“Don Jon”, de Joseph Gordon-Levitt, es un adicto al sexo, pero no sólo al sexo real

“Don Jon”, de Joseph Gordon-Levitt, es un adicto al sexo, pero no sólo al sexo real

La falta de contacto con la realidad, el vivir experiencias incompletas que no terminamos de disfrutar, el proceso de deshumanización que vive la sociedad actual…, estas y otras reflexiones me vienen a la cabeza tras ver “Don Jon”, el debut tras las cámaras (como guionista y director) de Joseph Gordon-Levitt, un joven actor estadounidense que con el paso de los años ha sabido hacerse un hueco dentro del panorama cinematográfico internacional. Con un carácter marcadamente irónico, Gordon-Levitt ha dirigido esta cinta con bastante soltura, aunque sin conseguir evitar caer en algunos tópicos notables en su argumento y desarrollo que desmerecen ligeramente la, por otra parte, eficaz realización que lleva a cabo.

don_jon_addiction2

Joseph Gordon-Levitt: actor, guionista y director de «Don Jon»

Adaptando a la actualidad el mito del Don Juan, de manera bastante libre, se nos relata en clave de comedia las andanzas de Jon, un joven mujeriego que parece tener muy claro cuáles son los valores que realmente le importan en ésta vida: su apartamento, su “buga”, sus sesiones musculándose en el gimnasio de su barrio, su familia, su iglesia y por supuesto, sus mujeres. De hecho, éste último parece ser su objetivo principal, pues Jon es un adicto al sexo, pero no sólo al sexo real, sino que donde realmente disfruta es viendo pornografía en Internet. A pesar de que no tiene dificultades para acostarse con una mujer diferente cada fin de semana, habilidad por la que sus amigos los apodan Don Jon, se encuentra insatisfecho encontrando consuelo tan solo mediante el sexo virtual. Sin embargo, aparecerán dos bellas (¿cómo no?) mujeres en su vida, muy distintas entre sí, que darán un vuelco a su modo de ver el mundo embarcándolo en la búsqueda de una vida sexual mucho más gratificante, en la que aprenderá además las grandes lecciones de la vida y del amor, desconocidas hasta ahora.

don-jon-7

Scarlett Johansson y Joseph Gordon-Levitt en «Don Jo»

El apartado más interesante de “Don Jon”, es que el director no se limita a contarnos la típica comedia estadounidense sobre relaciones de pareja, sino que da un paso más allá realizando una crítica mordaz sobre cómo la cultura de la deshumanización erosiona nuestra capacidad para la intimidad. Asimismo, a pesar de lo previsible de su guión y su desarrollo, otro de los puntos fuertes son los personajes que deambulan durante el filme, gracias a las conseguidas interpretaciones de sus actores. El propio Gordon-Levitt continúa ascendiendo en su carrera bordando a este Don Juan adicto a la pornografía, siendo muy bien secundado por Scarlett Johansson y Julianne Moore. Mención especial merecen los personajes de Tony Danza (actor de comedias televisivas de los 80 como Taxi o ¿Quién es el jefe?) y Glenne Headly, que aunque bastante estereotipados consiguen algunos de los momentos más divertidos de la película.

don-jon-4

Scarlett Johansson y Joseph Gordon-Levitt en «Don Jo»

Don Jon no es, desde luego, una película perfecta o completa, pues no termina de configurarse como una comedia redonda, ni termina de cuadrar una reflexión especialmente profunda o sincera sobre la masculinidad y sus insatisfacciones. Tal es así que durante algunos instantes tienes la sensación que vas a presenciar un humor que podríamos calificar de inteligente e incluso original, pero que nunca termina de cuajar del todo pues acaba resultando bastante simple y tópica. Sin embargo, sí que funciona como una película agradable y efectiva que supone un acertado debut como director para un cineasta que no me cabe duda continuará avanzando en su carrera. En definitiva, resulta una comedia bastante entretenida que aunque a ratos flojea, cumple correctamente su cometido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.