IN-EDIT 2020. Melones ciegos, ciudad oscura.

IN-EDIT 2020. Melones ciegos, ciudad oscura.

Por NACHO CABANA.

All I can say de Danny Clinch, Taryn Gould y Colleen Hennessy ha resultado ser la ganadora del Premio al mejor documental musical internacional en el In-edit 2020 que ahora acaba. Se trata de una película que nace del sueño de cualquier documentalista desde aquel ya lejano Capturing the Friedmans de Andrew Jarecki en 2003: el hallazgo de cientos de horas de grabaciones de alguien con una vida merecedora de ser contada desde dentro.

Shannon Hoon, solista de la banda Blind Melon, contemporáneos de Nirvana, registró en una era predigital buena parte de su periplo vital y profesional al frente de su banda, hasta pocos minutos antes de su suicidio. Un material que sus directores (Hoon también firma la autoría) han seleccionado, ordenado y editado con bastante respeto a los hechos reales y el personaje, sin más que unos cuantas intervenciones “artísticas” al material original.

El resultado es interesante para los fans del músico y sus canciones pero no tanto para el profano al que la carencia de cualquier material contextualizador (entrevistas a otros implicados en la historia, por ejemplo) grabado en su momento o posteriormente provoca cierto desapego hacia la película que no acaba de encontrar ritmo narrativo.

Mucho más interesante, vistosa y entretenida resulta la primera de las menciones especiales del jurado, Dark City Beneath the Beat de TT The Artist. Se trata de un film 100% musical (videclip dirían algunos) que retrata a la escena musical en la depauperada Baltimore a base de colores tan llamativos como espectaculares resultan sus coreografías.

La final del concurso de baile local es sencillamente increíble, logrando TT the artist (que también aparece actuando en el film) dar cuenta de lo que pasa en su ciudad natal sin recurrir a más herramientas que la música y la danza. Cine social y espectacular, no se puede pedir más.

La otra mención especial del jurado ha ido a parar a Faith & Branko de Catherine Harte, película serbia que narra la relación sentimental y musical a lo largo de siete años de una acordeonista inglesa que acuda el país balcánico a aprender a tocar su instrumento al estilo gitano y un violinista de esta etnia. El jurado ha destacado de ella que supone “un viaje no siempre romántico con una prolongada observación de una pareja intercultural de músicos extraordinarios”.

El mejor documental nacional ha ido a parar a Sempre dijous de Joan Porcel por presentar “un retrato sincero y honesto del momento vital de una artista emergente, Júlia Colom, en el tránsito hacia la profesionalización, al mismo tiempo que recoge y recupera la tradición musical mallorquina en una relectura contemporánea” Valoran, así mismo, “la valentía de la artista al exponer su vida y sus inquietudes más íntimas, y la sencillez con la que el director se acerca a su cotidianidad y a su entorno más cercano”.

El mejor cortometraje musical de talento joven ha ido a parar a Tardes con Satán – Gernika no existe de Oan Hostench, hijo del exsubdirector del Festival de Sitges. El corto muestra la Barcelona sumergida a través de dos músicos callejeros que deciden (o se ven abocados a) vivir al margen del sistema, sin hacer ninguna concesión a las exigencias de la productividad, las tendencias o la expectativa del éxito. El jurado pone en valor el homenaje a la vocación musical como estilo de vida y la actitud punk, más allá de estéticas, llevada hasta las últimas consecuencias.

El premio del público ha ido a parar a Nou Set Dos de Albert Domenech y Oscar Sanchez, radiografía de la escena electrónica de las comarcas de Girona que, en el tránsito de los 80 a los 90, fue el germen de la cultura de club en la península gracias a salas míticas como Blau, La Sala del Cel o Le Rachdingue.

Acaba así la edición más fría del In-edit al que esperamos regresar en persona y en las salas del cine el año que viene.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *