Cabezas de cartel de -y con- Celia Nadal y Javier Manzanera

Cabezas de cartel de -y con- Celia Nadal y Javier Manzanera

En la imagen Javier Manzanera y Celia Nadal, autores e intérpretes de Cabezas de cartel, con dirección Luis Felpeto, para Perigallo Teatro

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Cabezas de cartel de – y con- Celia Nadal y Javier Manzanera, es una obra teatral sobre las personas que hacen teatro, sus empeño, su vulnerabilidad, y la necesidad de justificarse o autojustificarse para aceptar o rechazar trabajo, que no se da en otros oficios.

Se dice que los actores somos neuróticos y egocéntricos, y a quien dice eso, le respondo que evidentemente que sí, pero no más que los políticos, los médicos, o las abuelas a las que se les cuestiona cómo se han de hacer las croquetas.

Teniendo los cómicos el atenuante de que en otros trabajos queda algo materializado, susceptible de ser cuantificado, y los actores de teatro, una vez que acaba la función todo queda al libre albedrío del espectador, y su caprichoso recuerdo.

Su herramienta de trabajo es su temblor, su sonrisa, su gesto y su voz. Una buena interpretación es una alquimia que suma academia y emoción, la primera es puntuable, la segunda es eso que llaman “talento”, y sin duda todo el que se sube a un escenario cree estar dotado de él, y para que se le reconozca es capaz de renunciar a cosas, que en otro oficio serían inaceptables.

Celia Nadal y Javier Manzanera saben muy bien de lo que hablo, con el valor añadido de que lo han sabido plasmar en un texto teatral. Materializando un estado de ánimo, como es el latido de desasosiego en que viven los actores. Si no los llaman, se siente como muertos civilmente, si los llaman, existen las comparaciones odiosas, y aún los pocos elegidos que logran el reconocimiento de público y la crítica, cuando son jóvenes siempre hay alguien con más prestigio, y cuando lo adquieren ellos, sienten que los actores jóvenes los empujan, con peligro de sacarlos del tablero.

En la imagen Javier Manzanera y Celia Nadal autores e intérpretes de Cabezas de cartel, con dirección Luis Felpeto.

En la imagen Javier Manzanera y Celia Nadal autores e intérpretes de Cabezas de cartel, con dirección Luis Felpeto.

Cimarrón es el titulo de la pieza que preparan los dos artistas, y pretexto del argumento. Una pieza en que van a ser valientes, y  van a cantar las cuarenta a los que manejan los hilos para que las compañías independientes no puedan levantar cabeza, a los que venden teatro cuando lo que hacen es jugar con la curiosidad morbosa del publico, por ver en carne mortal a los personajes famosos de la tele, y que figuran como “Cabezas de cartel”, a los que se refiere el título.

Cabezas de cartel es una obra que engancha desde el principio manteniendo un ritmo alto. Estimulando el factor sorpresa, en que no se diferencia entre la realidad de lo que les pasa a los personajes VidalCelia Nadal– y  ManzaneraJavier Manzanera-, o pertenece a la ficción de Cimarrón, la obra que están escribiendo.

La función es tan real como la necesidad de hablar para defender la pureza del Teatro, y el propio sudor, de Manzanera, y la fuerza arrolladora de Vidal, que quiere decir y no traicionar principio alguno, pero quiere atajar que las representaciones de Cimarrón, tengan el mismo resultado de la entrada de un elefante en una cacharrería, porque se confiese o no. Igual que algo nos empuja a clamar imperiosamente por las injusticias que sufrimos, por otra parte, y con la misma intensidad, necesitamos ser queridos.

No crean que, porque la obra vaya sobre unos cómicos que pretenden montar una función de teatro, es ajena a los problemas del personal en general. Cabezas de cartel, pertenece al mejor teatro que con cualquier pretexto, nos hace reflexionar sobre los miedos y contradicciones que nos habitan a todos, durante toda la vida.

En la imagen Celia Nadal y Javier Manzanera, autores e intérpretes de Cabezas de cartel, con dirección Luis Felpeto.

En la imagen Celia Nadal y Javier Manzanera, autores e intérpretes de Cabezas de cartel, con dirección Luis Felpeto.

La pieza logra no solo que sientas empatía por el momento que atraviesan Vidal y Manzanera, también nos hace participes, en tal punto que, con gusto levantaríamos la mano para dar la razón a uno u otro de los personajes, entrando en el juego de olvidar que se trata de una representación, y estamos en la grada de un teatro.

La obra es un retablo tan vivo, tan fresco que afortunadamente no te permite diferenciar entre texto e interpretación, porque es uno. Ni donde acaba la labor de Celia Nadal y Javier Manzanera como interpretes, y donde comienza la de Luis Felpeto, como director.

Celia Nadal, Javier Manzanera, Luis Felpeto, y Perigallo Teatro, enhorabuena, y le deseo una larga vida para la obra, porque la merece, y a Vidal y a Manzanera, no dudarías en invitarlos a mi casa, se hacen querer.

Cartel de "Cabezas de cartel"

Cartel de “Cabezas de cartel”

Cabezas de cartel está en cartel en Teatro Lagrada -Madrid-, más información de fechas horarios y venta entradas AQUÍ.

Autoría e interpretación Celia NadalJavier Manzanera Dirección Luis Felpeto Compañía Perigallo Teatro

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *