Amor Atado, una obra dramática de César Augusto Cair

Amor Atado, una obra dramática de César Augusto Cair

Amor Atado, es una obra dramática de César Augusto Cair, un drama en toda regla, que cumple con la norma imprescindible de no tener un final feliz. Cair nos presenta a Blanca, una mujer deshecha que ha de recomponer temple y figura, para cumplir con su trabajo como psicóloga.

Su paciente es una mujer que acude a su consulta por primera vez. La mujer, que se hace llamar Nera es hermosa, viste de riguroso negro con porte y elegancia, la mirada la cela tras unas gafas oscuras, que dan a la dama mayor misterio.

CARTEL(medio)La mujer trae a la sesión una historia conmovedora, anclada en el tiempo, que se ha hecho costumbre y de la que parece difícil hallar salida.

Blanca de La Torre con la guardia baja oirá a Nera, narrar su historia. Una historia bien armada que encaja, una historia cruel, pero totalmente verosímil.

Blanca y Nera, jugaran una particular partida de ajedrez, mientras en toda la sala flotará la figura del rey, con nombre de hombre, Roi.

Cair, sorprende porque en el canon clásico del drama, tanto el sufrimiento, como quien lo causa y lo sufre está claramente delimitado. Sólo hay que ir ascendiendo la escalera para llegar al punto mas alto, que será cuando quede consumado el mal irreparable. Pero en Amor Atado el autor juega con el público, y ni aun cuando le descubre su engaño, queda claro el fondo de la trama, dejando abiertas tantas incógnitas, que el espectador de alguna forma queda noqueado, y eso en cualquier obra es una buena cancha, para que el que asiste a la representación disfrute, y saque sus propias conclusiones.

César Augusto Cair, como director ha puesto en escena su propia obra con la misma premisa que ha escrito el texto, en mi opinión un acierto, propone la función como un juego con un final abierto. Ha situado a sus tres personajes sobre un suelo que figura un tablero de ajedrez, Blanca viste de Blanco, Nera de Negro y Roi, lleva una camisa de hilo blanco y un pantalón negro.

La función está iluminada de una manera naturalista por Ángel Salamanca, una iluminación que se rompe de forma mas efectiva para subrayar momentos especialmente dramáticos y transiciones, ilustrados con una música precisa, que logra dar a la función momentos brillantes.

El texto de Cair, está bien armado, y logra ser una propuesta tan desconcertante, como ambiguo es su título: “AmorAtado” No quiero desvelar nada, ni que une a los tres personajes, porque les animo a que acudan a la Sala a ver la obra y disfruten, o sufran, con el juego de Blanca, Nera y Roi. Tres personajes que no son fáciles de conocer, a los que prestan voz y gesto tres actores de los que no se puede decir el tópico de que “tienen química”, porque Cair los ha escrito y dirigido para que mantengan entre sí, una reacción casi eléctrica en que se atraen y se repelen al tiempo.

PRENSA-3

Álvaro Checa, Jennifer Rubio y María Laza, en “Amor Atado” de César Augusto Cair Foto de Fernando de Julián

María Laza, compone una esplendida Nera, muy bella, pero por su buen hacer no despierta simpatía, es mala, muy mala como corresponde al drama. Jennifer Rubio, va del temblor a la seguridad. Una seguridad fingida con un quebranto que llega al público, en una confusión que bascula entre la duda y la culpa, con signos evidentes de que el juego le queda grande. Álvaro Checa es Roi, que como Nera juegan con Blanca, el actor encarna un personaje carnal e inquietante, que tiene las cartas parejas para ser odiado o amado.

Amor Atado de César Augusto Cair, es una propuesta novedosa sin falsa moral, un cuento cruel. Para mi Blanca, Nera y Roi, son como las hijas de Elena “tres eran tres, las hijas de Elena, tres eran tres y ninguna era buena”

PRENSA-4

Jennifer Rubio y Álvaro Checa, en “Amor Atado” de César Augusto Cair Foto de Fernando de Julián

Amor Atado de César Augusto Cair, se estrenó el 6 diciembre de 2015, en La Nao 8 Teatro -Madrid- Interpretada por Jennifer Rubio, María Laza, Álvaro Checa y la voz en off de María de Castro, y se puede ver en la misma Sala todos lo domingos de diciembre de 2015 y enero de 2016, a las 19:30 horas.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *