«Pintura Viva», primera individual de Sabatino Cersosimo en España

«Pintura Viva», primera individual de Sabatino Cersosimo en España

 

La flor que tienes en tus manos ha nacido hoy y ya tiene tu edad.
Antonio Porchia

 

No hay sustento que pueda apagar el ardor de una herida, cuando está infligida por el devenir de los acontecimientos, por la fuerza con la que el tiempo nos sustrae a nosotros, los que nos quedamos, aquellas personas que han ido encauzando nuestro camino, para finalmente haber sido apartadas de él.

Las obras de Sabatino Cersosimo viven una existencia que se desvía de la inmortalidad, para golpearnos con su belleza rebelde, pidiéndonos que seamos conscientes de que ni ellas, ni nosotros, duraremos para siempre y la exposición “Pintura Viva” refleja, de alguna manera, la búsqueda del artista hacia una interacción constante entre quien mira y quien está siendo mirado, como si fuera la última ocasión para que ambos se entreguen a ese instante compartido o para contaminarse con el suspiro de la vejez, que acaricia las noches de invierno, parando por un segundo el frenesí imperativo de nuestra sociedad moderna.

“E se…?” – Óleo, oxidación y barniz sobre acero – © Sabatino Cersosimo

Es así que los personajes de Cersosimo nos cautivan, incluso en el fervor de su aparente ausencia; inalcanzables en cualquier intento que podamos ofrecerles para retenerlos junto a nosotros, pero generosos cuando nos atrapan en su escultórica inmaterialidad; amantes peligrosos que nos cobran con el tiempo… Ese lapso donde la sustancia de su rebeldía deja de existir y se arrima al margen hasta el cual nos dejan acercarnos.

Podríamos decir que la suya es una empatía hierática, que nos absorbe cuanto más nos adentremos en esos rostros pincelados de desgarros en la materia, y cuyos dueños nos sonríen, nos ningunean o nos invitan a disfrutar de su soledad pacífica, acogiéndonos con un guiño cálido y cómplice pero antagónico a la propia superficie de la composición: el acero.

“Il Dolore è il mio Pastore” – Óleo, oxidación y betún sobre placas de acero soldadas – © Sabatino Cersosimo

Es justo aquí donde el artista, hace cinco años, inició experimentando con un proceso de oxidación que ya define su producción más reciente, tanto estética como conceptualmente, y nos devuelve a unos seres humanos impregnados de imperfecciones e inquietudes; debilidades que los rinden más falsos aún que la propia ficción de la que están hechos, pero a la vez, esa hipérbole de incertidumbre los desnuda de cualquier pudor y es así como se nos ofrecen: en su autenticidad inacabada.

La frialdad y elegancia del acero se someten por tanto a la aplicación minuciosa de agua, sal y otros elementos naturales; gota tras gota, fluye un líquido que evapora junto a la paciencia de la que carece nuestra contemporaneidad, aturdida por la agitación de la tecnología. Tan bella y tan cómoda que nos hace daño, como el hecho de tener que enfrentarnos a la muerte, a un estado de conciencia que corroe la juventud y nos llama con el nombre de nuestra edad.

“L’incertezza” – Óleo y oxidación sobre placas de acero soldadas – © Sabatino Cersosimo

Y es así que florecen de la herrumbre algunas de las piezas más intensas que tenemos el placer de presentaros en esta exposición: hombres y mujeres que emergen de rostros que nos miran fijamente, expectantes quizá, de que les devolvamos la atención que reclaman, mientras que otros, distorsionando el eje de su atención (para que ganemos una ventaja al observarlos) nos remiten a la ineludible fatalidad de los eventos.

“Pintura Viva” se lee como los restos de un fresco del que se desploman fragmentos minúsculos o trozos enteros de un futuro, el que nos corresponde, con sus incongruencias y sus desgracias; brioso y potente, acartonado e impúdico, derrumba las capas de los años que nos quedan, para que guardemos en nuestra memoria la herencia del cuerpo que tuvimos y que ya es otro. De esta manera los cuadros de Sabatino Cersosimo brillan por su sinceridad y en el hermetismo de un secreto mal guardado, nos chivan que nunca se puede parar esa cuenta atrás a la cual damos la espalda, hasta que las arrugas corroan nuestro “nuevo” cuerpo, convirtiéndose en la pista para descifrar un delito en contra de la juventud, por el cual, demasiadas veces, hubiéramos querido pedir justicia.

“Love, Love, Love (II)” – Óleo, oxidación e incisión sobre placas de acero soldadas – © Sabatino Cersosimo

En definitiva este “Memento Mori” con el que el artista diluye el óleo que surca la superficie plateada de las obras, se convierte en un mensaje intergeneracional, que mezcla la añoranza con el arrepentimiento y nos induce a pensar en lo bueno que es poder estar pensando, en este mismo instante, siguiendo la partitura de una existencia cuyo fin llegará cuando tenga que llegar.

“Pintura Viva” es un susurro de compasión que se ensalza como un vendaval de ensueños truncados, pero también un homenaje a los que estuvieron en nuestras vidas y aquellos que vendrán, y precisamente esa es su vertiente más risueña y hay que buscarla en la necesidad de aprovechar toda circunstancia, reponiendo en ella nuestro optimismo y los anhelos que nos tenemos callados, acercándonos así, sin nada que perder, a esa línea sutil que Sabatino Cersosimo incide en el acero y se convierte en el umbral entre lo imaginario (la obra de arte) y lo real (el propio espectador).


«Pintura Viva»

Exposición individual de Sabatino Cersosimo
Comisario: Andrea Perissinotto

Galería THEREDOOM “Sala A B I E R T O”

Inauguración: Viernes 11 de MAYO de 2018

De 19 a 21 hrs

· ENTRADA GRATUITA ·

+ Información: info@andreaperissinotto.com
Tlf. (+34) 651 676 911 · (+34) 917 865 916
RRSS (FB · IG · TW)

Autor

Andrea Perissinotto
Andrea Perissinotto es un artista italiano y comisario independiente. Vive y trabaja en Madrid desde el 2007, donde ha realizado diferentes exposiciones tanto individuales como colectivas. Sus obras se encuentran en galerías de Madrid como en colecciones particulares y públicas de distintos países. Entre sus proyectos de comisariado destacan “Exposición N. 1 (acto primero)” en Matadero Madrid y “Day Use” para el proyecto de nuevos comisarios en ROOM ART FAIR #3. Desde enero de 2018 es director de la Galería THEREDOOM (C/ Doctor Fourquet 3, Madrid).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *