NI HEMBRAS NI HOMBRES, HAMBRES.

NI HEMBRAS NI HOMBRES, HAMBRES.

“Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban; los malos estropean lo que roban, y los buenos lo convierten en algo mejor”.

T.S. Elliot

Pues, lo dicho por el gran Elliot: un buen poeta convierte la poesía en algo mejor.

Diego Mattaruco lo es. Y un poeta osado que ha transformado sus versos en una puesta en escena sorprendente, divertida, reflexiva y dinámica.

Teatro a través de la poesía o poesía a través del teatro. No sé donde está la rayita fina que lo delimita.

“Vamos, quita y quítate etiquetas. ¡No te acates etiquetas, no te acotes!” dice este juglar del verso en escena, mientras se mueve y dinamiza con lo mejor de los bufones. Porque Diego (El que en uno de sus juegos de palabras, que se ríe de si mismo, puede nombrarse a sí mismo con Ego: Di-Ego) es un magnifico actor bufonesco que canta, recita, actúa e implica al público, para hacer que su espectáculo transcienda a un mero recital poético, porque – ¡compruébenlo!- es mucho mas que eso.

Juglar del siglo XXI paseándose con su particular cantar de gesta por reflexiones sobre el sexo, los celos, la identidad o la comida, entre otras.

niHombres03-e1450800287139

Diego Mattarucco interpretando al piano en su espectáculo poético teatral “Ni hombres ni hembras, hambres”

Sobre todo, Bufón. Haciendo reír con ingenio, con las gracias o desgracias que nos acontecen de manera individual o como animales gregarios que somos. Riéndose de si mismo para que lo tomemos como espejo. Cantando acompañado de su piano, con ironía y buena voz.

Diego Mattarucco posee habilidad cómica y juegos verbales de gran destreza. Como aquellos personajes, en ocasiones enanos o deformes, que se atrevían a decir las cosas no permitidas ante los poderosos o burlarse de quien otros no osarían hacerlo.

Decían sobre los bufones que se les concedía el mérito de humanizar a los poderosos, reyes o grandes mandatarios, haciéndolos sentir como mortales durante el rato que ellos actuaban. Diego nos hace sentir participes de un acto de transformación, de únicos a colectivos, de mortales a divinos, de míseros a poderosos.

niHombre04-Gesto

Diego Mattaruco Juglar bufonesco del siglo XXI. Actor y poeta.

Y el bufón es dual. La dualidad de hombres y mujeres,de sexos o de etiquetas para intentar diferenciarnos. Pero ¿Somos diferentes? ¿Somos duales?

Con Diego Mattarucco no resolverán esa duda, porque no tiene ni un ápice de adoctrinamiento su “show bufonesco poético”, solo deja fluir y fluye para que los demás construyamos.

Se divertirán de lo lindo mientras participan con su intelecto, su emoción o su actuación en este espectáculo original, poético, musical. Teatral al fin y al cabo.

 

Titulo: Ni hembras ni hombres, hambres. / Interpretación, Texto: Diego Mattarucco / Dirección: Diego Bergier

Sala La Nao 8 C/Nao, 8

Jueves 20:00

 

(*) Asistí al acertado primer estreno en sala de teatro off de este juglar que antes se paseaba por tabernas y otras cuitas como un ring de poesía.

Ha sido el jueves 7 de enero en la Sala Nao 8.

 

Autor

Coral Igualador Poveda
Desde que me recuerdo me han gustado los actos de narración: teatro, literatura, cine... Me apasiona la narración, la psicología y la comunicación y por eso de los caminos no rectos, pero que conducen a lo mismo, acabe estudiando logopedia. He tenido la oportunidad de formarme y trabajar como consultora de comunicación, voz, teatro creatividad y desarrollo personal para diversas entidades y personas. También escribo guiones, obras de teatro, dirijo y actuó. Otra oportunidad que me ha brindado la vida es la de escribir sobre el teatro que se sigue vivo, eternamente vivo, y poder difundirlo.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *