Prisioneros, de Dennis Villeneuve. “Tour de force” interpretativo entre Jackman y Gyllenhaal

Prisioneros, de Dennis Villeneuve. “Tour de force” interpretativo entre Jackman y Gyllenhaal

Como si del escenario de una novela negra escandinava se tratase, el canadiense Denis Villeneuve utiliza los últimos coletazos del otoño en la fría Pennsylvania como paisaje de fondo para contar una desgarradora historia que lo sitúa en la cresta de la ola en lo que al panorama de realizadores se refiere. En su primer largometraje para la industria estadounidense, el realizador de Incendies (2010), candidata al Óscar a la Mejor Película Extranjera 2010, logra transmitir la crudeza que supone el sentimiento de impotencia tras el arrebatamiento del ser querido. Como ya tratara Dennis Lehane en sus novelas Desapareció una noche (1998) y Mystic River (2001), genialmente adaptadas a la gran pantalla por Ben Affleck (Gone Baby Gone, 2007) y Clint Eastwood (Mystic River, 2003), este ser querido arrebatado se materializa en la figura del vástago, del niño, niña en este caso y en plural para más inri.

680x478[1] (3)

Jake Gyllenhaal y Hugh Jackman en Prisioneros, de Denis Villeneuve

La trama se inicia el Día de Acción de Gracias en lo que parece ser una tranquila zona residencial. La familia Dover, compuesta por la pareja Keller (Hugh Jackman en un papel memorable) y Grace (Maria Bello), su hijo Ralph (Dylan Minette) y la pequeña Anna (Erin Gerasimovich), acude a casa de los Birch (Terrence Howard y Viola Davis) para pasar una alegre velada que se verá truncada cuando Anna y Joy Birch (Kyla Drew Simmons) desaparezcan sin dejar rastro, recayendo todas las sospechas en una vieja autocaravana que minutos antes había estado aparcada cerca de la casa. Aquí entra en juego el Detective Loki, personaje magnánimamente interpretado por un Jake Gyllenhaal en uno de los mejores papeles de su carrera, y que será quien dé con Alex Jones (Paul Dano), un joven con el coeficiente intelectual de un niño que vive con su tía (brillante Melissa Leo), sin hallar rastro alguno de las dos niñas, hecho que derivará en un tira y afloja de sentimientos humanos que se debatirán entre la pena, la desesperación y las ganas de venganza, conduciendo al conjunto de personajes hacia una espiral que no es más que la punta del iceberg para un tema tan espinoso como puede resultar el secuestro de menores.

foto-hugh-jackman-en-prisioneros-2013-203[1]

Hugh Jackman en Prisioneros, de Denis Villeneuve

Con una trama perfectamente hilvanada, Prisioneros se convierte en todo un ejercicio de fuerza que, además de resultar un tour de force interpretativo para Jackman y Gyllenhaal, deja claramente reflejado el objetivo del director: el de mantener al espectador aferrado a su asiento durante las dos horas y media de duración de este durísimo y oscuro thriller, uno de los mejores de los últimos años. Presentado en el Telluride Film Festival de Colorado y en el Toronto International Film Festival (además de haber pasado por el Festival de San Sebastián), podemos augurarle al film un buen futuro en lo que a la carrera de los Óscar se refiere además de dictaminar, de facto, que estamos ante una de las películas del año.

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Prisioneros (2013), de Denis Villeneuve, se estrenó en España el 11 de octubre de 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *