Pat Martino y su increíble historia en Clamores

Pat Martino y su increíble historia en Clamores

El virtuosismo se adquiere a través de un severo aprendizaje y además, y de eso estoy seguro, a través de un don prenatal, genético seguramente. El increíble caso de Pat Matino, uno de los más grandes guitarristas de jazz vivos es un ejemplo incuestionable. Su carrera profesional comienza a los 15 años y a partir de ahí no para; trabajó pronto en grupos,  liderados por Willis “Gator” Jackson, Red Holloway y por una serie de organistas como Don Patterson, Jimmy Smith, Jack McDuff, Richard “Groove” Holmes y Jimmy McGriff. Tras tocar con John Handy (1966), empezó a liderar sus propios grupos en sesiones demostrando interés en la vanguardia jazzística, el rock, el pop y las llamadas músicas del mundo, incorporándolas a su estilo hard bop.

Si por él hubiese sido no hubiera parado, pero a los 36 sufrió una grave operación provocada por un aneurisma y perdió la memoria y toda su capacidad musical. Olvidó todo, que era guitarrista profesional desde los 15 años, que había formado parte de bandas lideradas por los citados Red Holloway, Jimmy McCliff o Jimmy Smith, que había tenido sus propios grupos o que tenía discos editados con un sonido propio suyo, genuíno. Tras la operación comenzó a escuchar a sus “viejos amigos” (como él llama a sus antiguos trabajos) y a sacar los acordes como si no fueran suyos y así volvió a aprender a tocar la guitarra y a conseguir de nuevo ese sonido propio. Pat Martino volvió a nacer en 1980, y después de una nueva infancia de aprendizaje, en 1987 sacó un nuevo álbum: The Return, y regresó a la alineación de los grandes. Un caso verdaderamente impactante y admirable, de ahí que su forma de tocar y componer sea única y tremendamente vitalista.

18_PAT_MARTINO

Este monstruo de la escena llega a Madrid, Sala Clamores, de la mano de la Plataforma Cultura Inquieta el lunes, 11 de noviembre. Sobre el escenario estará acompañado por la percusión de Carmen Intorre Jr y Pat Bianchi al Hammond B3, un espectáculo de color musical inigualable y una oportunidad perfecta de asistir a la expresión más pura del arte del jazz, un tipo de jazz innovador y vanguardista, de doble calado, profundo y ligero, optimista y serio, juguetón y respetuoso…, una barbaridad.

Más abajo podéis ver el cartel y el tremendo vídeo de su actuación en 2002 en el Festival Umbria Jazz, un ejemplo de lo que pasará el lunes próximo en Clamores. Las entradas ya a la venta en www.ticketea.com. ¡Qué lo disfruten!

 

Pat Martino Cartel

Autor

Luis DelRoto
Autor e intérprete de canciones interesado en todo lo que se mueve alrededor del mundo de la creación artística, con especial devoción por el lenguaje musical, cualquiera que sea su fórmula o dirección. Sensible al cambio y a la tradición a partes iguales, es consciente de los rangos de calidad e importancia social de cada estilo y disciplina. Busca diferenciarse del modelo clásico de periodista especializado para sustituirlo por el de músico infiltrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *