Con “Hâmaïkà” la compañía Cielo rasO celebra su 11º aniversario

Con “Hâmaïkà” la compañía Cielo rasO celebra su 11º aniversario

En la imagen los interpretes Ainhoa Usandizaga, Emma Riba David Candela y Joan Ferré, Joan Ferré Hâmaïkà Una pieza que celebra el 11º aniversario de la compañía Cielo rasO,

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Con el montaje de Hâmaïkà, la compañía Cielo rasO celebra su 11º aniversario, y presenta la pieza en La Sala Teatro La Cuarta Pared, dentro Madrid en Danza.

Según las palabras de Igor Calonge su director, la idea de la pieza surge, y se forja, en la cocina de su casa. También por sus palabras sé que a los interpretes David Candela, Joan Ferré, Emma Riba y Ainhoa Usandizaga, los ha incorporado al montaje en base a la idea que tenía en el primer bosquejo de los personajes, propiciando en los intérpretes su propia creatividad, y visto el resultado los define como “cuatro fieras sobre el escenario”, y que todo el proyecto dio un vuelco cuando se incorporó Sergio García, maestro de luces y sombras, iluminador y cómplice de la obra de Calonge, y lo importante que es el trabajo de vestuario firmado por Amalia Elorza.

La función se abre con un hombre pegado a la tierra, anda descalzo y en calzoncillos, pero abrigado por un chaleco de piel sintética azul. El personaje disfruta de clima propio, y unos gruesos copos de nieve caen sobre su cabeza, después se incorpora a la escena una mujer con un traje de chaqueta de plata con un bastón practicable, con el que impone su transgresión con su sola presencia.

David Candela

Emma Riba y David Candela “Hâmaïkà”, de  Igor Calonge para la compañía Cielo rasO

El trabajo de los intérpretes se mueve en dos planos bien diferenciados, uno en el que son un conjunto en el que muestran su plasticidad con unos movimientos al ras del suelo, del que se incorporan a la verticalidad con la misma facilidad que vuelven a caer, en una suerte de engranaje mecánico que se repite hasta ser un mantra visual, en que los cuatro interpretes se mueven, y relevan como uno solo.

Por otra parte los personajes van marcando una personalidad más lúdica, en la que igual que se retarán para bailar una samba, o dos bailarines se doblarán con un aspecto idéntico, tocados con una peluca rubia como Marilyn, traje de noche negro y gafas oscuras. Significando el glamur como mito erótico o forma de vida, que con su mera imagen nos desafía desde un cartel, o nos hipnotiza con un movimiento.

Las dos “marichales rubias”, como las define una de sus interpretes Emma Riba, se turnan en la pericia de desplazarse sin que en la parte visible de su cuerpo se perciba cómo realizan ese movimiento, componiendo un número tan sensual como plástico. Si en principio el personaje se desdobla en dos interpretes Emma Riba y Joan Ferré, la imagen del mito se la quedará y la potenciará Emma Riba.

En la imagen Emma Riba y Joan Ferré -glamur a dos-

En la imagen Emma Riba y Joan Ferré -glamur a dos- “Hâmaïkà”, de  Igor Calonge para la compañía Cielo rasO

David Candela es quién inició la función caminando descalzo sobre la nieve. Es el hombre que pisa tierra con su elemental indumentaria de un slip blanco de hombre de toda la vida, y su chaleco pelliza azul eléctrico. Al personaje le ronda la provocadora mujer de traje de plata con su bastón practicable, a la que pone movimiento y transgresión Ainhoa Usandizaga, que establece un contrapunto entre el minimalismo de lo elemental, y la espectacularidad de la ruptura de la norma.

En un momento dado David Candela se desnuda despacio y con discreción pegado a una de las patas del escenario. Su cuerpo se resbalará hacía dentro para dar paso a un Joan Ferré, ataviado con un corsé adornado con plumas que en su apabullante belleza va más allá de la sensualidad o del genero, ejecutando una danza poderosa.

En la imagen Emma -Transgresión- “Hâmaïkà”, de  Igor Calonge para la compañía Cielo ras0

En la imagen Emma Riba -Transgresión- “Hâmaïkà”, de  Igor Calonge para la compañía Cielo rasO

El entretejido dramático y coreográfico que marca Igor Calonge de grupo en que su movimiento de levantar y caer es un mantra visual, es complementario con los momentos en que marcan su diferencia bien delimitada, y matizada por la luz de Sergio García. El trabajo de los cuatro interpretes es de gran belleza tanto cuando lo realizan en conjunto, de dos en dos o de forma individual, porque Calonge tiene muy bien medidos los tiempos, y los espacios.

Hâmaïk es una pieza delicada, que inspira armonía. Una manera excelente para celebrar los once años que cumple la compañía. Espero que vuelvan pronto para que la puedan disfrutar más espectadores, y le deseo a la pieza una larga vida, y cuando vuelvan, no duden que volveré a verla.

 

Hâmaïkà está programada en la Sala Cuarta Pared los días 7 y 8 de enero de 2022 dentro del Ciclo de Danza Mover Madrid.

En la imagen Joan Ferrer en “Hâmaïkà”, de  Igor Calonge para la compañía Cielo ras0

En la imagen Joan Ferrer en “Hâmaïkà”, de  Igor Calonge para la compañía Cielo ras0

Dirección: Igor Calonge Intérpretes: David Candela, Joan Ferré, Emma Riba y Ainhoa Usandizaga Ayudante dirección: Gabriel F. Diseño de Iluminación: Sergio García Vestuario: Amalia Elorza Escenografía: Igor Calonge Distribución: AstaKardu | Beatriz Churruca Subvenciona: Gobierno Vasco Colabora: Donostia Kultura Egia K.E. y Dantzagunea, Teatro Paco Rabal

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.