SITGES 04. Soledades y webcams.

SITGES 04. Soledades y webcams.

Por NACHO CABANA

La sociedad occidental vende constantemente lo maravilloso que es estar acompañado al tiempo que fomenta la soledad y la incomunicación de los ecosistemas digitales. Hemos visto varias películas este Sitges 2018 que hablan de la soledad desde diferentes puntos de vista y géneros.

Ederlezi rising de Lazar Bodroza es una película serbia (ya se ha tardado el cine de este país en regresar al festival) sobre la relación entre un astronauta y una robot que cuenta en su programación con 500 pautas de comportamiento diferentes elegibles a través de un interface y, además, capaz de aprender y predecir sobre la marcha los deseos de su dueño. Ambos son embarcados en un viaje espacial por una sociedad corporativa y distópica. Durante éste, Bodroza explora los límites de la soledad, cómo es posible sentirse terriblemente solo cuando a tu lado tienes a alguien que siempre te complace, diseñado para darte siempre la razón y cuya conducta puedes fácilmente manipular. El ser humano, dicen Bodroza y su guionista Dimitrje Vojnov, necesita ser contradicho por la pareja, discutir, enfrentarse para luego reconciliarse… algo que nunca puede llegar a hacer una máquina (de momento).

Ederlezi rising es menos erótica de lo que promete y bastante ampulosa (hubiera bastado con quitar los fragmentos de ópera y música clásica así como algunos planos repetidos de la chica en la nave espacial para no provocar esa molesta sensación) y su discurso no aporta demasiado al de, por ejemplo, la serie Westworld aunque es honesta, está bien dirigida y cuenta con imágenes atractivas y pertinentes.

I think we are alone now está dirigida por Reed Morano autora de los mejores episodios de la serie El cuento de la criada y eso ya es suficiente aliciente para acercarse a ella. Con guión de Mike Makowsky, cuenta, como la anterior, la relación entre un personaje (Peter Dinklage, corto como actor realista) que hizo de la soledad su forma de vida antes de que una extraña epidemia matara a todos los habitantes de su pueblo y que ahora se dedica a enterrar los cadáveres de sus vecinos al tiempo que vivir de lo que en las casas de estos va encontrando. A tan triste localidad llega una chica (Elle Fanning, tan bien como en Galveston) que ha sobrevivido a la hecatombe y entre ellos se establece una relación basada en la unión de dos soledades (aunque el arco dramático de ella sea el descubrimiento de esa sensación).

La película está bastante bien en los dos primeros actos (aunque no tiene la fuerza visual de la distopía televisiva mencionada en parte porque el universo de desolación de I think we are alone now ya lo hemos visto muchas veces y está levemente suavizado) y se contradice a sí misma en su tramo final a pesar de la aparición de Charlotte Gainsbourg y Paul Giamatti. Ya está disponible en Movistar y Filmin con el título ¿Estamos solos?.

En Animal, Armando Bo (amén de hacer un guiño a la película más famosa de sus padres Carne) cuenta también el camino hacia la soledad como felicidad de un hombre que vive pendiente de un trasplante de riñón que no entiende porqué el sistema al que siempre ha sido fiel le mantiene en diálisis y le impide comprar uno. La película parece que va a ser una “home invasion” (o más bien “family invasion”) pero Bo no es capaz de encontrar en su guión atajos que eviten rodeos para llegar a donde quiere llegar (lo que agrava la previsibilidad en algunos tramos de la historia). Acierta al convertir su relato en el retrato de su personaje protagonista un genial Guillermo Francella que se sale en cada plano pero sobre todo en la secuencia de la fiesta donde explica lo harto que está de tomar soda con limón. Al final, parece querer decir la película, poder tomarse en soledad una copa de vino y un chuletón puede dar más felicidad que una familia estructurada y un trabajo beneficioso.

Cam de Daniel Goldhaber es una película de Netflix que ha causado cierta polémica en el festival al intentar en su discurso normalizar la actividad laboral de las chicas que se exhiben a través de internet (mediante webcams y previo pago) ofreciendo numeritos que suelen acabar en lo abiertamente sexual. Pero la película tiene que lidiar con algo más complicado, esto es, esquivar lo abiertamente porno sin mermar lo que de prostitución tiene el trabajo de la protagonista.

El director y su guionista Isa Mazzei (supuestamente extrabajadora de estas webcams sexuales) montan una trama cercana a Black mirror que quiere dar (y lo consigue) un aire 2.0 al viejo tema del “doppelganger” y se van metiendo (problemas de la narración en 90 minutos) en sucesivos jardines de los que sale airosos apostando por una solución (spoiler) bastante más inquietante que el propio planteamiento: ¿Y si las chicas que, desnudas o casi, interaccionan con los clientes no fueran más que clones informáticos unas de otras y, como los algortimos de la plataforma que ha producido Cam, no existieran en la realidad?.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *