Fuentes

Fuentes

Descubrí su cadáver en la bañera. Se había abierto las venas pero ni una gota de sangre salpicaba el esmalte. Su cuerpo yacía en un enorme charco de caracteres negros, engarzados unos con otros en una orgía de fuentes. Una riada de tipos aún brotaba de sus venas azules, y las florituras de la Cassandra se enredaban a la vez en la bravuconería de la Impact y la esbeltez anoréxica de la Arial Narrow, formando mil veces la palabra “angustia”.

Cuando la policía me preguntó si se me ocurría alguna explicación, sólo acerté a decirles que durante años había leído mucho a Kafka.

Autor

Ana Fúster
Nací en Cartagena, donde trabajo como profesora de inglés en la enseñanza pública. La escritura me aporta aprendizaje, pulveriza la rutina, me permite asomarme a otros mundos y me ha traído amistades, así que no me imagino sin ella. Algunos de mis textos han sido ganadores o finalistas en certámenes de microrrelatos como Esta Noche Te Cuento, La Microbiblioteca, El Secreter o el Encuentro Literario de Autores en Cartagena, y han aparecido en varias antologías y revistas. También colaboro en la sección “Inglés para cinéfilos” de la Revista Salitre de Alicante, donde una vez al mes me dejan sumergirme en mi otra gran pasión, el cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *