María San Miguel dirige «Wasted», de la rapera, escritora y poeta inglesa Kate Tempest.

María San Miguel dirige «Wasted», de la rapera, escritora y poeta inglesa Kate Tempest.

En la imagen de Jesús Romero, los actores Javier Amann, Mariano Estudillo, y Nakarey  protagonistas de Wasted, de Kate Tempest, dirigida por María San Miguel.

 

«Pero también la vida nos sujeta porque precisamente no es como esperamos«

Jaime Gil de Biedma

 

 

Por Luis Muñoz Díez

 

Wasted, es una obra escrita por la rapera y poeta inglesa Kate Tempest, que nos llega bajo la dirección de María San Miguel. La propuesta, de entrada no cuenta nada que ya, no se haya dicho. En esta afirmación no hay ni queja, ni menosprecio, cada generación repite patrón con la indispensable creencia “adanista”, de que ellos serán diferentes, y nada será igual en su futuro, siguiendo el razonamiento de que: “nosotros sabemos cómo hacer las cosas, y jamás seremos tan dóciles ante el salvaje capitalismo, ni llegaremos a estar tan podridos”. Por lo que los creadores de cada momento, tienen que hacer llegar ese latido al público, de quien vive de una forma incontestable esa legítima creencia.

El tiempo no nos da la razón, y la sociedad nos absorbe, sin excesiva resistencia por nuestra parte, dado que desde la cuna somos reos de una sociedad consumista, y las necesidades reales o ficticias hay que cubrirlas, y para eso hay que trabajar.

Algunos se quedan en el camino, otros sufren el síndrome de Peter Pan, y se resisten a crecer, con dos salidas posibles: o encuentran a alguien que los adopte, y les haga el trabajo sucio, o continúan con su suma y sigue de inductores a paraísos artificiales, sin vuelta a atrás.

Si la legítima y cíclica creencia ya está contada. La forma en que lo hace María San Miguel no, Logra que llegue al público, fresca, directa, y poderosa como es la juventud aún no doblegada del todo de sus protagonistas, con una puesta en escena en que sitúa a los  personajes, en un espacio creado por Almudena Vello, provisto de cuerdas, bolsas y tres cajones, que los actores manipulan durante toda la función, abriendo y cerrando espacios, para se vistos o esconderse, guardando sus renuncias, su pasado, y sus emociones en los cajones. Bien arropados por la luz de Libe Aramburuzabala, y mecidos por el espacio sonoro de Zeltia Montes.

En la imagen de Jesús Romero, los actores Javier Amann, Mariano Estudillo, y Nakarey protagonistas de Wasted, de Kate Tempest, dirigida por María San Miguel.

En la imagen de Jesús Romero, los actores Javier Amann, Mariano Estudillo, y Nakarey protagonistas de Wasted, de Kate Tempest, dirigida por María San Miguel.

María San Miguel nos presenta a los cuatro personajes, exponiéndolos, sin hacer sangre, visualizando su desencanto, pero marcando su progresiva adaptación a un mundo inclemente, de hecho, Kate Tempest, la autora pone en boca de Edu, al que pone voy y gesto con acertado aplomo el actor Javier Amann, en un juego de equilibrio, en su proceso de integración. Edu comienza a disfruta, viendo aparcados dos coches del mismo color o saboreando con una simple taza de té, quizá en la vida no podamos aspirar a un estado de etérea felicidad, pero si ir sumando décimas de segundo de ella.

Daniel, nuestro Piter Pan particular, cree que únicamente llegara la felicidad, si llega a lo grande, cuando le llegue el éxito como músico, y todo sea perfecto, el actor Mariano Estudillo le da, un buen punto de desencanto, pero sin tragedia a su personaje. El tercer personaje es la chica de Daniel, que interpretan con coherencia la actriz Nakarey. La chica es profesora, y le asfixia el tener que fingir en las aulas, cuando su alma le pide, verter soflamas que tornen a sus alumnos en militantes anti sistema, tan pronto decide escapar cogiendo un avión, que la llevará lejos de sus contradicciones, pero al final la autora también la integra, dando un giro en su pensamiento, confía en que mejor que huir a un viaje a ninguna parte, puede ser útil siendo una buena docente.

Decía que la función tenía cuatro personajes, pero uno está ya muerto desde el inicio, los tres creen que él, sería quién lo habría hecho bien, pero por un momento se redimen, calibrando que ahora sería uno mas.

La puesta en escena de María San Miguel, es impecable, maneja los tiempos de cada personaje, sin dejarlos caer en ningún momento en el discurso fácil, lo que da como resultado una interpretación armónica de los actores, que transmiten sus renuncias, logrando despertar la empatía del público, que ese si que es un reto universal y atemporal. Mariano Estudillo, Javier Amann, y Nakarey lo logran, sin duda, y en de esta realidad, seguro que tiene mucho que ver María San Miguel.

En la imagen de Jesús Romero, María San Miguel directora de "Wasted" de Kate Tempest

En la imagen de Jesús Romero, María San Miguel directora de «Wasted» de Kate Tempest

 

Autor de la obra: Kate Tempest Dirección María San Miguel Reparto Mariano Estudillo, Javier Amann, y  Nakarey Escenografía Almudena Vello Idea original escenografía DAI2 Facultad de Arquitectura Universidad Politécnica de Madrid.Espacio sonoro Zeltia Montes Iluminación Libe Aramburuzabala, (La Cía de la Luz) Vestuario Almudena Vello Ayudante de dirección Alba Muñoz Fotografía Jesús Romero Comunicación Olga López Hidalgo Realización Alonso Valbuena/Marcos Vilariño Diseño gráfico Manuel del Moral Ventura, Bengoa Vázquez RRSS Jaime López-Dóriga, Marta Asensi Teaser Daniel Moreno García, Fernando Cuena, Jacobo Herrero, Cristina Márquez, Joan Soler y Carlos Barroso. Con la colaboración especial de BLACKPANDA. Dirección de producción Nakarey Fernández Sornes Una producción de Abre Tu Mente Producciones y Producciones en Crudo.

En cartel en Teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la villa -Madrid- más información de fechas horarios y venta de entradas aqui.

 

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *