Chema Trujillo habla de “Quijote Kill”, pero esta vez en serio…

Chema Trujillo habla de “Quijote Kill”, pero esta vez en serio…

Chema Trujillo no es solo un buen actor, autor y director, además posee una personalidad apabullante. ‘Quijote Kill’ es su segundo espectáculo unipersonal, después de ‘No me hables de Felipe V’ estrenada en 2008. Entre ambos trabajos el autor extremeño ha escrito para otras compañías tres funciones: ‘El Volumen que te Dan los Rulos… No te lo Da un Secador!’, ‘Ídolo del Porno’ y  ‘En Blanco!’.

He querido hablar con este hombre orquesta de su función “Quijote Kill“, y nada mejor que dejarle hablar a él para que nos cuente cual es la motivación y objetivo de su espectáculo, y como podéis leer se expresa a la mil maravillas.

 ¿Cuál es el verdadero propósito de la función?

¡Uf!… ¡Cuántas ventanas se han abierto de repente, sólo con la primera cuestión!… Está bien, sólo una… ¡acepto el reto! A ver, el propósito primero de Quijote Kill es transmitir una lectura particular, mía, de la realidad que vivimos, llevándola a límites quizá absurdos… o quizá no…:

Los poderosos van ganando esta guerra en la que estamos metidos. Y además son el modelo a seguir. Que se queden en este mundo.

Los pobres e inadaptados son una cabeza de turco perfecta para cargar con los castigos de los delitos que cometen los de arriba del todo. Con las migajas que caigan de la mesa se apañarán para ir tirando. También pueden quedarse.

La clase media es demasiado numerosa y se cree con demasiados derechos, así que ya está bien. Que se eliminen luchando entre ellos por llegar a ser uno de los de arriba. Que se maten unos a otros intentando no caer en la suerte de los de abajo… ¡Que desaparezcan!

Y bueno, también se propone la obra hablar del Quijote original, de los valores que ese señor tenía, de que en esa lectura del mundo actual -mía, repito; particular, reitero- que se hace en Quijote Kill esos valores sobran y, por ende, es fácil entender que todos tengamos un ejemplar bonito del Ingenioso Hidalgo, partes I y II en casa, encuadernado en piel y todo, pero que lo normal es no haberlo abierto en la vida.

2014-07-13 13.29.48

Chema Trujillo, en esta ocasión se pone serio para hablar de “Quijote Kill” Foto Luis Muñoz Díez

¿Cómo es el personaje?

Alonso Quijano Mata es un Creyente. Cree en la democracia, en el sistema, en el capital, en la justicia, en los indultos del gobierno y en las energías renovables -¡Molinitos de viento!… ¿Habrá generador más quijotesco en el mundo?-. Y si la democracia, el capital, la justicia y la ecología que cotiza en bolsa le fallan y ponen a prueba su fe con una crisis… una crisis que le deja sin trabajo, sin coche, sin familia, mentalmente perturbado y sólo con el wi-fi que su Smartphone alcanza a robar por ahí por las calles, pues no pasa nada: se convierte uno en un self-made man, agarra el primer trabajo de comediante que cruce por un muro de facebook, aunque no esté preparado para ello, y con los mildos que saque de eso ya conseguirá él disfrazarse de clase alta y que le abran las puertas del olimpo.

No puede desaprovechar esta oportunidad. Cualquier clasemedia que se le cruce y moleste, estorbe, amenace el éxito de su plan… morirá.

Pero ¿desde dónde mata?

No quiero hacer demasiado spoiler, pero va… Pues Alonso mata desde la impunidad. Se crea un Don Quijote en su delirio que plantea la siguiente disyuntiva: matar o no matar a nuestros molestos conciudadanos ¿de qué depende? ¿de tu ética, tu moral, tus principios?… ¿O del miedo al castigo?… Y nuestro protagonista saca la siguiente conclusión: con ética, moral y principios no voy a ninguna parte. Desechados. Bien, nos queda el temor al castigo. Perfecto… ¿Podemos eludir el castigo? Sí. ¿Hay modelos en nuestra sociedad que nos enseñen la bella ciencia de eludir el castigo?… ¡A  montones!… ¡Magnífico! ¡Imitémosles!… Llevan preciosos trajes a medida y conducen unos cochazos buenísimos. Nada que no pueda alquilarse. Necesitaré 1200 euros para empezar. Lo lamento por quienes se me interpongan, pero supongo que es ley de vida. ¡Agur, pringaos!

2014-07-13 13.23.49 - copia

Chema Trujillo, sin duda es un hombre apacible. Foto Luis Muñoz

A ti Chema, ¿te han matado mucho?

No, he de reconocer que a mí, no. Me han matado lo normal que a tod@s, o incluso menos, me atrevería a decir. Soy un clase media-media muy afortunado. Alonso, de todos modos, no es un caso de apaleado tan extraño. Se pueden encontrar así de repentinamente desposeídas multitud de personas a nuestro alrededor. Al pobre la cosa se le complica con esa carencia de neuronas espejo que le llevan, vaya por Dios, a cargarse a todo quisqui que le moleste la lectura en el autobús. Salvo esa leve diferencia… creo que hay tela de Alonsos Quijanos Matas.

Sala Off de La Latina  Madrid

Fechas:  sábados 5,12,19 26  de Julio.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *