Cuarta Pared. “Instrucciones para caminar sobre el alambre”, 2ª entrega de su Trilogía Negra

Cuarta Pared. “Instrucciones para caminar sobre el alambre”, 2ª entrega de su Trilogía Negra

En la foto de Sandra Nieto, el actor Guillermo Sanjuán, y la imagen difumada de la actriz Rosa Manteiga, que interpreta a la joven desaparedida en Instrucciones para caminar sobre el alambre, con dramaturgia de QY Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe, dirigida por Javier G. Yagüe.

 

¿Dónde está Alba? Su hermano y su madre han denunciado su desaparición y ayudan en la reconstrucción de sus últimos días para poder encontrarla. La investigación nos llevará a conocer a una familia que lucha por sobrevivir en un mundo invivible. Un mundo que lesiona sus cuerpos, que desequilibra sus mentes, que les empuja a la resignación. Un mundo bipolar en el que intentan encontrar su lugar. Alba estaba segura de haberlo encontrado, pero ahora Alba ha desaparecido

 

Por Luis Muñoz Díez

“Instrucciones para caminar sobre el alambre”, es la segunda entrega que estrena La Cuarta Pared, de su Trilogía Negra. Una trilogía asentada en la sillería del “thriller” clásico, género en el que se han refugiado muchos escritores, para dar cuenta de la corrupción que sustenta nuestra sociedad. La denuncia consistía en exponer la entidad de los que manejan los hilos del poder, por lo que si bien, la denuncia era cierta, de alguna manera nos situaba como meros espectadores, dado que el lector o espectador, no pisaba los escenarios de las altas esferas, ni de los bajos fondos.

Cuál es la novedad la dramaturgia de QY Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe, y la puesta en escena de G. Yagüe, pues, que realizan la denuncia de abajo, a arriba, de la mano de los investigadores que buscan a la desaparecida Alba. La reconstrucción de su avatar cotidiano, nos permite andar por escenarios, presenciar situaciones, y conocer sus vivencias, en un suma y sigue de atropellos, en los que sin duda, nos sentimos identificados.

Un acierto de los dramaturgos QY Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe, es que exponen sin juzgar, lo que es de agradecer, respetando la capacidad del espectador para entender, sin incidir en los componentes de eso “todo”, que nos asfixia y paraliza.

“Instrucciones para caminar sobre el alambre”, es un container de ideas, que se exponen sin usura, y se pasa a otra, es un río de agua fresca, que nunca deja de correr, como tampoco se detiene la vida.

La obra está escrita y montada, desde el estímulo combativo, no permite caer a sus personajes en la autocompasión, por estar formulada en positivo. Hasta el deseo de bajarse en marcha de la vida de Luis, un personaje episódico al que da vida el actor Aitor Satrústegui, defiende su decisión con coherente dignidad, propiciando una escena de gran belleza plástica, como otras muchas que nos ofrece el montaje.

En la imagen de Sandra Nieto, la actriz Rosa Manteiga, jaleada por su padre.

En la imagen de Sandra Nieto, la actriz Rosa Manteiga, jaleada por su padre.

Otro acierto, es comenzar la función desde arriba, con el inclemente entrenamiento al que somete un padre a su hija, que pretende que la niña sea una máquina en el deporte, y un billete de ida, que les permita salir de la mediocridad de su vida.

Partiendo de ahí, y durante 100 minutos que dura la función, nos arrastra como una corriente a favor, con la letanía de fondo, de cómo se ha de comportar un individuo ante el secuestro de un ser querido, frente a los investigadores. Marcando un aviso para navegantes, de cómo debemos comportarnos en una sociedad, que no nos da ni respiro, ni tregua, de la que normalmente somos acreedores, y que nos confunden sin piedad, para que nos sintamos deudores.

De lo áspera que puede ser la vida de un hombre que se dedica a desatrancar pozos negros, a la impotencia de un médico consciente de que no puede hacer bien su trabajo, a la evidente opulencia de una sociedad consumista, regida por una publicidad con su perverso el lenguaje, que niega la coherencia, empujándonos a no parar jamás la máquina, y no solo para sucumbir a la tentación suntuaria, simplemente para poder sobrevivir.

En la imagen de Sandra Nieto, Aitor Satrústegui, Rosa Manteiga, Marina Herranz, Guillermo Sanjuán, y Javier Pérez‐Acebrón, cinco actores para

En la imagen de Sandra Nieto, Aitor Satrústegui, Rosa Manteiga, Marina Herranz, Guillermo Sanjuán, y Javier Pérez‐Acebrón, cinco actores para

La publicidad, el discurso de políticos y predicadores, nos hacen vulnerables. Pasamos la vida, entretenidos parando los golpes del día a día, tanteando a ciegas en una sociedad que, cada vez más, nos iguala a todos por lo bajo. Excepto un puñado de “elegidos”, el resto vive en la precariedad que proporciona vivir en el alambre, al que hace referencia el título.

La eutanasia, la locura,  el maldito pensamiento positivo, que te hace confiar en el “milagro”, enraizando nuestra singularidad de formar parte del puñado de los elegidos, fomentando el individualismo, de un sálvese quien pueda.

No sé, si estaré reflejando la importancia del montaje que nos presenta La Cuarta Pared, su innovación, la honestidad, lo bien que están medidos los tiempos, el nervio de los diálogos, y lo bien verbalizados que están por el elenco de actores, y lo fácil que es reconocer su discurso como propio.

Los cinco actores son vitalidad en estado puro, cinco fieras, que realizan un trabajo potente y primoroso, como el discurso de la obra en sí.

En la imagen de Sandra Nieto, Aitor Satrústegui, Rosa Manteiga, Marina Herranz, Guillermo Sanjuán, y Javier Pérez‐Acebrón, cinco actores para Instrucciones para caminar sobre el alambre, con dramaturgia de QY Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe, dirigida por Javier G. Yagüe.

En la imagen de Sandra Nieto, Aitor Satrústegui, Rosa Manteiga, Marina Herranz, Guillermo Sanjuán, y Javier Pérez‐Acebrón, cinco actores para Instrucciones para caminar sobre el alambre.

Marina Herranz es siempre Alba, la joven desaparecida e inasequible al desaliento, a la que, Marina Herranz, compone de una forma arrolladora.

Javier Pérez‐Acebrón, interpretan sin fisura, a varios personajes, a los que les une la sensatez y el pragmatismo, de los hombres con los pies anclados en la realidad.

Rosa Manteiga, compone la fortaleza de la fragilidad de las madres coraje, de las obreras de la fábrica o el trapo, que soportan sobre su quebrada espalda, todo lo que la vida les quiera cargar.

Guillermo Sanjuan, con su físico adecuado y su buen hacer, representa a los infelices que se creen, que tiene mando, y aprietan sin límite al que tiene abajo, sin ver que son un mero eslabón de la cadena, con su fecha de caducidad marcada.

El personaje principal de Aitor Satrústegui, representa lo “etéreo” de la vida, sobre todas las cosas. Es el perdedor que lo asume, sin dejar de reivindica el dolor que sufre, y sufren los demás, en su caso por el que le infringe su propia cabeza, ante la falta de respuesta de la sociedad. Lamenta que le den de alta en el psiquiátrico sin que “aún, le hayan arreglado del todo”, o decide poner fin a una existencia, que sabe, que únicamente puede ir a peor.

Si el éxito de “Nada que perder” se prolongo durante varias temporadas, no es preciso contar con una bola de cristal para decir, que el trabajo de QY Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe, que ahora estrena La Cuarta Pared, con  Marina HerranzRosa ManteigaJavier Pérez‐Acebrón,Guillermo SanjuánAitor Satrústegui, en el escenario, tendrá una larga vida, y tan fértil como el torrente de ideas con el que nos cala, gota a gota, con en la estrategia del agua.

En la imagen de Sandra Nieto, el actor Guillermo Sanjuán, y la actriz Rosa Manteiga, en una escena de "Instrucciones para caminar sobre el alambre,"

En la imagen de Sandra Nieto, el actor Guillermo Sanjuán, y la actriz Rosa Manteiga, en una escena de “Instrucciones para caminar sobre el alambre,”

Título Instrucciones para caminar sobre el alambre Dramaturgia QY Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe Dirección Javier G. Yagüe Intérpretes Marina Herranz, Rosa Manteiga, Javier Pérez‐Acebrón,Guillermo Sanjuán, Aitor Satrústegui Diseño de escenografía y vestuario Monika Ruhle Diseño de iluminación Mariano Polo Realización de escenografía y vestuario Richard Vázquez y Cuarta Pared Fotografía Sandra Nieto, Irene González Lara Contenidos audiovisuales Alba Montañés Producción ejecutiva: Elvira Sorolla Producción, Comunicación y Distribución: Cuarta Pared

 Instrucciones para caminar sobre el alambre,del 13 de febrero al 28 de marzo, de jueves a sábado a las 21h en la Sala de teatro Cuarta Pared -Madrid-, más información de fechas horas y compra de entradas aqui

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *