Jesús Arbués, como adaptador, director, escenógrafo, y la coordinación del la iluminación y efectos sonoros acierta, al situar a Andrés de Casa Sosas, en un marco en el que no hay nada cálido, como no lo hay ni en las circunstancias en que vive Andrés, ni lo es él mismo. Inflexible con los que se fueron, y con desinterés hacía Sabina, su mujer,  que fue lo único que le quedó, y encastillado en sus demonios no apreciaba su compañía. Su fracaso existencial se materializa cuando cuenta como sacrifico a su perra, en la creencia de que había sido él, más generoso con el animal, que nadie lo había sido con él nunca.

A Andrés de Casa Sosas lo encarna el actor Ricardo Joven, que lo compone seco en su desamparo. Le acompaña en el escenario la actriz Alicia Montesquiu, que es un comodín para representar la sombra de Sabina, toma la propia voz de Andrés, y canta a capella canciones de la tierra.

La presencia de Alicia Montesquiu, en el escenario no palia en nada la soledad de Andrés, como no debió de sentirse acompañado ni por su mujer, ni por sus hijos, porque su soledad está próxima a una orfandad existencial, que no le ha permitido dar un paso adelante hacía lugar alguno.

La novela tiene una prosa limpia y dura, que la pieza de conserva íntegra, dura como lo es la vejez, y mas si la afrontas solo, y en una zona rural en que ni el calor, ni el frio, ni la nieve, son amigos, y todo lo que has hecho a lo largo de la vida tiene sentido ni continuidad. La desazón y la soledad de este hombre esta interpretada de una forma tan áspera como requiere este personaje que tiene los sentimientos arrasados, por el actor Ricardo Joven

 

En la imagen el actor Ricardo Joven, el retrato es del hijo Camilo, de Andrés

En la imagen el actor Ricardo Joven Ricardo Joven como Andrés de Casa Sosas., el retrato es del hijo Camilo, de Andrés “La lluvia amarilla”  de Jesús Arbués a partir de la novela de Julio Llamazares (C) Jesus Arbues

 

La lluvia amarilla, estará en del 4 al de noviembre el Teatro Español / Sala Margarita Xirgu, más información AQUÍ.

Un espectáculo basado en la novela homónima de Julio Llamazares Adaptación y Dirección: Jesús Arbués Con: Ricardo Joven y Alicia Montesquiu Diseño audiovisuales y mapping: David Fernández y Óscar Lasaosa Diseño de espacio escénico: Jesús Arbués Diseño de iluminación: Sergio Iguacel Efectos de sonido: Nacho Moya Diseño de vestuario: Sara Bonet Una producción de Corral de García

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *