EL TIPO DE LA TUMBA DE AL LADO o el humor universal

EL TIPO DE LA TUMBA DE AL LADO  o el humor universal

Iker Galartza y Atziber Garmendia en El tipo de la tumba de al lado

Por Coral Igualador

El misterio del amor es mayor que el misterio de la muerte.

Oscar Wilde

Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas.

J.F.Kennedy.

Pongámonos en antecedentes. Una autora sueca,Katarina Mazetti, escribe una novela editada en 2010: El tipo de la tumba de al lado. Rápidamente se convierte en un bets seller literario y después en una obra de teatro, que entre otros recorre los escenarios de Francia. En el 2012 Maribel Verdú y Antonio Molero bajo la dirección de José Maria Pou la traen a España y se estrena en Barcelona. Es un éxito.

En el 2014, Iker Galartza, conocido guionista y actor por series como “Allí abajo” o “Vaya semanita” la traduce al euskera y comienza gira con Atziber Garmendia (una de las protagonista de Ocho apellidos vascos)  bajo la dirección de Begoña Bilbao Lagarzegui. De nuevo todo un acierto teatral haciendo gira por Euskadi pero también por toda la península, en su versión en castellano. Y ahora, estrenan en Madrid.

Con todo esto, no se puede dudar de la universalidad de la obra. Una comedia divertida, tierna, con un subtexto inteligente y que fluye por canales con el que cualquier público teatral puede conectar. Una obra que funciona a la perfección porque tiene todos los ingredientes para que el espectador se vea reflejado en los personajes y en su situación.

TIPO 9

El juego de opuestos siempre funciona y si se lleva al escenario con la experiencia teatral y el humor de Iker y Atziber, pareja disparejada, está asegurada la diversión y la reflexión.

Porque cuando Iker (Pablo en esta versión) tiene momentos de profundidad el espectador se sobrecoge, pero cuando Iker es macho alfa en el estado mas puro, el espectador lo aprueba con una carcajada, y cuando Iker habla de sus vacas, de su soledad o de sus necesidades primarias se coloca en un lugar delicioso en el que nadie le juzga, le comprende con una aprobación llena de empatía tierna; con sus arranques la risa está asegurada. Momentos hilarantes como el de los tapetes.

ElTipo_1 (1)

Iker Galartza es Pablo el rudo granjero en El tipo de la tumba de al lado.

Cuando el personaje que interpreta Atziber (de nombre imposible para que yo lo recuerde, y a veces su querido Pablo en escena para jugar con la confusión) en su casa blanca aséptica nota como se le caen las paredes por la necesidad de compartir con otro, cuando se debate entre su vida cómoda y el deseo de procrear, porque su reloj biológico y sus ovarios no paran de hablarle, o cuando el sexo y las albóndigas parecen que no son compatibles, proyecta en el espectador una sensación de pertenencia a lo que está sucediendo en esa cuarta pared que se rompe para agarrar al público. Una cuarta pared que como público nos muestra una escenografía funcional y original a la par, con la versatilidad de convertirse en muchas cosas.

ElTipo_3 (1)

Aitziber Garmendia es la pálida bibliotecaria en El tipo de la tumba de al lado.

Y por paradojas de los opuestos en los que nos movemos en vida, ellos se conocen en un cementerio lleno de luz. Cada cual con su propia soledad y frustraciones, pero todas ellas muy blancas, sin malos rollos, sin grandes tragedias, porque la vida es así. Lo cotidiano es mas  El tipo de la tumba de al lado que  Hamlet.

Luego ya se suceden los encuentros, desencuentros y el desarrollo de esa aventura cuyo desencadenante es el cruce de una mirada entre la mujer pálida, Blancanieves para él y el Agroman, Atapuerca, para ella. Una mirada tan románticamente real que es como “Cuando de pequeño te metes un enchufe en la nariz y te da un zambombazo” o como cuando no puedes dejar de imaginar la manos rudas de un hombre, con sus uñas llenas de tierra, acariciando todo tu cuerpo y te provoca una desazón por debajo del ombligo.

Referencias a la historia de la bibliotecaria con gafas en casa aséptica y granjero que se desvive por su campo y sus vacas hay muchas a lo largo de la tradición narrativa audiovisual, literaria o real. Me viene a la cabeza el reality show “Granjero busca esposa”, la esencia de la repoblación del famoso pueblo de Plan en Huesca con su caravana de mujeres (del que se han cumplido 30 años) o una película sueca “Bajo el sol” (1998) de la que quizá la autora tomara la inspiración dándole una vuelta de tuerca para jugar con la casualidad de dos soledades que se encuentran en un cementerio. Dos soledades no proactivas en encontrar el amor, pero que, sin embargo, están totalmente abiertas a él. Porque señores, el amor está en el aire y lo opuesto se atrae y se complementa.

ElTipo_pareja (1)

Y como la bibliotecaria cita a Schopenhauer cual libro de cabecera, me permitiré una frase sobre el instinto de los seres humanos, un motivo, ese el de los instintos, muy bien llevado en esta obra: el instinto social de los hombres no se basa en el amor a la sociedad, sino en el miedo a la soledad.

Pero también la mujer pálida y el agroman practican a Ortega y Gasset: No hay amor sin instinto sexual. El amor usa de ese instinto como de una fuerza brutal, como el bergantín usa el viento.

Y sin mas filosofías de libro, mujer y hombre viven la suya propia.

Obra sencilla y sobre todo con enormes dosis de verdad, que cuenta una historia planteando y contestando a buen ritmo escénico infinidad de preguntas sobre los seres humanos, con el magnifico plus de los que saben hacer humor.

Dependencia/independencia.Vida/muerte.Masculino/Femenino…Aceptación, soledad, instinto animal primario del ser humano, dicotomía entre la razón y la emoción, y un largo etcétera que podrán comprobar riéndose, o sonriendo en estos ochenta minutos que les aseguro que se les pasaran volando.

Titulo: El tipo de la tumba de al lado/ Directora:Begoña Bilbao Lagarzegui/ Autora: Adaptación de la novela de Katarina Mazetti/   Actuación: Iker Galartza y Atziber Garmendia/ 

Teatro Quevedo C/Bravo Murillo, 16

Del 6 de mayo al 12 de junio de 2016

Viernes a las 20.30 y los sábados y domingos a las 19.00 horas.

(*)Vi la función en su estreno en Madrid el 6 de mayo de 2016 en el Teatro Quevedo.

 

 

Autor

Coral Igualador Poveda
Desde que me recuerdo me han gustado los actos de narración: teatro, literatura, cine... Me apasiona la narración, la psicología y la comunicación y por eso de los caminos no rectos, pero que conducen a lo mismo, acabe estudiando logopedia. He tenido la oportunidad de formarme y trabajar como consultora de comunicación, voz, teatro creatividad y desarrollo personal para diversas entidades y personas. También escribo guiones, obras de teatro, dirijo y actuó. Otra oportunidad que me ha brindado la vida es la de escribir sobre el teatro que se sigue vivo, eternamente vivo, y poder difundirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *