UNAS GUITARRAS SONARON EN EL SÓNAR 2016.

UNAS GUITARRAS SONARON EN EL SÓNAR 2016.

Unas guitarras sonaron en el Sónar 2016 el sábado por la noche y el público lo agradeció. Al menos los que tenemos la música de los 80 grabada en nuestro código genético. New Order desgranó los temas de su primer álbum de estudio (y con temas nuevos en diez años) al tiempo que recuperaba clásicos como Blue Monday o Temptation. Unas muy adecuadas proyecciones de imágenes documentales iban contextualizando un repertorio que acabó con una versión del Love will tear us apart de Joy Division, banda de cuyas cenizas surgió ésta liderada por un Bernard Sumner mejor de voz que de presencia en el escenario. Grandes, en todo caso.

New order o porqué los 80 fueron lo que fueron

New order o porqué los 80 fueron lo que fueron

Tras ellos, los gatos de Coyu entretuvieron al personal hasta que Booka Shade ocuparon el Sonar Club con una memorable puesta en escena de sus ritmos programados a los que baterías electrónicas otorgaron diferentes líneas melódicas.

Booka sade

Booka sade

Mientras, en el Sónar Pub, Craze ofreció una cálida sesión de rap, dubstep y Miami bass que podría haber durado toda la noche antes de que Boys Noize le diera un baño industrial en lo musical y ciberpunk en lo visual a su actuación.

Boys noize cyberpunk industrial

Boys noize cyberpunk industrial

Una hora antes de que a la una de la mañana Laurent Garnier iniciara su set de siete horas en el ahora acotado (y rojo) escenario del Sónar Car ya había cola para acceder al interior del recinto. Garnier mantuvo al público alejado del cansancio en todo momento y, aunque hubo fluctuaciones del personal según quién ocupaba el escenario del Sonar Club, nunca le faltaron danzantes hasta después de que en el amanecer del domingo, como el Brigadoon de Vicente Minnelli, el Sónar desapareciera de la faz de la tierra llevándose con él un estado suspendido de consciencia y diera paso al verano playero.

La fauna

Por NACHO CABANA

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial.

Entradas relacionadas

No se han encontrado entradas relacionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *