“Galdós: sombra y realidad” de Ignacio del Moral, Verónica Fernández y Pilar G. Almansa

“Galdós: sombra y realidad” de Ignacio del Moral, Verónica Fernández y Pilar G. Almansa

En la imagen de Esmeralda Martin, el actor Jesús Noguero que da vida al escritor canario en  Galdós: sombra y realidad, de Ignacio del Moral y Verónica Fernández, adaptada y dirigida por Pilar G. Almansa.

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Galdós: sombra y realidad, de Ignacio del Moral y Verónica Fernández. Ha sido adaptada a la escena, y dirigida por Pilar G. Almansa. El montaje entra dentro del homenaje que se rinde a Benito Pérez Galdós en su centenario. Lo cierto es que cualquier pretexto es bueno para recuperar la obra de don Benito.

Decir que Ignacio del Moral y Verónica Fernández conocen todos los recursos para armar una estructura dramática y,  que están dotados de una facilidad pasmosa para poner a hablar a sus personajes, es casi gratuito, pero es un dato importante para decir que la pieza entra sin sentir.

La adaptadora y directora Pilar G. Almansa, dice en el programa de mano “que han querido quitarle a Pérez Galdós el blanco y negro, de las fotografías de la época” Pues, les garantizo que el objetivo lo ha superado con nota.

La puesta en escena de Galdós: sombra y realidad, no es en blanco y negro, que tanta distancia pone en el tiempo. Refleja el soplo fresco que se vivió a principios del siglo XX, se cuestionaron todos los sistemas establecidos. Las corrientes anarquistas proponían el amor libre, la igualdad de hombres y mujeres, haciendo norma que nadie había nacido para tener amo.

Desafortunadamente las dos guerras mundiales sumieron a Europa en un negro luto. En España la guerra civil, y su “Victoria”, no solo restringió todas las libertades, con el incienso inocularon el miedo. La primera vez que sientes miedo conoces la causa, después pasas al miedo más oscuro, de sentir miedo al miedo. Un temor que marcó a toda una generación, que les acompañó hasta la tumba.

Las actrices Carmen Conesa -Teodosia Gandarias- Marta Aledo -Concha Ruth Morell- y Ainhoa Santamaría -Sisita- ©️Esmeralda Martin

Las actrices Carmen Conesa -Teodosia Gandarias- Marta Aledo -Concha Ruth Morell- y Ainhoa Santamaría -Sisita- ©️Esmeralda Martin

Pilar G. Almansa con una puesta en escena envolvente. No solo por las entradas, salidas, y pasillos marcados a los actores. Es un espectáculo el solo hecho, de ver cómo salen y entran los muebles en el escenario.

Autores y directora sitúan a Galdós en el umbral de la muerte, pero lo abordan con toda naturalidad, con una vitalidad que lejos de desalentar, suscita la sensualidad y risa, de un hombre que ha gozado viviendo.

Para despedir, o para recibir, a don Benito, acuden de Sisita  –María Ramos– su primer amor, a Teodosia Gandarias el último. Marta Aledo interpreta a Concha Ruth Morell, una actriz que, en su deseo de demostrar su “talento”, por sus movimientos de una exageración sin límites, parece representar para a un público de sordo mudos, creando momentos realmente delirantes, que el público disfruta. También acudirá la desdichada  Lorenza Cobián, encarnada por la actriz Ainhoa Santamaría , madre de su hija, y la única mujer a la que el escritor pidió que se casara con él, no pudo ser y tuvo un final terrible. Doña Emilia Pardo Bazán, la brillante condesa, toda vitalidad con su carácter poderoso, a la que presta el porte y la voz, la actriz Amparo FernándezGaldós se media con ella de tú a tú, intelectualmente, y en su alcoba.

Las actrices Amparo Fernández -Concha Espina- Diana Palazón -Tristana- Carmen Conesa -Teodosia Gandarias- ©️Esmeralda Martin

Las actrices Amparo Fernández -Concha Espina- Diana Palazón -Tristana- Carmen Conesa -Teodosia Gandarias- ©️Esmeralda Martin

Doña Emilia reprochaba a don Benito, porque no se pronunciarse políticamente. El escritor decía, que él retrataba la realidad con fidelidad en su obra, y que era el lector el que debía pronunciarse.

Estas mujeres fueron germen y alimento para crear las heroínas de sus historias: Marianela, Fortunata, doña Perfecta, Tristana, la triste Ana. Todas desdichadas, él piensa que las redime con el amor, y  es su personaje Fortunata en la voz de la actriz Diana Palazón, la que le corrige diciendo, que en el amor no hay liberación alguna.

El juego escénico va en crecento, desde el minuto cero el movimiento es un importante recurso para la función. Al levantarse el telón, encontramos al actor Jesús Noguero que encarna a Galgos, sentado en un sillón donde recibe por sorpresa, la visita de Teodosia, interpretada con delicadeza por la actriz Carmen Conesa, que cruzará el fondo del escenario de izquierda a derecha, mientras el escritor lo hará en sentido contrario y marcha atrás, sentado en un sillón de madera con ruedas. Este camino hacia atrás, es un preludio de que es hora de recordar, y hacer balance.

Las actrices Amparo Fernández -Concha Espina- María Ramos-Lorenza Cobián- Marta Palazón -Concha Ruth Morell- ©️Esmeralda Martin

Las actrices Amparo Fernández -Concha Espina-, Ainhoa Santamaría -Lorenza Cobián- y Marta Palazón -Concha Ruth Morell- ©️Esmeralda Martin

El movimiento logra su mayor altura, en el momento que se reúne a todas las mujeres que amó, con sus personajes en el escenario. Sin olvidar el mobiliario que, por su movimiento también es actor.

En este momento la función llega a tener el ritmo, y el colorido de una comedia musical.  La agilidad de los diálogos, en un frente común del personaje con la mujer que los inspiro, pidiendo cuentas al autor, constituye un verdadero espectáculo para la vista y el oído.

La función, aparte de tener un gran valor “pedagógico” sobre la figura de Benito Pérez Galdós, contando que la obra del escritor es tan sólida como inabarcable, para abordarla en una función. Tiene valor dramático por si misma, está narrada, presentada, y representada de una manera tan cristalina, que tendría interés aunque no hubieras oído hablar jamás del autor.

Nadie mejor que una mujer para dirigir una obra de mujeres, porque el autor que con gran talento supo poner por escrito lo que aprendió de las mujeres. A las que adoró, aunque a ninguno de sus personajes le redimió del dolor, quizá porque hubiera mentido en su fiel retrato de la realidad.

El actor Jesús Noguero encarna un Galdós vital, bien marcado e interpretado porque el tiempo de la obra es el recuerdo. El elenco de actrices está formado por Marta Aledo, Carmen Conesa, Amparo Fernández, Diana Palazón, María Ramos y Ainhoa Santamaría. Las seis actrices recrean su papel con todo acierto, por lo que sería injusto señalar una actriz por encima de otra.

Enhorabuena  Pilar G. Almansa, firma usted un montaje excelente.

 

Las actrices María Ramos, María Ramos, Carmen Conesa, Ainhoa Santamaría. La directora Pilar G. Almansa. La actriz Diana Palazón. La autora Verónica Fernández. El actor Jesús Noguero La actriz Amparo Fernández y el autor Ignacio del Moral ©️Esmeralda Martin

Las actrices Ainhoa Santamaría, Marta Aledo, María Ramos Carmen Conesa y Ainhoa Santamaría. La directora Pilar G. Almansa. La actriz Diana Palazón. La autora Verónica Fernández. El actor Jesús Noguero La actriz Amparo Fernández y el autor Ignacio del Moral ©️Esmeralda Martin

Galdós: sombra y realidad, se estrenó el 18 de noviembre de 2020 en el Teatro Español de Madrid, más información de echas horarios y compra de entradas pinchando aquí.

Título Galdós: sombra y realidad Autor Ignacio del Moral y Verónica Fernández Adaptación y dirección Pilar G. Almansa Intérpretes Marta Aledo, Carmen Conesa, Amparo Fernández, Jesús Noguero, Diana Palazón, María Ramos y Ainhoa Santamaría Espacio escénico José Luís Raymond (AAPEE) Diseño de iluminación Carlos Torrijos (AAI) Diseño de vestuario Vanessa Actif Composición música original Mariano Marín Movimiento escénico Amaya Galeote Ayudante de dirección Manu Báñez Ayudante de escenografía Laura Ordas Ayudante de vestuario Mónica Tejeiro Una producción de Teatro Español

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *