Los días que vendrán, de Carlos Marqués-Marcet

Los días que vendrán, de Carlos Marqués-Marcet

El director Carlos Marqués-Marcet se ha convertido en un retratista de las relaciones sentimentales en la segunda década del siglo XXI. 10.000 Kmsu ópera prima, analizaba los problemas que surgen entre dos amantes cuando tienen que afrontar las separaciones durante un largo periodo de tiempo, mientras que Tierra firme, su segundo largometraje, abordaba la paternidad y las nuevas familias alejadas de las formas tradicionales. Los días que vendrán cierra la trilogía al tratar cómo cambia la vida de una pareja heterosexual cuando esperan la llegada de su primogénito.

El cineasta catalán vuelve a mostrar una extraña habilidad para reflejar la intimidad entre sus dos protagonistas. Una cámara que no se despega de ellos y una sabia dirección de actores parecen ser los elementos clave de su particular estilo. A ello se unen unos diálogos espléndidos que nunca caen en lo banal, pero que huyen también del tono sentencioso tan habitual en cierto cine español que aspira a ser trascendente. Por otra parte, Marqués-Marcet sabe modular su narración, que bascula entre el drama y la comedia sin que su particular cóctel rechine en ningún momento.

Quizá gran parte de los méritos del filme se encuentren en que Los días que vendrán se basa en la experiencia como padres de sus dos protagonistas principales: David Verdaguer, un habitual en los trabajos del director, y su pareja, la también actriz María Rodríguez Soto. Ambos han vivido el proceso de paternidad a la vez que sus personajes, aunque la película se separa de la vida real de los intérpretes, que encarnan a dos personas alejadas del mundo artístico en el que ellos se mueven habitualmente. Curiosamente, la complicidad entre ambos es lo que enriquece una película que respira verdad en cada cuadro. A ello contribuye la inclusión del vídeo casero del nacimiento María Rodriguez Soto, que sirve como contrapunto a su propia vivencia como embarazada.

Por si fuera poco, como ya ocurriera en sus trabajos previos, el director deja constancia del tiempo de cambio que le ha tocado vivir, donde los roles de género tradicionales no parecen totalmente superados y los muchos problemas de todo tipo hacen más difícil si cabe la decisión de convertirse en progenitores.

Sin palabras altisonantes y con un tono acertadamente cotidiano, Los días que vendrán se convierte por derecho propio en una de las mejores producciones españolas de 2019. Se entiende perfectamente que haya sido la triunfadora del Festival de Málaga, donde logró la Biznaga de Oro a la Mejor Película, entre otros premios.

Autor

Julio Vallejo Herán creció queriendo ser un héroe Marvel. Sin embargo, las películas, los libros y la música se cruzaron en su camino y, desde entonces, se fijó como meta escribir de asuntos más o menos culturales. Licenciado en Periodismo y Experto en Comunicación y Arte por la Universidad Complutense de Madrid, ha desarrollado su labor como comunicador y crítico en medios como Televisión Española, Europa Press Televisión, Lainformacion.com, Cine para leer, Tendencias Magazine, AB Magazine, Coveritmedia, Pasionporelcine.es, Freek Magazine, Verano Complutense, Supernovapop.com, Macguffin, Muchoruido.com, Basecine.net, Muzikalia.com, Cine 5 Estrellas (www.cine5x.com), Avant Press, Cinema Ad Hoc y Notasdecine.es.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *