“La decisión de Lola” o las dos vidas de Lola, de Jose Warletta

“La decisión de Lola” o las dos vidas de Lola, de Jose Warletta

En la imagen la actriz Eva Rodríguez protagonista del monologo tragicómico La decisión de Lola, escrita y dirigida por Jose Warletta.

 

 

Por Luis Muñoz Díez

 

La decisión de Lola es un monólogo escrito y dirigido por Jose Warletta, e interpretado por Eva RodríguezLola acaba de matar a Manolo, su marido, en principio no parece muy afectada por el hecho. Una vez superado el trabajo más difícil, con Manolo embalado y la cocina limpia, se toma un merecido descanso.

Ese descanso lo aprovecha para hacer balance, y así sabrá el público como ha sido su matrimonio. Por su relato conoceremos la doble vida de Lola, por un lado su áspera convivencia con su esposo -que no tenía nada de bueno-, y por otro un mundo interior más luminoso creado por ella, y unánimemente para ella, con el fin de evadirse de la realidad.

Visto el monólogo, y conociendo sus obras Brigitte y Santas y Perversas, de las que he escrito -dejo enlace-, tengo a Jose Warletta por un dramaturgo con talento, con la habilidad de mostrar  la parte más oscura de la condición humana, con toda naturalidad.

Sobre la función cierne un nubarrón negro, que si se percibe con la sensibilidad que deberíamos, hiela la sonrisa. Se trata de la violencia de género, de la que cada día la sociedad está más concienciada, pero los datos siguen estando ahí.

A Lola de regalo de boda le dieron el libro “La perfecta casada” firmado por Pilar Primo de Rivera. Esta mujer soltera hasta su muerte, al frente de la “Sección Femenina” fue la encargada de la educación de la mujer durante todo el franquismo, contemplándola únicamente en el papel de madre y esposa sumisa. El manual colocaba a la mujer tan por debajo del hombre, con unas normas tan antinaturales de cumplir, que era un buen caldo de cultivo para justificar que la mujer fuera carne apaleada, y con razón por el macho.

En la imagen la actriz Eva Rodríguez, que es Lola en el monólogo de Jose Warletta “La decisión de Lola

En la imagen la actriz Eva Rodríguez, que es Lola en el monólogo de Jose Warletta “La decisión de Lola

Jose Warletta le ha encomendado un trabajo muy delicado a la actriz Eva Rodríguez, con salto sin red,  superando el  reto de manera brillante.

En la obra hay momentos en que la actriz nos hace sentir una gran empatía por ella, y por otras tantas Lolas. José logra un crecento dramático, que culmina cuando Lola canta un bolero a dúo con Luz Casal.

El autor y director sin darnos un respiro, retoma a la Lola irónica del principio, que habla con el fino humor disparatado de Warleta. Demandando la urgente necesidad de un teléfono o vídeo tutelar para iniciarse como asesina, y culminar con éxito el crimen.  En el mismo tono de humor surrealista, nos hará reír con un programa de cocina imaginario, en el que elabora recetas como: carne de suegra fileteadas, a la mala leche. La asesina confesa nos lo cuenta todo, mientras da un sorbo a la taza de té, o un trago largo a la petaca.

El vestuario y el decorado-atrezo, son muy acertados. Son una recreación de cómo eran y vivían las amas de casa perfectas de la tele americano de los 50-60, del siglo pasado, en donde la situación de la mujer en fondo no difería mucho de la que se vivía aquí.

Eva Rodríguez cumple con todo lo que le marca el autor director: hace drama, comedia y canta con acierto. El público que llenaba la sala se emocionó, con el gris y rojo destino de Lola, y se río con esa “otra Lola” que negándose a la realidad creó un mundo en color paralelo, cómo han tenido que hacer muchas personas presas sin rejas, o marginadas por su singularidad.

 

Cartel de La decisión de Lola de Jose Warletta, protagonizado por Eva Rodríguez

Cartel de “La decisión de Lola” de Jose Warletta, protagonizado por Eva Rodríguez

 

Título La decisión de Lola Texto y dirección Jose Warletta Intérprete Eva Rodríguez

En cartel en Teatro de las AguasMadrid-, más información de fechas horarios y compra de entradas pinchando aquí.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *