Nanas del Insomnio. El Acto Íntimo más sofisticado de Santi Senso

Nanas del Insomnio. El Acto Íntimo más sofisticado de Santi Senso

En la imagen Santi Senso acuna a Ferran Fabá, en el rito de cantar «Nanas del imsonio» Foto Jesús Corbín

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Santi Senso nos presenta su nuevo Acto Íntimo: Nanas del insomnio. Santi canta sus nanas del insomnio magníficamente bien acompañado por Bastián Iglesias camuflado de Bob Marley, por el certero estilismo de Fede Pouso, en un Acto Íntimo con toda la esencia Senso pero con el glamur del cabaret.

Los Actos Íntimos de Santi son siempre una reunión sanadora para exorcizar el miedo, en este caso al insomnio. Ilumina ese momento del día en que nos despojamos de los uniformes y adornos que ocultan lo que realmente somos.

El ayer y el mañana son inasibles, dado que vivimos en un presente continuo en que se alternan de manera espontánea la manera de asimilar lo que nos pasa, a veces con la inocencia del niño, a veces con la experiencia del viejo. Ese es nuestro sino, porque nuestra constante es estar de paso, por lo tanto, de forma provisional.

El sueño repara y ordena lo vivido, por lo que el sueño puede ser placentero o una auténtica pesadilla. Y ese momento anterior en que nos adéntranos en el mundo onírico del sueño, nos puede acompañar ese amigo incómodo que es el insomnio. El insomnio y la noche son dos buenos aliados para forjar monstruos donde únicamente hay molinos. El desamor, la soledad y la muerte son los tres miedos ancestrales que nos hacen sentirnos, desde la cuna, huérfanos sin remedio ante tan feroz amenaza.

Con Nanas del insomnio, Santi pone luz a ese momento en que nos acercamos a más a lo que realmente somos. Ese momento en que nos quitamos la cota de maya que usamos para defender nuestra vulnerabilidad.

En la imagen Andrea Gonzalez y Santi Senso, en los Actos Íntimos se rompe la cuarta pared. Foto Jesús Corbín

En la imagen Andrea Gonzalez y Santi Senso, en los Actos Íntimos se rompe la cuarta pared. Foto Jesús Corbín

Santi, como todo artista quieren ser querido, y la evolución de sus Actos Íntimos ha pasado de zarandear al publico a acunarlo, logrando que quien acude a ver un Acto Íntimo se sienta partícipe del mismo.

El artista tiene los pies bien anclados en su tierra extremeña, y en sus Actos siempre se ha podido oler a tierra mojada y a campo, que son origen de vida por lo que alcanzan universalidad.

El trabajo de Santi Senso y Bastián Iglesias es espléndido. Ambos en la imagen de Jesus Corbín

El trabajo de Santi Senso y Bastián Iglesias es espléndido. Ambos en la imagen de Jesús Corbín

Nanas del Insomnio es el Acto Íntimo más sofisticado de Senso, con la ayuda de la música  Ismael Viñoly, recreada en directo por Bastián Iglesias, se crea una atmósfera sofisticada y vanguardista en que Santi se torna sensual, glamuroso y sofisticado para cantar las Nanas que protagonizan del Acto a ritmo de Pop-Rock.

El trabajo de Santi Senso y Bastián Iglesias es esplendido, como lo es la potente música de Viñoly, la acertada iluminación, el vestuario y la escenografía de Fede Pouso que contribuyen a crear la atmosfera adecuada para el Acto.

No se crean que este paso de Santi por el glamur, merma ni un ápice su esencia: tiene su momento para cantar el Duerme, duerme negrito o disfrazarse de un entrañable hombre de saco.

Santi Senso, un entrañable hombre del saco que intenta exorcizar los miedo de Alba Ramírez Foto de Jesús Corbin

Santi Senso, un entrañable hombre del saco que intenta exorcizar los miedo de Alba Ramírez Foto de Jesús Corbín

Título: Nanas del insomnio Elenco: Bastián Iglesias y Santi Senso Autor y director: Santi Senso Música: Ismael Viñoly Vestuario: Fede Pouso y con la participación de Arquímedes LLorens Escenografía: Fede  Pouso Compañía: Actos Íntimos

Nanas del insomnio se represento en El Umbral de Primavera -Madrid- Lavapiés

 

Santi Senso abandona el escenario. El Acto Íntimo: Nanas del Insomnio ha terminado Foto Jesús Corbín

Santi Senso abandona el escenario. El Acto Íntimo: Nanas del Insomnio ha terminado Foto Jesús Corbín

 

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *