Los héroes del mal, de Zoe Berriatúa

Los héroes del mal, de Zoe Berriatúa

Por Rubén Romero Sánchez

Tras casi diez años persiguiéndolo, el actor, guionista y director Zoe Berriatúa al fin ha conseguido levantar su primer proyecto largo, Los héroes del mal. Pocas obras en España han sido tan personales, tan valientes y tan arriesgadas como esta propuesta que cuenta la historia de tres adolescentes (enorme el descubrimiento de Emilio Palacios) que se adentran en los caminos de la violencia hasta que la violencia acaba por atropellarlos.

Los_h_roes_del_mal-328297218-large

Los héroes del mal (2015)

La película se presenta con forma de thriller, pero es una drama social pausado, profundo, que no se interroga sobre el origen de la violencia sino que la expone, sin concesiones, sin coartadas, con un director que vuelca todos sus fantasmas y todo su corazón en cada plano, que asume el riesgo de no medir a veces, que se lanza al vacío y no se esconde en la autoindulgencia de muchos de nuestros directores más veteranos.

Zoe Berriatúa coloca a unos chavales absolutamente desarraigados en un mundo que no les ofrece ninguna alternativa a la frustración que sienten. A través de la acertada ausencia de pasado y de familias en toda la película, que consigue que el espectador atienda tan solo al drama personal que se desarrolla entre los tres protagonistas y no a los motivos que pudieran subyacer en la conducta de cada uno, el director huye de las explicaciones y de la denuncia para arrojar un pedazo de vida en crudo a la pantalla, y lo envuelve en una banda sonora donde prevalecen los compositores rusos del siglo XX,  y que a veces funciona como extrañamiento y a veces busca el distanciamiento, y donde destaca el lamento de Dido de la ópera de Purcell, una música que, a la manera de Kubrick en La naranja mecánica, se hace incómoda a veces, actúa como elemento que subraya la aridez de la imagen, comprime la poética incomodidad de la propuesta.

Muy acertada también es la primera secuencia en la que los alumnos entran en clase y, mediante un travelling, el director construye una escena mezcla de cine mudo y comedia musical de la Metro, que opera desde la ironía, desde el guiño cómplice.

Los héroes del mal

Los héroes del mal

Como el primer Cassavetes, Zoe Berriatúa consigue extraer poesía de los pocos medios de que dispone, convirtiendo una película de alma humilde en una arrebatadora historia donde las destrezas formales son parte del discurso.

Gran película, que no busca contentar sino mostrar, que no busca el aplauso sino el desahogo; película necesaria en tiempos en que el cine, más que nunca, debe ser un medio de expresión artística y no un simple negocio.

Autor

Rubén Romero Sánchez
Rubén Romero Sánchez (Madrid, 1978) es licenciado en Humanidades (2000) y en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada (2002), y ha realizado cursos de Doctorado en Literatura Española. Ha publicado los poemarios La Luna lleva tu nombre tatuado (2001), Lo que importa (plaquette, 2002), El mal hombre (2012), Cuando los dioses no existían (plaquette, 2013) e Historia de la locura (2017), además de las novelas La tristeza (2014) y Ayer no fue la vida (2018), y ha sido recogido en diversas antologías de poesía y narrativa, como Vigilia Poética, del Centro de Poesía José Hierro (2003), Breviario de Relatos (2006), Antología del beso (2009), Ida y vuelta (2011) Voces del Extremo (2013) o Antología de poesía Netwriters (2014). Ha participado asimismo en el libro colectivo Vivir el cine: 120 películas que no podrás olvidar (2013), ha dirigido la sección de cine de la web cultural Culturamas, y ha sido presentador de las tertulias de cine de Periodista Digital TV. Escribe, además, en diversos periódicos y revistas sobre literatura, cine y ópera. Ha presentado numerosos actos culturales e impartido conferencias en la Academia de Cine, el Ateneo de Madrid, la Asociación de Escritores Españoles y diversas universidades. Ha sido editor en Ártese quien pueda Ediciones. Su obra ha sido traducida al árabe, ruso y portugués.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *