AMERICANA 2020 / 02: Caballos y paternidades.

AMERICANA 2020 / 02: Caballos y paternidades.

Por NACHO CABANA

David Scheinert logra en su film The death of Dick Long, presentado en esta edición 2020 del Americana de Barcelona, otorgarle un tono dramático a un guion predestinado a la comedia desmadrada. Dicho de otra manera, en lugar de hacer la enésima revisitación de Fargo, el director opta por dirigir a los actores y planificar las secuencias con un realismo que no aniquila sino que obliga al espectador inteligente a buscar en el subtexto la ironía y el sarcasmo a los que casi cualquier otro realizador habría supeditado la puesta en escena.

El resultado es una excelente inmersión en la “white trash” que puebla el interior de los EE.UU, esos amantes de las armas y las cervezas que votan a un millonario porque piensan que les va a librar de las ataduras que ese mismo millonario (y otros iguales que él) les impusieron a ellos y a sus padres y a los padres de sus padres.

En un loable intento de economizar metraje, Scheinert presenta a la vez a los protagonistas y el detonante de su historia (mientras se suceden, además, los títulos de crédito) lo que provoca que The death of Dick Long sea un tanto confusa en su inicio, no acertando su responsable a exponer claramente qué es lo que está ocultando al espectador y cuya revelación vertebrará la historia después. Un considerable paso adelante respecto a la sobrevalorada Swiss army man.

Michael Abott Jr. está muy bien en el papel del protagonista aunque, como suele pasar cuando se retrata a este tipo de clase social, no deja de ser un actor interpretando a un tipo de poca cultura y menos moral perdida en un pueblo del que nadie se quiere acordar. A su lado, estupenda Virginia Newcomb.

En una sorprendente coincidencia, también Sorry to bother you apuesta por dar un protagonismo a los equinos, aunque Boots Riley, director de esta última, lo hace cuando su película ya está fuera de todo control. Empieza bien esta divertida a ratos cruce afroamericano de Cómo ser John Malkovich y La isla del Dr. Moreau, con buenos gags y brillantes ideas en la puesta en escena que cuentan el ascenso y caída de un teleoperador en un mundo donde el trabajo esclavo se ha hecho corporativo.

Lamentablemente, hacia la mitad de la proyección, Riley ya no sabe por dónde va, pierde el tono, se le va de las manos la duración y sus imágenes perturbadoras tardan demasiado en llegar.

Sí tiene muy clara la película que quiere hacer Andrew Patterson que con The vast of night propone una revisitación en clave posmoderna y low cost de los modos y maneras de The twilight zone, mezclando largos planos secuencia tanto de parlamentos (excelentemente sostenidos por Sierra McCormick) como de ubicación de los espacios dentro del pueblo donde se desarrolla la acción, constreñida además al tiempo que dura el partido de baloncesto que vacía de habitantes la localidad un día festivo.

A The vast of night le falta una idea potente y/o unos giros de guion que sustenten con mayor enjundia la apuesta de realización y deviene en un excelente show reel de Patterson de cara a producciones más ambiciosas. Talento no le falta.

También hemos visto Honey Boy de Alma Har´el una de las películas más esperadas de este Americana 2020 y la que más me ha aburrido. El film no tiene, para el que esto escribe, interés más allá de su prólogo aunque a alguien con instinto paternal le puedan resultar emocionantes los paralelismos entre esta historia de joven actor exitoso ingresado en una clínica de rehabilitación tras coquetear demasiado con las drogas y las raíces de esa adicción en la tóxica relación que mantenía con su padre, un antipático Shia LaBeouf que también firma el autobiográfico guion. No es mi caso.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *