An Old Monk de Josse De Pauw. La importancia de bailar

An Old Monk de Josse De Pauw. La importancia de bailar

Faire quelques pas de danse.
On fait quelques pas de danse.
Le corps serré contre le corps de rêve
Dar unos pasos de baile.
Damos unos pasos de baile.
El cuerpo apretado contra el cuerpo soñado.

En la vida se trata de bailar. Bailar siguiendo el ritmo que marca el tiempo, dando unos pasos en solitario o abrazados a los cuerpos deseados. Josse De Pauw establece un paralelismo entre el baile y las tres etapas de la vida: la juventud, la edad adulta y la vejez. En la juventud bailar es sinónimo de acción, encontrarse a la búsqueda del “cuerpo ideal”. En la edad adulta bailamos con menos frecuencia atrapados por los grilletes que la edad -y la sociedad- nos impone, y la vida se vuelve aburrida. Al llegar a la vejez dices “ya está, se acabó”, te asalta el deseo incontrolable de volver a bailar que representa las ganas de vivir a toda costa. A medio camino entre concierto y teatro, a ritmo de jazz, An Old Monk habla de envejecer y del desgaste inevitable que sufre el cuerpo durante el proceso, pero también habla del deseo de bailar como forma de resistencia.

Josse De Pauw y Kris Defoort en un momento del espectáculo.

Josse De Pauw y Kris Defoort en un momento del espectáculo.

Inspirados por la música de Thelonius Monk, genio del jazz estadounidense conocido por su estilo único de improvisación, De Pauw y Kris Defoort componen un espectáculo cargado de significado con el que cualquier humano se puede sentir identificado, apelando a lo más profundo del sentimiento que produce el paso por la vida. Relatando situaciones cotidianas fácilmente reconocibles, es una oda a la vida sin dramatismos, con humor ácido y tan real que a veces duele por el reflejo exacto que proyecta.

Un momento del espectáculo.

Un momento del espectáculo.

Kris Defoort Trio interpreta composiciones de Monk y del propio Defoort que acompañan a Josse De Pauw mientras se abandona al baile; canta, recita e interpreta un texto sublime y poético que se eleva como virutas de humo y flota, permaneciendo en el espacio. Avanzan juntos por una melodía que todos podemos tararear y se dejan llevar, creando un collage improvisado sobre la marcha. Por eso no hay dos actuaciones iguales, se confecciona en función de las vibraciones de cada momento.

El espectáculo comienza con Tokyo Dreams Ouverture y quedo hipnotizado por la melodía y destreza de los intérpretes. Al momento entra en el escenario Josse De Pauw bailando con movimientos eclécticos y quebrados. El ritmo se ralentiza y se convierte en una sugerente combinación de sonidos mientras De Pauw, con su voz templada de terciopelo, invade de pura poesía la sala verde de los Teatros del Canal, creando una atmósfera íntima y cercana.

Kris Defoort al piano. De fondo una de las proyecciones de De Pauw

Kris Defoort al piano. De fondo una de las proyecciones de De Pauw

Una perfecta combinación de música y palabra que invita a la reflexión y, en muchas ocasiones, a marcarse un bailecito sin perder de vista los tránsitos físico-terrenales por los que nos guía el texto de Josse De Pauw, Kris Defoort al piano, Nicolas Thys al bajo y Lander Gyselinck a la batería.

Es magnífico ser testigo del disfrute que experimentan los cuatros artistas en el escenario, su magnífica compenetración y su escucha, envolviendo al público en una especie de caricia onírica que, al menos yo, deseé que no acabara.

Lander Gyselinck, batería, en un momento de la actuación.

Lander Gyselinck, batería, en un momento de la actuación.

An Old Monk está producido por la productora belga LOD music theatre y el Théâtre Vidy-Lausanne, y su estreno absoluto tuvo lugar el 7 de noviembre de 2012 en Brujas (Bélgica). Desde entonces se ha representado en numerosas ocasiones por toda Europa pasando con gran éxito este verano por el Festival d’Avignon. En Madrid lo hemos podido disfrutar dentro del Festival de Otoño a Primavera 2014 en los Teatros del Canal.

Texto: Josse De Pauw. Compositor: Kris Defoort. Inspirada en Thelonious Monk. Con: Josse De Pauw y Kris Defoort Trio (Kris Defoort, piano; Nicolas Thys, bajo eléctrico; Lander Gyselinck, batería). Imágenes: Bache Jespers y Benoit van Innis. Producción: LOD music theatre y Théâtre Vidy-Lausanne

Autor

Waldo Rosales
La comunicación siempre ha sido una de mis pasiones; dibujaba -y dibujo- kilómetros cuadrados de superficie para visualizar las ideas, escribo millones de caracteres intentando describir las imágenes. Con el tiempo he ido traduciendo en las dos direcciones todo aquello que creo que lo necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *