El juego de la luz

El juego de la luz

Hay unos niños que juegan a atrapar con las manos la luz que entra por una rendija. El reflejo, como una mariposa, se mueve sin parar, como si los retara. De pronto se detiene.

-La he cogido, aquí la tengo –grita uno de ellos agitando el puño.

-A ver, a ver –repiten todos.

-No, si la abro se me escapa. –contesta poniéndose muy serio.

-Pero tendrás que enseñarla porque si no, es como si fuera mentira.

-Ya, pero no lo es, es de verdad –dice sin moverse.

Todos observan su mano, su cara. Él no mira nada.

-Te estás poniendo blanco, y es porque mientes- se atreve a decir uno.

-No, no es por eso – responde con un hilo de voz.

A medida que él palidece, su voz se ha ido apagando, hasta dejar de oírse. De tan blanco, casi se trasluce. Se transparenta. La carne se disipa. Se vuelve claridad, y finalmente, destello. Todos observan el brillo quieto que antes era niño. Hay un desconcierto callado. Uno, dos, tres segundos vacíos. Y sin más, como salvajes, se lanzan a por él, que ahora es luz que se mueve. Iniciándose de nuevo el juego de atrapar.

Autor

Miguelángel Flores
Nacido en Córdoba en el 67 y emigrado a Sabadell en el 68. Escribe microficción y teatro, de oído y sin mala intención. Tiene relatos publicados en recopilaciones y antologías del género, como Relatos en Cadena, de Alfaguara, o De Antologia. La logia del microrrelato, de Talentura. En teatro es autor, entre otras, de Anda Que No Te Quiero, La Vida Qué Bailo y coautor de Consuélame, Consuelo. En noviembre de 2014, Talentura publica su primer libro de microrrelatos titulado De Lo Que Quise Sin Querer.

One comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *