GREC 2021: LA CASA DE LOS ESPÍRITUS de Isabel Allende.

GREC 2021: LA CASA DE LOS ESPÍRITUS de Isabel Allende.

Por NACHO CABANA. 

¿Cómo detener el cíclico retorno de la violencia a la historia de un país latinoamericano? ¿Cómo resistirse a la tentación de la venganza que no hará sino perpetuar el sufrimiento por muy justa que pueda parecer? 

Con la vida, con la gestación, con el perdón. “Morir es fácil, lo difícil es sobrevivir” se dice varias veces a lo largo de la adaptación que Anna Maria Ricart ha hecho de la novela río de Isabel Allende y que la nueva responsable del TNC, Carme Portaceli ha dirigido en una coproducción del Grec, Focus y el Teatro Español de Madrid donde se estrenó la pasada primavera. 

Una muy ambiciosa propuesta esta de meter en un espectáculo de 190 minutos (que en las sillas del, por otro lado impresionante, Teatre Grec, pesan más de la cuenta) las cuatro generaciones (y su correspondiente trasfondo político) de la familia Trueba que pueblan La casa de los espíritus sin caer en el resumen (más o menos exhaustivo) de la novela original ni en la selección de una parte del texto como metonimia del resto. 

La apuesta está resuelta con claridad expositiva por Portaceli y Ricart (que sería mayor si cada uno de los personajes fuera interpretado por un actor diferente) alcanzando en el segundo acto sus momentos más conmovedores. Están excelentemente resueltos momentos a priori tan complicados con el terremoto (simplemente agolpando la sillas hasta ese momento perfectamente alineadas) en el centro del escenario o el bellísimo momento de la muerte de Rosa del Valle. 

Acierta la dramaturgia de ambas mujeres a mezclar tiempos, espacios y planos de realidad muy bien apoyados por el trabajo de David Picazo con la luz. La labor videográfica de Miguel Ángel Rayón , empero, se queda en ilustrativo la mayoría de las veces, adquiriendo relevancia solo cuando incorpora imágenes históricas y, sobre todo, cuando es utilizado para subrayar momentos clave en la narración (la agresión de Esteban Trueba a su esposa Clara que marcará el resto de la relación entre ambos). 

Francesc Garrido hace un tremendo esfuerzo de expresión corporal (y de uso del bastón) para distinguir las diferentes etapas vitales de su patriarca protagonista aunque en algunos momentos parece verse superado por la cantidad de texto que ha de modular (algo que no le pasa, por ejemplo, a Vicky Peña en el montaje de Pedro Páramo que se puede ver en este mismo Grec 2021). Es la suya una estupenda interpretación, un poco menos interiorizada de lo deseable pero que sí refleja con seguridad (un poco a la manera del Unamuno de Errejalde en Mientras dure la guerra) cómo la barbarie fascista pasa por encima incluso de la burguesía política que la aupa al poder. 

A su lado, brilla Miranda Gas en el tramo final donde las (muy bien resueltas) escenas de tortura y cautiverio dan paso a un estremecedor monólogo que transmite la idea central de esta La casa de los espíritus indicada al principio de esta crónica. 

Carmen Conesa resulta tan solvente como es habitual interpretando a Clara del Valle, perfecto dominio de voz y movimiento aunque un poco distante en su amor/odio por Esteban Trueba. Fantástica está Gabriela Flores en su doble papel como hermana del patriarca y su prostituta de referencia así como Inma Cuevas (a la vez nieta e hija de Clara) y Borja Luna como Pedro Tercero. 

Una adaptación, pues de La casa de los espíritus que brilla más cuando sugiere al espectador paralelismos entre los tiempos en que se desarrolla su peripecia y los actuales (empezando por las estrategias de los poderes económicos omnipotentes para derrumbar al gobierno legítimamente elegido -y fuera de su control-; compra de medios de comunicación incluida) que cuando busca la fuga del tono dramático imperante con toques de un cierto humor paródico (el confesor, el tratante de chinchillas) que nos hacen pensar en lo bien que le hubiera venido al conjunto un poco menos de respeto al original literario.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *