El sexo que sucede, de Fernando J. López, dirige Javier Aranzadi

El sexo que sucede, de  Fernando J. López, dirige Javier Aranzadi

En la imagen Julia Camero y Cristo Barbuzano en El sexo que sucede, de Fernando J. López, dirigida por Javier Aranzadi

Por Luis Muñoz Díez

 

El sexo que sucede, de  Fernando J. López, es una obra de mujeres, que la publicidad define como una “comedia urbana“.

La historia se centra en la evolución sentimental de Eva, Ruth y Sara, interpretadas por Cristo Barbuzano, Julia CarneroMontse Peidro, que también se encargan de representar a los personajes masculinos, si bien el protagonismo nunca lo pierden Eva, Ruth y Sara, dado que los personajes masculinos son meros referentes para los sentimientos que provocan en las mujeres.

Fernando J. López es un autor bien dotado para escribir sobre sentimientos, y en El sexo que sucede lo vuelve a demostrar, se trata de un texto diferente a todos los que conocía hasta ahora del autor. Parte de dos maneras de encarar el amor y el sexo, con dos planteamientos opuestos. Mientras Eva se relaciona de una forma libre y directa con los hombres tomando la iniciativa, Ruth sólo se permite establecer una relación si hay por medio fidelidad, a cambio ofrece sumisión. Julia Camero es un  comodín y representa, aparte de a la enamorada Sara, a los hombre que de una manera estable -o no- pasan por la vida de Eva y Ruth.

En El sexo que sucede, la figura masculina no queda bien parada, ni en las alusiones a los ancestros ni en las posibles opciones actuales de nuestras chicas. Aunque la función puede gustar a todo tipo de público, porque el público femenino oirá lo que quiere oír y a los hombres no les suele molestar quedar en mal lugar como género, quizá porque no se sienten aludidos o porque aún se sienten por encima de esas cosas.

La comedia insiste en la importancia de los nombres, señalando que la depositaria del nombre se ve inconscientemente condicionado por el referente, y más si se trata de nombres bíblicos de los que se conoce su historia y el papel que jugaron, con tanto significado como el título de las tragedias griegas.

Por un momento, la obra se vuelve una denuncia sobre el maltrato y la herencia que inocula en las hijas de quien lo ha sufrido, lo que nos cuenta la actriz Montse Peidro,  trasfigurada en su madre, es un hecho directo y explicito.

El tono del resto de la función empleado por Fernando J. Sánchez es de comedia, para expresar la evolución personal de las tres mujeres, con las que el autor es generoso y les premia con un final feliz.

El sexo que sucede cuenta con unos diálogos tan ágiles como efectivos, tres actrices vitales con una cintura excelente para afrontar los cambios de situación y personaje, Javi Aranzadi se luce con una puesta en escena bien rsuelta, y con un resultado mas que brillante, en la dirección de las actrices Cristo Barbuzano, Julia Carnero y Montse Peidro,  que  se mueven por el escenario como pez en el agua.

Julia Carnero, Cristo Barbuzano y Montse Peidro, tres actrices excelentes para "El sexo que sucede", de Fernando J. López, dirigida por Javier Aranzadi

Julia Carnero, Cristo Barbuzano y Montse Peidro, tres actrices excelentes para “El sexo que sucede”, de Fernando J. López, dirigida por Javier Aranzadi

Autor: Fernando J. López, Director: Javier Aranzadi, Intérpretes: Cristo Barbuzano, Julia Carnero, Montse Peidro / Teatro il Trancce di las Besthias,  Producción: Ronal Cruces Marquina

El sexo que sucede, está programada en la Sala Azarte, toda la información sobre las fechas y horario de de las funciones aquí

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *