Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa

Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa

En la imagen las actrices Ainhoa Santamaría y Pilar Massa con el actor Ignacio Jiménez Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa Foto Sofía Moro

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Alimañas (brillantes) es una pieza teatral del autor “todo terreno” Philip Ridley, de la primorosa traducción se ha encargado Manuel Benito para su estreno en castellano, y de la dirección Pilar Massa, a la que también podemos ver en el escenario, junto a la angelical pareja protagonista interpretada por la actriz Ainhoa Santamaría y el actor Ignacio Jiménez.

Philip Ridley nos presenta a una pareja de aspecto impecablemente aséptico, más que limpios pulidos. Como salidos de una película de un género que tan bien retrata el cine americano, para que nadie olvide los valores eternos, para completar la tradicional estampa pasean un cochecito con su bebe. La pareja que parece no haber roto jamás un plato, acaban de pasar un mal rato por el desastroso final que tuvo la fiesta del primer cumpleaños de su bebe.

Hasta aquí, lo que debo contar. Para saber cómo han llegado a este estado de gracia en donde todo es perfecto, los animo a que acudan al teatro para conocerlo, ellos se lo contarán todo, incluso les pedirán opinión, aunque no creo que les hagan caso.

En la imagen Ainhoa Santamaría -en principio su pretexto es que lo hace todo por su hijo- Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa Foto Sofía Moro

En la imagen Ainhoa Santamaría -en principio su pretexto es que lo hace todo por su hijo- Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa Foto Sofía Moro

En la vieja Europa que a lo largo de su historia ha pasado por invasiones, hambrunas, guerras. Su población se ha visto obligada a prostituirse, robar y asesinar por mera supervivencia. Y se sabe que no hay mayor eximente para acometer un acto totalmente censurable que legitimarlo con un buen fin. Fin que puede ser cierto, o pretextado por un ingenioso malabar de quien ha de justificarlo, como es el caso de la pareja protagonista de la obra Alimañas.

La pareja cuenta al público con detalle su aventura, bien argumentada y con justificaciones para cada hecho, pronto veremos que bajo su apariencia de seguidores de alguna iglesia base, se esconde el psicópata, o el depredador que todos potencialmente llevamos dentro.

Pilar Massa dirige el imparable texto de Philip Ridley de forma efectiva, con muy buen pulso para administrar los tiempos, dado que los hechos se suceden como en una carrera de relevos, pasando del costumbrismo puro y duro, a la ciencia ficción. Sin que los protagonistas se despeinen en exceso, ni se les arrugue una prenda del acertado vestuario de Garrigós. El espacio escénico de Rafael Garrigós, la iluminación de Francisco R. Ariza, y el espacio sonoro de Raquel Jiménez, coordinados por Massa, acogen y subrayan esta parábola futurista en forma, y eterna en fondo.

En la imagen el actor Ignacio Jiménez en Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa Foto Sofía Moro

En la imagen el actor Ignacio Jiménez -su personaje al principio se resiste, pero pronto las ventajas le compensan- en Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa Foto Sofía Moro

La actriz Ainhoa Santamaría y el actor Ignacio Jiménez permanecen en el escenario durante toda la representación. Serían varios los momentos a destacar, pero si los cito de alguna manera develaría los entresijos de la pieza, pero sin dar detalles puedo resaltar su trabajo en la fiesta del primer cumpleaños de su hijo, donde interpretan cinco personajes por cabeza. Todos presentes en la misma conversación, interpretándose a ellos mismos y a los vecinos de las cinco casas ocupadas de la privilegiada urbanización donde han logrado residir. La recreación de los personajes es un paseo por el alambre, que supone un desafío interpretativo, del que los actores salen más que airosos, manteniendo al público en un ¿quién da más?, propio de una función circense.

Pilar Massa actriz, pisa el escenario para interpretar a la siniestra hada madrina de la pareja, que da un poco de susto, porque representa la falta de ética del poder, pero la directora se toma la revancha interpretando también a una mendiga, que es el único personaje inocente de toda la función.

La obra sin duda es un potente aviso sobre el despiadado sistema consumista en que vivimos, y describe la insaciable ansiedad que produce la pulsión por tener y tener, pero en la función se evidencia la facilidad con la que nos autoengañamos para justificarnos todo, y como somos capaces de mirar sin ver.

En la imagen la actriz Pilar Massa -representa al poder siempre frío y sin ética alguna en Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa Foto Sofía Moro

En la imagen la actriz Pilar Massa -representa al poder frío y sin ética alguna- en Alimañas (brillantes) de Philip Ridley dirigida por Pilar Massa Foto Sofía Moro

 

Alimañas (brillantes) estará en cartel del 2 al 20 de junio de 2021 en la Sala Negra de los Teatros del Canal de Madrid, más información de horarios y compra de entradas aquí

Dramaturgo: Philip Ridley Traducción: Manuel Benito Dirección Pilar Massa Reparto: Ainhoa Santamaría, Ignacio Jiménez y Pilar Massa

Diseño de escenografía y vestuario: Rafael Garrigós Diseño de iluminación: Francisco R. Ariza, Diseño de espacio sonoro y música original: Raquel Jiménez, Diseño de audiovisuales: Miguel Agramonte Prensa: Alexis Fernándezalexis@encursiva.es Fotografía: Sofía Moro Diseño gráfico: David de la Torre Ayudante de dirección: Eva Egido Técnico en función: Miguel Agramonte Maquinaria: Borja Torregrosa Construcción escenografía: Readest Montajes S.L. Transporte: Transportes Castillo Residencia técnica: Teatro Municipal de Coslada Jurídico: Gestión de actuantes S.L. Distribución: www.matelcultura.es Producción: Massa i Jiménez con Teatros del Canal

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *