Plutón B.R.B. Nero

Plutón B.R.B. Nero

Casi medio año de espera nos queda por delante para descubrir Las brujas de Zugarramundi, la nueva y esperada locura de Álex de la Iglesia. Será tras un verano que contará con Star Trek en la oscuridad como una de las grandes apuestas para copar las taquillas españolas, pero también del resto del mundo. La asociación de ambas, y la conexión incluso con el reciente, y discutido éxito de Almodóvar con Los amantes pasajeros, es esa pequeña obra maestra llamada Pluton B.R.B. NERO (léase Plutón verbenero). Esta serie pecaba de imperfecta si, como algunos de los trabajos de Álex de la Iglesia, pero se encontraba a años luz de lo que veíamos por aquí. Una sit-com de género fantástico que, sin embargo, podía recurrir al costumbrismo más castizo y al humor más descerebrado sin por ello dejar de ser un producto de calidad.

Carolina Bang como Lorna y Carlos Areces como Querejeta  en Plutón B.R.B. Nero de Álex de la Iglesia

Carolina Bang como Lorna y Carlos Areces como Querejeta

Nos encontramos con un Álex de la Iglesia post Los crímenes de Oxford, quizás la más fallida de su carrera aunque bien merecería una revisión en la que omitiéramos la falta de química entre Elijah Wood y Leonor Watling. Divida en dos temporadas, el rodaje de la misma llevó a De la Iglesia hasta la extenuación al encargarse íntegramente de su dirección. Contó con Jorge Guerricaechevarría para los guiones y con muchos de sus actores habituales, lo que sin lugar a dudas y, junto a su rodaje en 35mm, le da ese carácter cinematográfico como una pieza más de su filmografía, quizás olvidada por estar destinada a televisión. Al mando de toda esta locura se encontraba Pedro Costa, uno de los productores más importantes de nuestro país con la serie La huella del crimen o las películas Las 13 rosas, Amantes, La buena estrella o Juana la Loca a sus espaldas. Trabajos “serios” que en absoluto presagiaban esta celebrada deriva hacia el humor más absurdo.

Manuel Tallafé como Wollensky y Enrique Martínez como Hoffman

Manuel Tallafé como Wollensky y Enrique Martínez como Hoffman

Como los grandes seriales de los 70 y 80, como Star Trek, Los Ángeles de Charlie, El coche fantástico o El equipo A, cada episodio arrancaba con una narración sintetizando el leit motiv de su origen: “El espacio. Negro e insondable como el alma humana. Estos son los viajes de la nave interestelar Plutón BRB Nero. Estamos en el Año 2530. La situación en el planeta tierra es desesperada Hace años que no queda nada de la capa de ozono. La construcción incontrolada de adosados en el Polo Norte provoca la subida de las aguas haciendo desaparecer ciudades como Nueva York, Londres o Benidorm. La raza humana sobrevive en zonas pantanosas superpobladas, apestadas por las epidemias, inundaciones e inmobiliarias. En el año 2300, el Presidente de los Estados Unidos del mundo, Macaulay Culkin III, comienza su mandato con dos decisiones polémicas: uno, cambiar de sexo otra vez y dos, enviar una nave al espacio. Su objetivo: encontrar un planeta habitable, y huir de este inmenso error llamado Tierra”.

 

El capitán Valladares, interpretado por Antonio Gil (Hispania) dirige esa misión de exploración interplanetaria con la ayuda de un equipo de lo más peculiar: el teniente Querejeta, al que da vida Carlos Areces (Los amantes pasajeros, Balada triste de trompeta, Lobos de Arga), incompetente y diana de todas las burlas del capitán; la androide, pero más humana de todos, Lorna (Carolina Bang, Balada triste de trompeta, Tierra de lobos);  Wollenski (Manuel Tallafé, La chispa de la vida) y Hoffman (Enríque Martínez, Los hombres de Paco), androide y humano respectivamente que están al cargo de la parte técnica y de mantenimiento de la nave. Completan el reparto principal  la actriz Gracia Olayo (Crimen ferpecto) como la mujer de Valladares, Enrique Villén (El gran Vázquez, Los lunes al sol) como el malhumorado y masoquista alienígena Roswell y Mariano Venancio (La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón) como Maculay Culkin III, el Presidente de los Estados Unidos del Mundo. La justificación de ese BRB del título se encuentra en las siglas de Biotechnological Research Badajoz, los astilleros en los que fue construida la nave, a medio camino entre la Enterprise de Star Trek y la Nostromo de Alien. Aparte de estas célebres sagas, de las que la ciencia ficción ha seguido y seguirá bebiendo, podemos encontrar referencias a Blade Runner, 2001: Una odisea en el espacio e incluso a Acción mutante, la ópera prima del director y primera producción de los hermanos Almodóvar para otro director con El Deseo.

 

Aunque que parezca cercano en el tiempo, ese lustro desde su gestación hasta hoy convertido a tiempo-internet parece más de una década. Ya contaba con cuentas oficiales en Twitter y Facebook pero dada la aún escasa participación social en ambas redes, su director recurría al blog para ir narrando las desventuras del rodaje. Obsequiaba a fans e incrédulos con multitud de bocetos y fotos de rodaje que no hacían más que aumentar las ganas por ver un producto que lejos estaba de la audiencia media de la televisión pública, incluso de La 2 a la que acabó relegada a deshoras y posteriormente cancelada sin poder ver la luz una tercera temporada. La web de RTVE alberga un amplio site sobre la serie, del que lamentablemente han retirado sus episodios. Si en otros países la serie habría sido germen de multitud de merchandising y juegos, aquí nos podemos conformar con el cómic (tebeo o novela gráfica, el término lo dejo a elección de cada uno) escrito y dibujado por Carlos Vermut y titulado La venganza de Mari Pili, inspirado por sus tramas y personajes. Además, los 26 episodios de la serie están disponibles en un pack metálico editado por Cameo.

Carolina Bang como Lorna

Carolina Bang como Lorna

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *