«El Electo», una comedia de Ramón Madaula

«El Electo», una comedia de Ramón Madaula

En la imagen los actores Antonio Mourelos Fernando Coronado, “El Electo”, de Ramón Madaula, adaptada y dirigida por Cándido Pazó

 

Por Luis Muñoz Díez

 

El Electo es una comedia de Ramón Madaula, que toma como pretexto a un presidente electo, para que se pregunte porque ha llegado allí, horas antes de pronunciar su discurso ante las Corte. El casi presidente, está ensayando el discurso de investidura, cuando de pronto un picor insoportable en la nariz le obliga a hacer unos tics que restarían toda la seriedad al acto.

El equipo llama a un profesional, para que logre el milagro para que el discurso sea pronunciado con el aplomo suficiente, para despertar la confianza de los diputados.

Al presidenciable le encarna el actor Fernando Coronado, y al encargado de sacarle de este trance lo interpreta el actor Antonio Mourelos. El pretexto de Manduela funciona, y la relación que establecen ambos personajes entra sin sentir, el principio de comicidad se establece en la diferencia, pero pronto nos ganan con unos diálogos bien escritos.

El pasado del presidenciable cae como una losa sobre él, cuando en principio ha llegado a la cumbre. Cuando cree que ya no ha de temer nada, rebasada la meta. El terapeuta se empeña en bucear en el pasado del hijo de un panadero industrial, al que se le pasó la vida en sacar su negocio adelante, cayendo en la tópica excusa de que tanta entre al negocio es unaicaménte por el bien estar de sus tres hijos. Lolo, nuestro protagonista era el pequeño, ninguneado sin especial maldad por su hermanos, como suele ocurrir con los pequeños, a los que se ven obligados a cuidar, mientras sus padres ausentes trabajan para procurar su pan y la bicicleta.

Lo anterior, y que sus padres administrasen las sonrisas solo para los clientes, sin función alguna para el ámbito familiar, no le encuentra relación alguna el electo con el picor de su nariz, y se resiste a seguir por ese camino ante la insistencia del excéntrico terapeuta.

En la imagen los actores Antonio Mourelos Fernando Coronado, “El Electo”, de Ramón Madaula, adaptada y dirigida por Cándido Pazó

En la imagen el electo -Fernando Coronado- se revela ante el terapeuta que sigue a lo suyo -Antonio Mourelos- “El Electo”, de Ramón Madaula, adaptada y dirigida por Cándido Pazó

La función resume una terapia en 80 minutos con un resultado optimo. Un trabajo que conlleva años, para realizar el camino de matar al padre, para después perdonarle, y reconciliarte contigo mismo. La familia es la institución por excelencia llamada a cuidarte, y lo hace, pero también con su ascendencia te inicula inseguridad en ti mismo. Pocos padres aceptan las decisiones de sus hijos, si haberlas sazonado de un mar de peros, antes.

Ramón Manduela encadena los recuerdos con sus consiguientes asociaciones de ideas, con un resultado excelente para ponerlo al servicio de la comedia. Al tratarse de recuerdos reconocibles el público ríe cómplice durante toda la representación, y al acabar nos queda la sensación de lo similares que sin nuestros fantasmas  en fondo y forma, compartimos las mismas presiones familiares y sociales, por mucho que nos creamos seres únicos, que por otra parte lo somos.

Una comedia con dos personajes es siempre un riesgo para un director, para que no se convierta en una partida de ping pon, pero Candido Pazó acierta con la escenografía de Dani Trillo, que le permite jugar con la intimidad del sillón bajo, el despacho presidencial, y como tribuna parlamentaria.

El contrapunto del electo –Fernando Coronado– con el peculiar terapeuta -Antonio Mourelos-, da mucho juego, cómo la obstinación del político de insistir que es él, el que controla y manda, ante la resistencia activa y pasiva del psiquiatra, para demostrar que en este caso el control está en su poder.

El trabajo de Fernando Coronado y Antonio Mourelos, es un valor imprescindible para la función, y el vestuario de Mourelos. Vestido con un pantalón de estampado escoces, combinado con calcetines y camisa rosa, no tiene precio. En contraste con el impersonal traje de chaqueta azul -de político de cualquier color-, camisa blanca sin corbata, como indican los asesores de imagen.   

El electo es una comedia, bien escrita por Ramón Madaula, adaptada y puesta en escena con acierto por Cándido Pazó, y con una interceptación de Fernando Coronado y Antonio Mourelos, que se gana el favor la risa y el aplauso del público.   

En la imagen los actores Antonio Mourelos Fernando Coronado, “El Electo”, de Ramón Madaula, adaptada y dirigida por Cándido Pazó

En la imagen los actores Antonio Mourelos y Fernando Coronado, “El Electo”, de Ramón Madaula, adaptada y dirigida por Cándido Pazó

El Electo está programada en el Teatro Quique San Francisco -Madrid-, mas información AQUÍ.

Dramaturgia: Ramón Madaula Dirección y adaptación: Cándido Pazó 
Reparto: Fernando Coronado y Antonio Mourelos  Iluminación: Alfonso Castro Escenografía: Dani Trillo Música: Manuel Riveiro Dirección de producción: Sergi Calleja y Belén Pichel Producción: Contraproducions y Focus.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.