La Huida, entretiene pero no fascina.

La Huida, entretiene pero no fascina.

Enmarcada dentro del género del thriller de acción y supervivencia, La Huida” entremezcla tres líneas narrativas que terminan interrelacionando a dos hermanos (Eric Bana y Olivia Wilde) que emprenden una fuga por separado tras robar un casino, a un exconvicto (Charlie Hunnam) que vuelve a casa de sus padres (Sissy Spacek y Kris Kristofferson) para pasar el día de Acción de Gracias y a una joven policía que trata de abrirse camino (Kate Mara) en un gremio dominado por los hombres. Todo esto durante una incesante tormenta de nieve en el marco de la frontera de EEUU con Canadá, en donde se desarrolla un relato repleto de violencia y con una historia de amor quizás demasiado cogida con calzador entre los personajes de Hunnam y Wilde. Una premisa que todo sea dicho en principio resulta interesante, de hecho el film comienza con un carácter muy dinámico y consigue captar bastante la atención del espectador, en la que aprovechan incluso para relatarte bajo diversos enfoques la difícil relación que a veces se da entre padres e hijos, pero cuya deriva final (si bien contundente) cierra la trama de manera excesivamente previsible y quizás algo insatisfactoria.

EXCLUSIVA-trailer-de-La-Huida_noticia_main_landscape[1]

Olivia Wilde en “La huida” Stefan de Ruzowitzky

Tal es así que lo primero que se me vino a la cabeza después de ver “La Huida”, era que había presenciado una película bastante correcta que aunque consigue mantener el interés no termina de cuajar, convirtiéndose en una más de esas cintas que si bien solucionan una tarde sumergida en el aburrimiento, probablemente a los cinco minutos habrás olvidado. A pesar de que cuenta con un reparto bastante solvente y una lograda ambientación (que a muchos recordará irremediablemente al Fargo de los Coen), la poca originalidad de su guión, su falta de ritmo en algunos tramos y su simple resolución la convierten en una película incompleta. El espectador probablemente, aunque trate de dejar de lado la importancia de la trama, cuyos pasos se conocen previamente en todo momento (lo cual tampoco debiera ser un problema si se enfoca el visionado desde un aspecto meramente funcional), encontrará que “La huida” nunca consigue emocionar.

Deadfall[1] (2)

Eric Bana y Kris Kristofferson en “La huida” Stefan de Ruzowitzky

En su debut en el mercado norteamericano, el austriaco Stefan Ruzowitzky, ganador del Óscar a la mejor película de habla no inglesa por “Los Falsificadores”, realiza una dirección efectista pero poco arriesgada, trasladando el soporte narrativo a las interpretaciones de su reparto, plagado de caras conocidas, que no termina de superar la simpleza de un guión con bastantes tópicos. Para recordar eso sí el contundente final, en plena cena de Acción de Gracias, donde puede pasar cualquier cosa y que, al menos en mi opinión, resulta bastante entretenido por su marcado toque surrealista donde parece que todo tiene cabida. En definitiva, un filme ameno aunque notablemente intranscendente en el que todos sus elementos están correctos, técnicamente bien realizado, pero que no termina de convencer.

La huida (2012), de Stefan Ruzowitzky, se estrenó en España el 15 de noviembre de 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *