CRUÏLLA 2021/01. The masked rapper.

CRUÏLLA 2021/01. The masked rapper.

Por NACHO CABANA

Comenzó el Cruïlla 2021 y no fue solo el comienzo de una edición más de este fantástico festival. Lo de ayer significó el regreso a la manera de vivir la música en directo que amamos, a sentir lo que los sumos sacerdotes del siglo XXI nos lanzan desde su púlpito/escenario, a bailar y saltar sin miedo, a cantar canciones que no habíamos escuchado nunca y a hacer playback con las que nos han acompañado en los momentos más bajos de esta pandemia maldita. 

Una primera jornada del Cruïlla 2021 en la que no pudo faltar el componente de ciencia ficción al que, qué remedio nos queda, nos acabaremos acostumbrando en los dos días que restan de certamen. Entrar por un centro de convenciones del que muchos ignorábamos su existencia para ser recibidos por un ejército de sanitarios con algo parecido a los EPI del principio del Coronavirus time para ser examinados con un test de antígenos cuyo resultado recibiremos a los 15/20 minutos en nuestro móvil y que será incorporado a la pulsera Cashless que ya conocíamos de otros años y que ahora deviene en pasaporte a la seguridad enmascarada.

Perfecta fue la organización en la primera jornada dedicada al rap (ya en la de 2019 hubo un día específico para la especialidad) a la que acudieron 15.000 espectadores de los que solo 126 (entre ellos el vocalista de Senyor Oca, encargado de abrir el festival y sustituido por otro señor, Wilson) se tuvieron que volver a casa con el susto en el cuerpo y la cita con el CAP correspondiente en su agenda. 

15.000 personas que fuimos alternando entre los dos escenarios disponibles de los cuatro que entrarán en funcionamiento hoy (uno de ellos dedicado al Stand up comedy) con lo que la previsible mayor afluencia de espectadores se verá compensada con una distribución de estos (y esperamos que muchos más baños). 

Muy acertada, por cierto, la idea de acotar las zonas más cercanas al escenario solo para espectadores sin bebida, manera no impositiva de evitar aglomeraciones en las primeras filas que permite, además disfrutar de proximidad sin más agobios que los deseados. 

Lágrimas de sangre ofreció un concierto sencillo, honesto, directo y mediterráneo que conectó enseguida no solo con sus fans sino con todos lo que necesitábamos olvidarnos de la distancia de seguridad aunque tuviéramos que jugar al masked rapper. 

Brillaron los del Maresme en temas como La gente, coquetearon con lo latino en Salsa Boloñesa y acabaron rotundos con Blancs Wu-tank y todo el mundo entregado a sus causas. 

Estábamos sentados en el borde del mundo
contemplando la inmensidad,
pensando en si quedarnos o tirarnos y punto
y llevarnos por delante el mar.

 

Luego vinieron los madrileños Natos y Waor con una propuesta más electrónica y basada en la rota voz de sus vocalistas, una puesta en escena más elaborada que los anteriores donde el fuego acompañó (obviamente) a Fuego, fuego, el tema que grabaron junto a Recycled J aunque el momento más gloriosamente lúdico correspondió a Sudores fríos. Estaban tan contentos como el público que les aclamaba. 

Vuelven los sudores fríos
Por el pecho y por la espalda me recorren al follar contigo (Yeh)
Son cuchillos y puñales, tus colmillos junto con los míos
En los bloques de ladrillo y hormigón donde los dos crecimos.

 

Y para finalizar este teaser del Cruïlla 2021, Kase.O recuperó para el directo y con la banda de original su disco de hace una década Jazz Magnetism un disco que hermanaba en nuestro país el jazz y el rap como ya habían hecho de manera pionera US3 en el lejano 1993 con Hand of the torch. 

Fue el del zaragozano un concierto que no habría desentonado como la nota ecléctica en el, por ejemplo, Barcelona Jazz Festival pero al que, desde el escenario grande del Cruïlla, le costó bastante sintonizar con un público con más ganas de juerga que de apreciar improvisaciones y que solo se prendió con las derivaciones latinas del ex-violador del verso (atacó Sopa de caracol) o los temas más clásicos como Mazos y catapultas. 

Nena tú eres un desliz, una locura, un error
Una trampa de amor, una aventura
Yo no sé si es tu nariz, o tu cintura
Me tienes bajo shock con tu lenta tortura
Mala para la salud, tanta turbulencia
Yo que ya me había acostumbrado a la soledad
Y ahora llegas tú con tu dulce impertinencia

 

Hoy el Cruïlla 2021 presenta un cartel más ecléctico con actuaciones que van desde Amaral a Two door cinema club pasando por Carolina Durante y, en la que será a buen seguro donde más lágrimas de emoción correrán entre los más veteranos, La casa azul. 

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *