En Dextro Cardiaco, Juan Arcones, reivindica el ritmo del corazón

En Dextro Cardiaco, Juan Arcones, reivindica el ritmo del corazón

Dextro Cardiaco, de Juan Arcones, es un texto inspirado en una novela con el mismo título, escrita por el mismo autor. Cuando lees una novela, y luego la ves adaptada en cine o teatro, siempre queda una impresión de que el árbol ha perdido alguna hoja.

Yo no he leído la novela, y asistí a la función con una mirada limpia, para presenciar lo que Juan Arcones, hubiera tenido a bien mostrar, formara parte o no de la novela, pero por algún extraño mecanismo, la función me pareció que sugería para bien, una hondura y un trasfondo mayor, que lo que se mostraba en el escenario.

dextro-webLa historias nos habla de un amor platónico en el colegio, el amor de Marc, un chico con mas vida interior que social, por un repetidor desahogado llamado Alex, en el que el adolescente proyecta todo lo deseable, que debería tener el hombre de su vida.

Quién no ha tenido un amor platónico a una edad? Pues, quien no lo ha tenido peor para ella/él, porque en ese amor ficticio, se orienta la brújala del tipo de persona que vamos a desear el resto de nuestra vida, otra cosa es que luego practiquemos el saludable deporte de satisfacernos vulnerando mucho el patrón.

En este caso Marc, un preadolescente que aún no se reconoce ni en su anatomía, ni en sus propios temblores, cuenta con una dosis extra de desconcierto, al no saber si el claro motivo de su deseo, juega en su equipo, porque el repetidor se lleva a todas las chicas de calle.

El recuerdo de Alex, permanece como algo dulce e inalcanzable, casi olvidado. Hasta que un día el bueno de Marc, ya cumplidos los 23, compra una entrada para ver una peli de Wes Anderson, una coca-cola y unas palomitas. Se promete una tarde inmejorable. Pero la vida te da sorpresas, y en la butaca de al lado está sentado el súper Alex, su amor platónico del colegio. A partir de ahí, Alex irrumpe en la vida de Marc, como un elefante en una cacharrería, tomaran chupitos picantes, irán a París con los ahorros de Marc, que se plegará a todo como una silla de camping.

javier-galvez2

En la imagen el actor Javier Santiago, que es Alejandro, en “Dextro Cardiaco” de Juan Arcones

Dextro Cardiaco, habla de sentimientos, de inseguridades y de amor. Las amigas de Marc, serán un coro griego que le zarandearán para que sea realista, no idealice y tome de la vida lo bueno que tiene. Las guapas actrices Usue Alvarez y Alba Fontecha / Laura Put, son un soplo de aire fresco vital en una historia un poco asfixiante, como lo es tambien el actor Brays Efe, su amigo, un gay de libro, le azuzará para que no sufra los daños colaterales que ocasioana el dejarse llevar.

Sus amigos le recuerdan que no hay porque cumplir con la casi obligación, lo contario es un despretigio, de ligar con chulo de revista. Cuando alguien normal te podría hacer inmensamente feliz, Esto que en otro momento podría sonar a tradicional, hoy es una valentía que se verbalice en un escenario, y el texto de Juan Arcones lo propicia. El gusto por lo canalla, cuando no se cuenta con alma de canalla hace daño. Rebaja la autoestima a niveles tan mínimos que no te permiten salir de casa, y si se ha dado un paso de gigante en la normalización de las parejas homosexuales, no es cuestión de legitimar ahora falsas creencia, y quien infrinja dolor con modas dictadas sean precisamente los que debería remar en la otra dirección.

Juan Arcones, escribe un texto valiente en que reivindica que nos atrevamos a mirarnos a la cara, en vez de hacerlo a través de las redes sociales, pone el dedo en los teclado de tan escépticas relaciones, y su tiranía. Las relaciones de heterosexuales y homosexuales antes de que se impusiera la dictadura de las redes sociales, se basaban en una permisible cercanía, que no obligaba a nadie a disfrutar de un cuerpo de escándalo. El olor, unos labios, una camiseta adecuada o la altura de un pantalón, eran suficientes para provocar un pellizco en el lívido. En caliente uno tiene los ojos de los sentidos y después satisfacía más el recuerdo de una buena coyunta, que unos abdominales mas o menos trabajados o unos pechos que cayeran hacía arriba.

En la función intuyo, una reivindicación de gozo, una llamada al disfrute de los sentidos, que es todo lo contario a una foto de Instagram, que puede mostrar oro, pero no es mas que una ficción y pura alquimia.

Un filósofo español, decía que en el sexo, era mayor la ansiedad que nos producía lograrlo, que gozo del propio acto. En su momento no lo creí, pero viendo como se cosifica al personal, como se ejecuta el proceso. Sumando el componente de coleccionismo, con imagen incluida que materializan las redes sociales, puede que sea cierto.

12834817_10153864147700708_1152053302_n

En la imagen el actor Ventura Rodríguez, que es Marc, en “Dextro Cardiaco” de Juan Arcones

Ventura Rodríguez compone al siempre sufriente Marc, da bien de veinteañero inseguro, que con una pareja adecuada maduraría y tendría mucho que dar. A su amor imposible lo interpreta el actor Javier Santiago, un personaje aún más inseguro que el propio Marc, un personaje descarado, perfecto para la fugacidad de una noche,  del que es difícil pensar que nadie pueda enamorarse, sino es fruto de la enajenación transitoria en que nos pone la adolescencia, de la que a veces nos negamos a salir durante el resto de nuestra vida.

La función de Juan Arcones, tiene yerros y logros, pero a mi me ha interesado porque deja un poso de asunción y positivismo, importante. El tema gay se trata con mucha frecuencia últimamente en los escenarios, pero risa arriba disparate abajo, hay pocos personajes con sangre y latido propio como en esta función.

El público es receptivo, y admite las dos caras de la moneda de Dextro Cardiaco, disfruta y ríe con los tres amigos que son vida en estado puro, y asiste con respeto al desazonador desencuentro de Alex y Marc.

12721649_10153864150995708_1780596738_n

En la imagen Juan Arcones, autor y director de “Dextro Cardiaco”, en abril Editorial Hidroavión, publicará su próximo libro titulado Komorebi‬, en La Cultural Tarántula, estaremos atentos

Título: Dextro Cardiaco / Texto y dirección de Juan Arcones / Reparto Ventura Rodríguez, Javier Santiago, Usue Alvarez, Alba Fontecha / Laura Put y Brays Efe / Escenografía Celia Marchena y Aitor Goenaga

Se estrenó  Nave 73 -Madrid- en 2016, a partir del 30 de noviembre, en cartel en el Teatro Lara de Madrid, más información de horarios y fechas aquí

 

*Abel Azcona. ha comisariado una exposición, sobre Dextro Cardiaco, en Factoria Factoría del Arte y Desarrollo -Madrid-

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

One comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *