Una corona para Claudia de Iker Azkoitia

Una corona para Claudia de Iker Azkoitia

Por Luis Muñoz Díez

A la obra  Una corona para Claudia de Iker Azkoitia, en el programado de mano la definen como Un teatro musical de Iker Azkoitia, que firma el texto, la dirección y la música junto a Ricky Fan.

Una vez vista la obra de Azkoitia, diría que se trata de una obra sobre el amor con canciones, en donde se cuenta la historia de cuatro personajes, y un quinto tangencial, que rondan ese punto, cuando la vida ha hecho su primera poda de lo teórico, y has comprobado en propias carnes, la agridulce experiencia personal, que hay diferencia entre lo que se quiere y lo que se puede tener, tanto a nivel sentimental como laboral.

Una corona para Claudia 2Un momento donde se fija la norma a seguir, de lo que se puede asumir y a lo que no se puede renunciar de ninguna manera, aunque en su afán consumamos la vida entera.

Adrián y Pedro son pareja, y van camino de una acampada con Ifi, que siempre parece tener problemas con la suya. El viaje lo realizan en un coche compartido con Claudia, una chica muy peculiar, y un quinto pasajero Yü, un oriental, que luego no lo será tanto, que servirá de comodín y detonante de algún desencuentro entre los verdaderos protagonistas de la historia, y aportará momentos realmente cómicos.

Decía que Una corona para Claudia, es una comedia de amor con canciones, que Azkoitia nos presenta como una «road movie«, un viaje redentor e iniciático, del que nadie vuelve como partió.

La obra tiene cuatro partes muy bien definidas, y un desenlace, el primer viaje, la vuelta a la vida cotidiana, un segundo viaje, y la conclusión. Las dos parejas que se nos presentan de entrada, se romperán, surgirá otra, y aún unidos porque como dice el lema de la obra “los actos de amor son los que nunca, nunca, marchitan”, su relación ya no será la misma.

Poco más voy a contar, para no destripar la historia de estos jóvenes, hijos de su tiempo, enganchados a las redes sociales, seriéfilos, algo románticos aún, que mantienen su propio pulso con una sociedad siempre hostil, a la que es difícil adaptarse siempre, pero el verdadero afán de los personajes de Una corona para Claudia, se funda en su poso idealista, que les pide ser honestos con ellos mismos.

Si acudes a ver este «teatro musical», vas a encontrar sobre el escenario cuatro personajes bien definidos por Azkoitia, y un buen comodín. Unas canciones amables que ilustran con rigor, el momento que pasan los protagonistas, y cinco actores capaces de actuar y cantar, que es mucho.

Laura Ledesma y Eva Ramos, dos buenas actrices, guapas y que cantan para Una corona para Claudia, de Iker Azkoitia

Laura Ledesma y Eva Ramos, dos buenas actrices, guapas y que cantan para Una corona para Claudia, de Iker Azkoitia

El elenco que vi en la Sala Nada, es el formado por Laura Ledesma como Ifi, Ricky Fan como Yü, Eva Ramos como Claudia, Iker Azkoitia en Pedro y Jaime Riba en Adrián. Las actrices Laura Ledesma y Eva Ramos son muy diferentes. Laura imprime verdad a Ifi, y Eva compone una Claudia, compleja y honesta. El todo terreno Iker Azkoitia, nos muestra un Pedro, aún incapacitado para amar, no queda claro, si porque no puede o porque él directamente no se lo permite, por miedo al compromiso, en eso Adrián anda más adelantado, y el actor Jaime Riba realiza un trabajo estupendo, dando al personaje el punto preciso. Ricky Fan cuando no está al piano, y entra en escena la lía, sin apenas necesidad de hablar.

Las canciones entran perfectamente, la música es en directo y se agradece -al piano Fan, cuando no interpreta al incordioso Yú, y a la guitarra Iker-, acompañan las voces también en directo de Laura, Eva, Jaime y el propio Iker.

El resultado es cercano y muy fresco, como la propia historia. Todos logran crear momentos de empatía con el público, por si solos, en grupo o con los dúos interpretados por Iker Azkoitia y Jaime Riba, que tienen feeling cantando juntos, y oírlos resulta especialmente atractivo.

Una Corona para Claudia, tiene una trayectoria clara y ascendente, se presentó en el primer certamen de teatro de Arte4, Estudio de actores, donde fue premiada como mejor montaje, mejor libreto y mejor actriz Ana Dachs, se ha representado con éxito durante los mes de mayo, junio y continuará en julio en la Sala Nada, y pronto se subirá al escenario del teatro Alfil, por lo que podemos augurar una larga y exitosa vida para Una corona para Claudia.

Jaime Riba e Iker Azkoitia, dos actores con muchos recursos, cantando a dúo logran feeling muy especial. Una corona para Claudia, de Iker Azkoitia

Jaime Riba e Iker Azkoitia, dos actores con muchos recursos, cantando a dúo logran feeling muy especial. Una corona para Claudia, de Iker Azkoitia

Título Una corona para Claudia Guión, dirección y letras: Iker Azkoitia  Música original: Ricky Fan e Iker Azkoitia Elenco: Ana Dachs: Claudia Ricky Fan: Yü Eva Ramos: Ifi / alternante Claudia Laura Ledesma: alternante Ifi Iker Azkoitia: Pedro Jaime Riba: Adrián / cover Pedro Juan Jesús di Manuel: cover Adrián Escenografía: Laura Costero Vestuario: Quéguapa.comTécnico y espacio sonoro: Daniel Lizana Fotografía Sergio Lardiez Ilustración: Laura Racero Asesoría de guión: David Ramiro Rueda Diseño gráfico: Iker Azkoitia Coproducción: Hypnos Films, Sergio Lardiez Photography y Bandar-log Teatro Management: SerieTeatro Producciones

La reseña de esta obra se escribió después de asistir a una representación el 28 de junio de 2016 en la Sala Nada Calle Santa Ana 6 -Madrid-, donde se representaba con éxito.

A partir de 17  de julio estará en cartel  en el Teatro Alfil -Madrid- 

En cartel desde el 4 de marzo de 2017 en la Sala Lola Membrives del Teatro Lara de Madrid, más información de fechas y horarios aquí

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *