Tres anuncios en las afueras, de Martin McDonagh

Tres anuncios en las afueras, de Martin McDonagh

Una población en la América profunda, humor, elementos de thriller, la actriz Frances McDormand y la banda sonora de Carter Burwell. Los ingredientes podrían hacernos pensar que estamos ante una continuación de Fargo, el largometraje de los hermanos Coen, aunque nos encontremos con Tres anuncios en las afueras, tercer filme de Martin McDonagh, el autor de Perdidos en Brujas y Siete psicópatas.
Es cierto que la comicidad de la fraternal pareja de cineastas y su tendencia a los personajes un tanto estrafalarios se cuelan en la película del director irlandés, pero la cinta tiene otros elementos que le  alejan de su influencia más evidente. Lo más chocante quizá sea su desconcertante mezcla de drama, comedia, policíaco y aroma de viejo western. La obra cambia de género de un momento a otro sin que el conjunto chirríe.  Todo ello para contar una historia con visos de tragedia y crítica social: una mujer madura decide alquilar tres vallas publicitarias para denunciar la escasa pericia y la desidia de los agentes de la ley que no han encontrado a los responsables del asesinato de su hija mayor. La decisión revolucionará la pequeña población donde vive.
Entre las virtudes del filme sorprende que los protagonistas, repletos de luces y sombras,  huyan del estereotipo con actitudes que no esperaríamos de ellos en un primer momento, aunque los giros que desvelan facetas imprevistas de los seres que habitan ese pequeño pueblo de Missouri pueden parecer demasiado forzados. El guionista reúne excesivas casualidades en la segunda parte de la película, poniendo en peligro la verosimilitud de la trama.Pese a estas licencias, Tres anuncios en las afueras triunfa por sus espléndidos diálogos y una dirección de actores magistral. Frances McDormand aporta la necesaria adustez a esa madre que quiere encontrar por todos los medios a los autores del crimen de su hija; Woody Harrelson sorprende por su contención a la hora de interpretar a un jefe de policía más sensible de lo que parece a simple vista y Sam Rockwell se enfrenta a la interpretación de su vida con un papel de agente con pocas luces, violento e intolerante. Quizá se echa de menos que el director y guionista no indague en algunos jugosos roles secundarios, como el enano que flirtea con la protagonista; el poco espabilado publicista que contrata las vallas de la discordia o el ex marido de la madre coraje, un antiguo maltratador que ahora comparte vida con una jovencita que podría ser su hija.  Todos ellos configuran un extraño paisanaje donde se dan cita patetismo, drama y humor.

 

 

Autor

Julio Vallejo Herán creció queriendo ser un héroe Marvel. Sin embargo, las películas, los libros y la música se cruzaron en su camino y, desde entonces, se fijó como meta escribir de asuntos más o menos culturales. Licenciado en Periodismo y Experto en Comunicación y Arte por la Universidad Complutense de Madrid, ha desarrollado su labor como comunicador y crítico en medios como Televisión Española, Europa Press Televisión, Lainformacion.com, Cine para leer, Tendencias Magazine, AB Magazine, Coveritmedia, Pasionporelcine.es, Freek Magazine, Verano Complutense, Supernovapop.com, Macguffin, Muchoruido.com, Basecine.net, Muzikalia.com, Cine 5 Estrellas (www.cine5x.com), Avant Press, Cinema Ad Hoc y Notasdecine.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *