Cincuenta y ocho

Cincuenta y ocho

Te habían dicho que el trayecto estaba plagado de obstáculos, pero no les habías hecho mucho caso: a estas alturas sabes bien que la gente disfruta -disfrutamos- de la opacidad que pinta el miedo en los ojos ajenos.

El verdor bordea el camino, tanto que a veces parece fundirse con el color de tu ropa. Es llano, cruzado por un par de riachuelos que se salvan sin dificultad. Has encontrado agua potable y hasta una posada, aunque no has hecho noche. A veces has avanzado tan deprisa como si un par de alas te levantasen del suelo.

Lo del laberinto ha sido un retraso, pero te crees con todo el tiempo del mundo ahora que sabes que no vas a acabar en la cárcel. Con lo que no contabas, como ninguno hacemos, era con la Muerte. Casilla de salida y vuelta a empezar.

Cincuenta_y_ocho__interior

Ilustración de Juan Luis López

Autor

Ana Fúster
Nací en Cartagena, donde trabajo como profesora de inglés en la enseñanza pública. La escritura me aporta aprendizaje, pulveriza la rutina, me permite asomarme a otros mundos y me ha traído amistades, así que no me imagino sin ella. Algunos de mis textos han sido ganadores o finalistas en certámenes de microrrelatos como Esta Noche Te Cuento, La Microbiblioteca, El Secreter o el Encuentro Literario de Autores en Cartagena, y han aparecido en varias antologías y revistas. También colaboro en la sección “Inglés para cinéfilos” de la Revista Salitre de Alicante, donde una vez al mes me dejan sumergirme en mi otra gran pasión, el cine.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *