Mulder, Moody, Duchovny.

Mulder, Moody, Duchovny.

Por NACHO CABANA

El éxito llama al éxito. O al menos facilita acceder a él. Cuando el hijo de un actor o cantante se queja de lo que pesa su apellido dan ganas de decirle que sin él, probablemente, jamás tendría acceso a los foros y cobertura mediática de que dispone por ser descendiente de determinado linaje.

Algo parecido ocurre cuando un actor decide probar suerte en el mundo de la música. De su talento dependerá, sin duda, su permanencia en éste y la sucesiva publicación de discos. Pero que tiene un buen lanzamiento asegurado es indudable por la única razón de que sus fans del mundo del cine o la tele irán a verle sobre un escenario haga lo que haga.

Probando nuevos territorios

Probando nuevos territorios

En España hay casos donde la carrera musical ha eclipsado la cinematográfica (Marlango y Leonor Watling) mientras que en USA ha habido tantos batacazos históricos (Don Johnson o Keanu Reeves) como interesantes aportaciones de tipos como Seth MacFarlane (el creador de Family guy y el mejor presentador en años de la gala de los óscares tiene dos nominaciones a los Grammy por sendos discos) o Jared Leto vocalista en sus ratos libres del grupo 30 seconds to mars.

Hank Moody

Hank Moody

El próximo día 14 sobre el escenario del Barts barcelonés y al día siguiente en el Joy Eslava madrileño tendremos nada menos que a David Duchovny, la estrella de Expediente X y de Californication presentando su primer disco Hell or highwater un año después de su publicación. Un trabajo con reminiscencias de Wilco o R.E.M en el que Hank Moody hace gala de una voz tan hosca como introvertida y oscura a lo largo de doce cortes que no esconden tampoco su deuda con el folk y el rock de raíces estadounidenses.

En palabras del actor devenido en músico: “grabar este disco ha sido un sueño hecho realidad, aunque nunca tuve la necesidad de hacerlo antes. Grabar estas canciones ha sido la expresión más verdadera que he sido capaz de conseguir y estoy emocionado por compartirlas con todos”.

Mulder

Mulder

El disco se abre con una guitarra acústica y la voz desnuda de Duchovny contando en Let it Rain la historia oculta tras una ruptura amorosa para luego dar paso, en 3000, a una oda pacifista. Rebuscando en el territorio de Johny Cash pero cruzando el camino de Eddie Vedder y Ryan Adams está Another Year mientras que When the Time Comes es donde Duchovny se expone completamente, mostrando la textura aterciopelada de su garganta.

Habrá que ir a escucharle aunque mucha gente a lo que vaya será a verle (e intentar hacerse una foto con él, pero me temo que eso estará reservado para los que compren la entrada VIP). Y de paso ver si a la salida le esperan Karen o Scully.

Más información aquí

Sígueme en Twitter @nachocabana

 

 

 

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *